Nueva comisaria en la CE y retoques en el área económica: Bruselas no quiere precipitarse con las reglas fiscales

Von der Leyen

Von der Leyen, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La irlandesa Mairead McGuinness, vicepresidenta primera del Parlamento Europeo, fue designada este martes como nueva comisaria europea en sustitución de Phil Hogan, que dimitió como responsable comunitario de Comercio a finales de agosto por incumplir normas contra la COVID-19. Por otro lado, Bruselas aseguró que no quiere precipitarse al reactivar las normas de disciplina fiscal.

El cambio de sillas en el Ejecutivo comunitario, anunciado este martes por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, implica también una pequeña remodelación de carteras en la Comisión, de forma que el actual vicepresidente ejecutivo de la CE para el área económica, Valdis Dombrovskis, asumirá el área Comercio.

El exprimer ministro de Letonia, que había asumido la cartera de Hogan de forma interina a la espera de su sustitución, “seguirá siendo el representante de la Comisión en el Eurogrupo, junto con el Comisario (de Economía, Paolo) Gentiloni”, dijo Von der Leyen en una declaración en la que no aceptó preguntas.

McGuinness, que se impuso al otro aspirante propuesto por Dublín, el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) Andrew McDowell, se encargará de la cartera de Servicios Financieros, Estabilidad Financiera y Unión de Mercados de Capitales.

La presidenta de la Comisión señaló que McGuinness, de 61 años, conservadora y periodista antes que política, tiene “experiencia política significativa en la UE, habiendo sido eurodiputada desde 2004”.

La consideró “crucial para llevar hacia delante la agenda política del sector financiero de la UE, garantizando la fuerza y el respaldo de la Comisión en una prioridad clave, especialmente en la transición verde y digital”.

Su llegada al Ejecutivo comunitario acerca un poco más a la realidad la promesa de Von der Leyen de configurar un equipo paritario, de forma que actualmente hay 14 hombres y 13 mujeres, incluyendo a la presidenta.

El conservador Hogan, experimentado comisario de 60 años, había asumido el puesto de comisario de Comercio cuando Von der Leyen llegó a la presidencia de la Comisión el 1 de diciembre de 2019, tras haber servido como responsable de Agricultura durante el mandato de su predecesor, Jean-Claude Juncker (2014-2019) y después de haber ejercido como ministro de Medioambiente de Irlanda (2011-2014).

Respetado en Bruselas por su trayectoria, tuvo que dimitir al verse salpicado por una polémica en Irlanda porque asistió a una cena con decenas de personas en un club de golf y no respetó las restricciones a la movilidad impuestas para frenar la pandemia de coronavirus en ese país.

Dimite Phil Hogan, comisario europeo de Comercio, acusado de incumplir las normas sanitarias anti-Covid

Dublín/Bruselas (EuroEFE).- El comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, ha decidido dimitir tras haber sido acusado de incumplir las reglas sanitarias contra la COVID-19 en una cena en un club de golf, según ha informado en un comunicado. …

La de Hogan fue la primera dimisión forzada de un comisario europeo desde la salida en 2012 del maltés John Dalli por un supuesto caso de soborno, si bien el comisario británico Jonathan Hill renunció a su puesto en 2016 tras el referéndum del Brexit en el Reino Unido.

Ahora, McGuinness tendrá que recibir luz verde inicialmente de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara, que revisa las declaraciones de bienes de los candidatos para descartar conflictos de interés con su futuro cargo y someterse a una audiencia con los eurodiputados de la comisión parlamentaria competente en su área de trabajo, que deberá validar a la candidata designada.

El Parlamento Europeo también deberá respaldar que Dombrovskis asuma la cartera de Comercio, de la que dependen las tensas relaciones en esa materia con Estados Unidos, la implementación completa del acuerdo con Mercosur o la futura relación comercial de la UE con el Reino Unido tras el período de transición del Brexit.

Tras conocer su nombramiento, el político letón celebró poder “trabajar por los intereses europeos en esta importante cartera” y confirmó que seguirá ejerciendo de vicepresidente de la Comisión.

Bruselas no quiere precipitarse al reactivar las normas de disciplina fiscal

Por otro lado, la Comisión Europea advirtió en contra de activar demasiado pronto las normas comunitarias de control del déficit y la deuda que se suspendieron para permitir a los Gobiernos acometer el gasto público necesario para responder a la pandemia y considera que este estímulo fiscal seguirá siendo necesario en 2021.

“Es absolutamente crucial evitar un endurecimiento de las reglas demasiado pronto. Tenemos que dar a nuestras economías el tiempo necesario y esto significa que en 2021 tenemos que tener una posición fiscal positiva”, dijo Gentiloni en la conferencia Brussels Economic Forum que organiza cada año la Comisión.

España destaca la importancia de tener un presupuesto 2021 para articular el fondo de la UE

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta tercera y ministra española para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, destacó la importancia de aprobar unos Presupuestos Generales del Estado en España para el año 2021 que permitan articular los fondos de la Unión Europea (UE) para …

Al inicio de la pandemia la Comisión activó por primera vez en su historia la “cláusula de salvaguarda” que contemplan la normas fiscales europeas, que permite a los Gobiernos desviarse de los objetivos de déficit y deuda pactados sin arriesgarse a sanciones para reaccionar ante una grave crisis económica.

Gentiloni reconoció que tanto esta cláusula como el marco temporal de ayudas de Estado aprobado por Bruselas -que amplía el margen para dar subsidios públicos por la pandemia- no durarán “para siempre” y que será clave decidir el calendario para desactivarlos.

Bruselas está además revisando sus normas fiscales, un ejercicio que ya estaba previsto cuando estalló la pandemia y que “será muy interesante para actualizar las reglas a la situación poscovid”, según el comisario italiano.

El debate sobre cuándo volver a aplicar plenamente las normas que piden mantener el déficit por debajo del 3 % del PIB y una deuda inferior al 60 % ocupará en la última parte de año a la Comisión y los Estados miembros, que divergen sobre la velocidad con que deberían volver a aplicarse a rajatabla.

Por otro lado, el comisario afirmó que es “inevitable” que el Estado tenga un “papel amplificado” tras la crisis generada por la pandemia por la magnitud de sus consecuencias, en particular sobre el empleo, y que ello es también “deseable” si se quieren reorientar las economías a la transición verde y digital.

No obstante, precisó que este mayor papel estatal “no debería venir a reemplazar al sector privado” ni perjudicar la igualdad de condiciones entre empresas en el mercado único, dado el diferente potencial con que cuenta cada país para dar ayudas públicas.

“Y claramente un papel más fuerte del Estado no tiene nada que ver con los modelos de capitalismo autoritario que estamos viendo fuera de la UE y, algunas veces, algunas tentaciones también dentro de la UE”, sentenció.