Más de 14 millones de personas estaban desempleadas en la UE en abril

Una oficina de desempleo en España.EFE/JuanJo Martín

Bruselas (EuroEFE).- Un total de 14,079 millones de personas estaban desempleados en la Unión Europea en abril de 2020, de los que 11,919 millones se encontraban en la eurozona, según la estadística publicada este miércoles por Eurostat. Frente a marzo del mismo año, el número de personas paradas creció en 397.000 personas en la UE y en 211.000 en la eurozona.

Así, la tasa de desempleo de la eurozona aumentó dos décimas, hasta el 7,3 %, entre marzo y abril, el segundo mes en el que la mayoría de socios aplicaron medidas de contención frente a la pandemia de coronavirus. En el conjunto de la Unión Europea (UE), el incremento en abril también fue de dos décimas y el indicador llegó al 6,6 %.

Eurostat explicó que los datos publicados este miércoles se basan en los criterios que sigue la Organización Internacional del Trabajo, según los cuales una persona desempleada es un individuo sin trabajo que ha buscado un puesto laboral de forma activa en las últimas cuatro semanas y puede empezar a trabajar en las siguientes dos semanas.

Eurostat admitió que las medidas de confinamiento han provocado un importante aumento en las solicitudes de ayudas al desempleo en la UE.

Sin embargo, añadió que “una parte significativa” de las personas que se han apuntado a las listas del paro no están buscando de manera activa trabajo debido a las cuarentenas aplicadas en los Estados miembros o a que tienen que ocuparse de sus hijos y no pueden trabajar por ese motivo.

Por tanto, la oficina de estadística comunitaria asumió que esa situación conduce a discrepancias entre las personas registradas en las oficinas del paro y las que se consideran desempleadas según el criterio de la Organización Internacional del Trabajo, el estándar que ha seguido Eurostat para presentar los datos.

En España, la subida mensual e interanual del desempleo fue de seis décimas en abril, por debajo de los mayores aumentos de la tasa registrados en los diecinueve países del euro y en los Veintisiete.

Con todo, la tasa de paro española, del 14,8 % en el cuarto mes de 2020, fue la mayor entre los países de los que Eurostat dio datos para el mes de abril.

Por Estados miembros, los mayores aumentos mensuales del paro entre marzo y abril se produjeron en Chipre (2,2 puntos más, hasta el 8,9 %), Lituania (2 puntos, hasta el 8,6 %), Bulgaria (1,7 puntos, hasta el 6,2 %), Letonia (1,6 puntos, hasta el 9 %), Croacia (1,3 puntos, hasta el 8,1 %) y Francia (1,1 puntos, hasta el 8,7 %).

En Alemania, principal economía del bloque comunitario, el indicador permaneció estable en el 3,5 %, mientras que en Italia descendió 1,7 puntos y se ubicó en el 6,3 %.

En el conjunto de la UE, entre abril de 2019 y 2020 se registró una bajada del desempleo de dos décimas porcentuales, en tanto que en el área del euro el descenso fue de tres décimas.

En cuanto al paro juvenil, 2,776 millones de menores de 25 años no tenían trabajo en la UE en abril, de los cuales 2,239 millones residían en la eurozona.

Por tanto, la tasa de desempleo entre los jóvenes creció siete décimas entre marzo y abril en los diecinueve países que comparten el euro, hasta llegar al 15,8 %, y ocho décimas en toda la Unión, hasta el 15,4 %.

Comparado con el tercer mes de 2020, el desempleo juvenil subió en 159.000 personas en los Veintisiete y en 89.000 en el área de la moneda única.

España, con la mayor tasa de desempleo juvenil entre los Estados miembros de los que Eurostat publicó datos de abril, el indicador experimentó una subida mensual de ocho décimas, mientras que en términos interanuales el crecimiento fue de dos décimas, hasta el 33,2 %.

Por géneros, la tasa de paro entre las mujeres de la Unión Europea pasó del 6,7 % al 6,8 % en abril, un incremento menor al anotado entre los hombres, que avanzó tres décimas porcentuales, del 6,1 % al 6,4 %.

Por lo que a la eurozona se refiere, el indicador para las mujeres permaneció estable en el 7,6 % y creció dos décimas para los hombres, del 6,8 % al 7 %.

En España, la tasa creció cinco décimas en ambos géneros, pero sigue siendo más elevada entre las mujeres (16,5 %) que entre los hombres (13,3 %).

Una peluquera trabaja con una mascarilla en Oviedo. EFE/J.L. Cereijido

Alemania aumenta número de parados en casi medio millón, según la Oficina Federal de Empleo

Alemania aumentó su número de parados en casi medio millón de personas en los dos últimos meses coincidiendo con las medidas de confinamiento derivadas de la pandemia del coronavirus y situó su índice de desempleo a cierre de mayo en el 6,1 %, tres décimas más que en abril.

Según los datos difundidos hoy por la Oficina Federal de Empleo (BA), el número de desempleados creció hasta los 2,8 millones de personas en mayo, 170.000 desempleados más, mientras que en abril el paro ya creció en 309.000 personas.

En el último año, el número de parados en Alemania se elevó en unas 577.000 personas.

La BA atribuye esos datos a los efectos de la pandemia y el parón en la vida económica en el mercado laboral, a pesar de que muchos sectores industriales, incluido el comercio, reanudaron en las últimas semanas su actividad.

“La demanda de empleo sigue en retroceso”, indicó el presidente de la BA, Detlef Scheele, a través de un comunicado.

El aumento del número de desempleados fue, sin embargo, menor que el registrado en abril respecto a marzo, con un incremento de 0,9 décimas. Entonces el incremento mensual fue de 373.000 personas o de 415.000 a efectos interanuales.

El anuncio del dato de paro de mayo se conoce el mismo día en el que la gran coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, busca consensuar un plan de reactivación económica pospandemia, con un volumen de hasta 100.000 millones de euros, ante la perspectiva de una recesión histórica y de sacudidas en su hasta ahora sólido mercado laboral.

En medios alemanes se da por hecho que el presupuesto adicional de 156.000 millones de euros aprobado el pasado marzo, al inicio de la pandemia, podría no ser suficiente. Se baraja un nuevo paquete de volumen algo menor, que se situaría entre los 80.000 y los 100.000 millones de euros, según cifras de la ARD, primera cadena nacional.

Alemania renunció ya con ese primer paquete adicional al dogma del déficit cero que durante años marcó la línea presupuestaria de Berlín.

Los últimos pronósticos oficiales indican que el producto interior bruto (PIB) alemán podría contraerse en 2020 un 6,3 %.

La paralización parcial de la actividad industrial y comercial, durante semanas, ha hecho mella en el mercado laboral: unos 7,3 millones de empleados estaban en mayo en régimen de jornada reducida -“Kurzarbeit”-, fórmula creada para impedir despidos masivos.

Son seis millones más que en ese mismo mes de 2009 -el año en que la crisis global provocó una contracción de 5,3 % del PIB alemán.