Los presupuestos para 2021 que España ha enviado a Bruselas incluyen alza del IVA de refrescos al 21 %

Las ministras españolas de Hacienda, María Jesús Montero, y Asuntos Económicos, Nadia Calviño. EFE/ARCHIVO

Madrid (EuroEFE).- El Gobierno de España va a incluir en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 la subida del IVA de las bebidas azucaradas del 10 al 21 %, según consta en el plan presupuestario remitido este jueves a Bruselas.

Esta medida, cuyo objetivo es favorecer “hábitos más saludables”, se sumará a otros cambios fiscales ya conocidos, como la entrada en vigor de los nuevos impuestos digital y financiero, la creación del impuesto sobre envases de plástico de un solo uso -que ya ha superado el trámite de información pública- o las medidas incluidas en el proyecto de ley frente al fraude fiscal aprobado esta semana.

El impacto estimado del conjunto de medidas fiscales se sitúa en 6.847 millones de euros (más de 8.000 millones de dólares) en 2021 y en 2.323 millones (unos 2.700 millones de dólares) en 2022 en criterio de caja, según consta en el plan.

Los países de la Unión Europea disponían hasta este jueves para enviar al Ejecutivo comunitario sus planes presupuestarios para el próximo año.

El Ejecutivo español se compromete a revalorizar las pensiones el año que viene con la inflación prevista, lo que podría dar lugar a una subida del 0,9 % -igual a la de 2020- si se toma como referencia el deflactor del PIB para 2021 incluido en el cuadro macro.

El documento contempla que la ratio de ingresos sobre el PIB se sitúe en 2021 en el 40,3 %, frente al 41,7 % de 2020, un descenso que se explica por el mayor aumento del PIB el próximo año, ya que en términos absolutos los ingresos en 2021 se incrementarán en 33.447 millones de euros (39.147 millones de dólares).

La subida de los ingresos públicos se debe a la mejora de la economía y la actividad y, en menor medida, a las medidas fiscales que se aplicarán a partir del próximo ejercicio.

Pensiones, permiso de paternidad e ingreso mínimo vital

El plan recoge medidas de gasto como la revalorización de las pensiones en 2021 según la inflación prevista, el aumento gradual del permiso de paternidad de 12 a 16 semanas o la consolidación del Ingreso Mínimo Vital puesto en marcha a mediados de 2020 para paliar los efectos del coronavirus.

Hacienda recuerda que los presupuestos de 2021 incluirán 25.000 millones de transferencias del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE y 2.436 millones del programa REACT-EU que se destinan al Ministerio de Sanidad para repartirlo después entre los territorios para la adquisición de vacunas, reforzar la atención primaria o renovar el material y equipamiento sanitario.

Al respecto, señala que los fondos europeos incrementan el techo de gasto, pero no tienen impacto en el déficit público porque se reconocen como un ingreso.

Bajada del déficit

El documento recoge que el déficit en 2021 se situará en una tasa de referencia del 7,7 % del PIB, lo que supone uno de los mayores descensos de la serie con una caída de 3,6 puntos respecto al dato récord que se registrará en 2020.

Como adelantó la ministra española de Hacienda, María Jesús Montero, el Estado aprobará unas transferencias extraordinarias de 18.396 millones de euros para la Seguridad Social y de 13.486 millones para las Comunidades Autónomas (gobiernos regionales) con vistas a reducir el déficit de estos subsectores.

De esta forma, la tasa de referencia final de la Administración Central será del 5,2 %, la de las autonomías del 1,1 %, la de la Seguridad Social del 1,3 % y la de las entidades locales del 0,1 %

La tasa de paro se reducirá hasta el 16,3 % el año que viene, frente al 17,1 % previsto para el cierre de 2020.

Editado por Miriam Burgués