Malos datos del empleo en la UE, recesión en Alemania y números rojos en Airbus

Un técnico trabaja con productos de la marca VARTA en la planta de Johnson Controls en Hannover (Alemania). EFE/Peter Steffen/Archivo

Bruselas/Berlín/París (EuroEFE).- El desempleo siguió subiendo en junio en la eurozona y en el conjunto de la Unión Europea (UE) pese al desconfinamiento. Mientras, el PIB alemán experimentó en el segundo trimestre del año una caída récord del 10,1 % y el grupo europeo Airbus pasó a números rojos en la primera mitad del ejercicio, con pérdidas de 1.919 millones de euros.

La tasa de desempleo en la eurozona creció una décima durante junio con respecto a mayo hasta situarse en el 7,8 %, mientras que en el conjunto de la UE el incremento también fue de una décima y alcanzó el 7,1 %, según informó este jueves la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

La oficina destacó que estos datos se dan durante el mes en que empezaron a levantarse las medidas de confinamiento por el coronavirus en la mayoría de los Estados miembros.

En términos interanuales, el desempleo ascendió tres décimas en los diecinueve países que comparten el euro y subió cinco en los Veintisiete.

Eurostat estimó que 15,023 millones de personas estaban desempleadas en el club comunitario durante junio de 2020, de las cuales 12,685 millones se encontraban en el área de la moneda compartida.

Frente a mayo de este mismo año, el número de parados creció en 281.000 individuos en la UE, de los cuales 203.000 residían en la eurozona.

Entre los países de los que Eurostat publicó datos este jueves, los mayores aumentos mensuales del desempleo en junio se produjeron en Suecia (1,3 puntos más, hasta el 9,3 %), Portugal (1,1 puntos, hasta el 7 %), Holanda (0,7 puntos, hasta el 4,3 %) e Italia (0,5 puntos, hasta el 8,8 %).

En términos interanuales, las principales alzas en junio tuvieron lugar en Letonia (3,7 puntos más, hasta el 10,1 %), Lituania (3,2 puntos, hasta el 9,4 %), Chipre (2,6 puntos, hasta el 9,8 %), Suecia (2,5 puntos, hasta el 9,3 %), Croacia (2,2 puntos, hasta el 8,8 %) y Luxemburgo (2 puntos, hasta el 7,7 %).

Por lo que a España se refiere, el paro subió dos décimas durante junio con respecto a mayo y se ubicó en el 15,6 %. Si se realiza la comparación interanual con el sexto mes de 2019, el país anotó un aumento de 1,4 puntos.

El BCE dice que la regulación temporal ha frenado el alza del paro

Según el Banco Central Europeo (BCE), los programas de regulación temporal de empleo en la zona del euro han frenado el aumento del paro como consecuencia de la crisis del covid-19 y pueden ayudar a que el mercado laboral se recupere con más rapidez.

Pero el BCE prevé que no todos los trabajadores acogidos a estos programas puedan volver a sus empleos anteriores y por ello espera “un nuevo aumento del desempleo en la zona del euro en el corto plazo”.

“El uso generalizado de programas de regulación temporal de empleo en la zona del euro es uno de los principales factores que explican la tímida respuesta inmediata a la crisis del covid-19 observada, en general, en el mercado de trabajo”, dice el BCE en su boletín económico, publicado hoy.

“Todos los países de la zona han introducido programas de regulación temporal de empleo que han logrado limitar los despidos, sostener las rentas y facilitar la reducción efectiva de los costes salariales de las empresas”, apostilla el BCE.

Estos programas han desempeñado un papel importante para ayudar a las empresas a reducir sus necesidades de liquidez y les ha permitido reanudar la actividad con mayor rapidez tras el período de confinamiento manteniendo intacta la relación laboral durante ese período.

El BCE dice que “el número de trabajadores sujetos a programas de regulación temporal de empleo en los países de la zona del euro carece de precedentes”.

Han sido 10,6 millones de empleados en Alemania (el 26 % del total de trabajadores del país), 12 millones en Francia (el 47 %), 8,1 millones en Italia (el 42 %), 3,9 millones en España (el 23 %) y 1,7 millones en los Países Bajos (el 21 %), según las solicitudes de las empresas para acogerse a estos programas.

“Si se tiene en cuenta el número de trabajadores acogidos a programas de regulación temporal de empleo, la tasa de paro en la zona del euro se habría situado en niveles mucho más elevados”, según el BCE.

Los programas de regulación temporal de empleo sostienen el empleo y limitan el incremento de la tasa de paro en la zona del euro.

“Estas medidas pueden contribuir a que el mercado de trabajo se recupere con más rapidez, ya que permiten que las empresas y los trabajadores reanuden su actividad sin el largo y costoso proceso de búsqueda y de emparejamiento que tendría que llevarse a cabo si la relación laboral hubiese cesado”, considera el BCE.

Alemania ante la recesión más fuerte de la postguerra

Por otro lado, el producto interior bruto (PIB) alemán tuvo en el segundo trimestre del año una caída del 10,1 por ciento, la más fuerte desde que se comenzó a registrar este dato en el país en 1970, informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

La fuerte caída es atribuida a los efectos del coronavirus tanto en la demanda interna alemana como en las exportaciones.

