Los países de la UE podrán, temporalmente y con condiciones, recapitalizar empresas con dinero público

EFE/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) anunció este viernes que permitirá temporalmente, y con condiciones, que los países de la Unión Europea (UE) recapitalicen con dinero público aquellas empresas gravemente afectadas por la pandemia del coronavirus o que las apoyen con deuda subordinada.

Esa decisión supone una nueva ampliación del Marco Temporal de Ayudas de Estado, puesto en marcha a raíz del brote de COVID-19 para facilitar que los Gobiernos proporcionen ayuda urgente a las compañías en dificultades.

De todas formas, Bruselas subrayó en un comunicado que la recapitalización pública solo debería tener lugar “si no hay otra solución adecuada disponible”, y añadió que la intervención debe servir para evitar pérdidas “significativas” de empleo, la salida del mercado de una empresa innovadora o de importancia sistémica o que un servicio “importante” quede afectado.

La ayuda deberá limitarse a lo necesario para hacer posible la viabilidad de la compañía y para restablecer la estructura de capital que tenía antes de la pandemia.

Sobre la entrada del Estado en el capital de las empresas, la CE indicó que dicho Estado debe ser “suficientemente remunerado” por los riesgos que asume con la recapitalización.

Además, se debe incentivar que las empresas beneficiadas y sus propietarios recompren las acciones adquiridas por el Estado “para garantizar la naturaleza temporal” de la intervención estatal.

De hecho, la Comisión obliga a los beneficiarios y los países a desarrollar estrategias de salida del Estado de las compañías que apoye.

En ese sentido, el Ejecutivo comunitario recalcó que si seis años después de la recapitalización de una compañía que cotiza en bolsa, o siete años después en los demás casos, la retirada del Estado está en duda, se deberá enviar a la CE un plan de reestructuración de la firma.

Asimismo, hasta que el Estado haya salido del capital, las compañías no podrán dar dividendos ni recomprar acciones. Igualmente, hasta que no se haya reembolsado al menos el 75 % de la recapitalización, se impondrán “estrictos límites a la remuneración” de los directivos, incluida la prohibición de pagar primas.

Las firmas tampoco podrán utilizar la ayuda para respaldar las actividades económicas de empresas integradas que atravesaban dificultades antes del 31 de diciembre de 2019.

Del mismo modo, hasta que al menos el 75 % de la recapitalización se haya reembolsado, las compañías, salvo pymes, no podrían “en principio” adquirir participaciones superiores al 10 % de empresas competidoras.

Si la recapitalización se realiza en el marco de un régimen de ayudas, los Estados miembros tienen que publicar la identidad de las empresas beneficiadas y la cantidad de dinero público recibido en un periodo máximo de tres meses desde la mencionada recapitalización.

Los beneficiarios que no sean pymes deben publicar información sobre el uso de la ayuda conseguida, incluidos datos sobre cómo el apoyo público contribuye a la transformación digital de la empresa y a que sea más respetuosa con el medio ambiente.

Deuda y ayudas de Estado, dos cuestiones que pueden distorsionar el mercado interior

Madrid (EuroEFE).- Futuras tensiones en el mercado de deuda o la desigualdad entre los diferentes Estados miembros de la UE en la concesión de ayudas de Estado son dos de los problemas a los que puede enfrentarse la gestión económica …

 

Junto a las recapitalizaciones públicas, Bruselas permitirá de forma temporal ayudas estatales en forma de deuda subordinada en condiciones favorables.

Los tenedores de deuda subordinada son los segundos, después de los accionistas, que tienen que asumir pérdidas si una empresa quiebra. La deuda subordinada, al no estar garantizada, tiene por tanto intereses superiores a los de la deuda sénior o de los bonos garantizados.

La mayoría de medidas temporales que el Ejecutivo comunitario ha aprobado para permitir que los Estados puedan apoyar sus empresas durante la pandemia estará en vigor hasta final de 2020.

Sin embargo, en el caso de las recapitalizaciones el periodo se ha extendido hasta junio de 2021.

No obstante, la CE analizará antes de esas fechas si es necesario prolongar las medidas.

Editado por Miriam Burgués