Destatis indicó que la caída fue más del doble de la más alta registrada durante la crisis financiera y económica de 2008 y 2009; en el primer trimestre del año el PIB alemán cayó un 2,2 por ciento con respecto al último trimestre de 2019.

Entre abril y junio tanto las exportaciones como las importaciones tuvieron una fuerte caída, lo mismo que la demanda interna y las inversiones en equipo

Con respecto al segundo trimestre de 2019 la caída del PIB fue del 11,7 por ciento, una bajada más fuerte que todas las registradas durante la crisis financiera y económica.

La caída interanual más fuerte había sido del 7,9 por ciento en el segundo trimestre de 2009. La baja trimestral más fuerte se había dado en el primer trimestre de ese mismo año con un 4,7 por ciento.

La baja del PIB ha sido más fuerte que la pronosticada por la mayoría de los economistas, que calculaban una caída del 9 por ciento.

“Ahora es oficial, estamos ante la recesión del siglo. Lo que no habían logrado ni los ‘crash’ bursátiles ni la crisis del petróleo lo ha conseguido un ser diminuto de 160 nanometros de tamaño llamado corona”, dijo el economista del Dekabank Andreas Scheurle.

Thomas Gitzel, economista jefe del VP Bank Group, considera que los datos conocidos hoy tendrán “un lugar seguro en la historia”.

“Normalmente algo así solo ocurre en tiempos de guerra. Sin embargo son cifras que ya son cosa del pasado”, dijo.

Los expertos esperan que en el tercer trimestre se inicie un proceso de recuperación y el Instituto Alemán de Estudios Económicos (DIW) de Berlín, por ejemplo, pronostica un crecimiento de en torno al 3 por ciento.

Alemania acuerda un plan de reactivación de 130.000 millones de euros

Berlín (EuroEFE).- Los socios de la gran coalición alemana acordaron este miércoles un plan de reactivación de la economía post-pandemia de un volumen de 130.000 millones de euros para apoyar a las familias, los gobiernos locales y que prevé una reducción …

 

Airbus pasa a números rojos

El hundimiento de la actividad aérea por la crisis del coronavirus marcó los resultados de Airbus del primer semestre, en el que pasó a números rojos y perdió 1.919 millones de euros, con mucha incertidumbre a corto plazo y expectativas de una recuperación lenta.

Las pérdidas de la primera mitad del ejercicio anunciadas por el grupo europeo este jueves, que integran cargos por 900 millones de euros relacionados con la COVID-19, se pueden comparar con los 1.197 millones de beneficios que había conseguido en el mismo periodo de 2019, pero no son tan dramáticos como los 3.004 millones de dólares negativos que ha tenido que encajar su rival estadounidense Boeing.

El resultado neto operativo (Ebit) ajustado consolidado de Airbus, un indicador que excluye elementos no recurrentes, cayó hasta los 945 millones negativos, frente a los 2.093 millones positivos en los seis primeros meses de 2019.

Eso refleja, sobre todo, el hundimiento de las entregas de aviones comerciales porque las compañías aéreas no han querido integrar nuevos aparatos a sus flotas cuando las tenían prácticamente en su totalidad en tierra bloqueadas por la pandemia.

El fabricante europeo entregó entre enero y junio 196 unidades, frente a los 389 del primer semestre del pasado año. Hasta finales de junio, se habían quedado pendientes de entrega unos 145 aparatos. Y la paralización de la actividad ha tenido igualmente un efecto directo en los nuevos encargos.

Es verdad que los 298 pedidos del primer semestre no desmerecen, teniendo en cuenta que habían sido 88 en el periodo equivalente de 2019, pero hay que observar cómo se repartieron en el tiempo, y ver que en el segundo trimestre no hubo más que 8.

La facturación semestral globalmente sufrió un bajón del 39 %, hasta 18.948 millones de euros, lo que refleja el vuelco en el negocio de los aviones comerciales, el principal para Airbus, con un descalabro del 48 %, a 12.533 millones.

La bajada fue mucho más contenida en la división de helicópteros (2 % a 2.333 millones) y en las actividades espaciales y de defensa (9 % a 4.551 millones).

Ante la actitud de las aerolíneas, reacias a recibir nuevos aviones cuando no pueden siquiera poner en servicio los que ya componen sus flotas, Airbus en abril anunció que iba a reducir su cadencia de producción un tercio. Este jueves presentó un ligero ajuste en el ritmo de ensamblaje de su modelo A350, que pasa de seis a cinco unidades al mes “por el momento”.

Para hacer frente a ese giro del mercado, hace ahora un mes también manifestó su intención de suprimir 15.000 empleos en todo el mundo, lo que representaría más del 11 % de su plantilla mundial.

Airbus anuncia un plan de recortes "sin precedentes" de 15.000 empleos

París (EuroEFE).- El gigante aeronáutico europeo Airbus anunció este martes un plan de recortes que ejecutará de aquí a un año y que supondrá la supresión de 15.000 empleos en todo el mundo, 900 de ellos en España, una medida …

Editado por Miriam Burgués