TC alemán declara parcialmente inconstitucional el programa de compra de bonos de 2015 y el BCE “toma nota”

El Tribunal Constitucional alemán ha declarado parcialmente inconstitucional el programa del BCE de compra de bonos. [EFE/EPA/ULI DECK / POOL]

Berlín/Bruselas/Fráncfort (EuroEFE).- El Tribunal Constitucional (TC) de Alemania declaró este martes parcialmente contrario a la Constitución del país el programa del compra de bonos de deuda del Banco Central Europeo (BCE) puesto en marcha en 2015. La CE le ha recordado que ya hubo sentencia del TJUE y que es vinculante. Y el BCE ha dicho que “toma nota” del fallo.

Según el presidente del TC, Andreas Voßkuhle, con el programa el BCE rebasó sus competencias sin hacer consideraciones acerca de la proporcionalidad de la medida como herramienta para subir el índice de inflación a cerca del 2,0%.

El TC, sin embargo, le proporcionó al BCE un plazo de tres meses para explicar que las medidas son adecuadas y proporcionales para que el Bundesbank alemán pueda seguir participando en el programa de compra de bonos.

La sentencia, sin embargo, no afecta el actual programa relacionado con la crisis del coronavirus.

Por otra parte, el TC rechazó la parte de la demanda que consideraba que con el programa de compra de bonos se violaba la prohibición de que el BCE financie a los estados miembros de la UE.

A partir de marzo de 2015 el BCE compró bonos de deuda soberana por valor de 2,6 billones de euros.

La decisión del Tribunal Constitucinal alemán ha llevado al alza a los intereses solicitados a la deuda periférica. EFE/Arno Burgi

En la actual crisis del coronavirus el BCE ha ampliado el programa de compra de bonos pero esto último, según Voßkuhle, no resulta afectado por la sentencia.

La decisión se tomó por mayoría, por 7 votos contra 1, y obliga al Gobierno alemán a interceder para que el BCE examine la proporcionalidad de la medida.

Voßkuhle admitió que la sentencia puede “irritar” puesto que va en contra de una decisión anterior del Tribunal de Justicia Europeo.

Aludía así a la decisión del TJUE de diciembre de 2018, cuando esa institución de la UE sentenció que el programa de compra de bonos soberanos en los mercados secundarios del Banco Central Europeo no vulnera el Derecho comunitario.

El BCE “toma nota”

Tras reunirse de forma extraordinaria con carácter de urgencia por teleconferencia, el Consejo de Gobierno del BCE dijo que “toma nota” de la sentencia del TC alemán y que sigue “completamente comprometido con su mandato”.

El Consejo de Gobierno del BCE ha recibido una información preliminar del gobernador del Bundesbank y del departamento legal del propio organismo.

“El Consejo de Gobierno sigue completamente comprometido en hacer todo lo que sea necesario dentro de su mandato para asegurar que la inflación sube a niveles consistentes con su objetivo a medio plazo y que la acción de política monetaria adoptada para lograr el objetivo de mantener la estabilidad de precios se transmite a todas las partes de la economía y a todas las jurisdicciones de la zona del euro”, expuso el BCE en un comunicado.

Por su parte, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, dijo que, “en su sentencia, el Tribunal Constitucional destaca cualidades importantes del programa de compra de deuda pública, que, en general, asegura un margen de seguridad suficiente a la financiación monetaria a los gobiernos”.

“He indicado en el pasado la importancia de este margen. El Consejo de Gobierno del BCE tiene ahora un periodo de tres meses para presentar sus deliberaciones respecto a la proporcionalidad del programa”, añadió Weidmann.

“Respecto a la independencia del Consejo de Gobierno del BCE, apoyaré los esfuerzos para cumplir estas exigencias”, anotó el presidente del Bundesbank.

Dudas sobre los efectos prácticos

El economista-jefe del Commerzbank, Jörg Krämer, dijo que al BCE le resultará fácil defender las medidas gracias a los muchos especialistas de los que dispone con lo que “el programa de compra de bonos continuará su curso”.

Otros analistas, en cambio, son más escépticos y así, por ejemplo, Holger Schmieding, del Berenberg Bank, considera que al BCE le resultará difícil ampliar el actual programa relacionado con la crisis del coronavirus aunque éste no esté directamente afectado por la sentencia.

Otro aspecto de la sentencia es que el TC toma, por primera vez, una postura abiertamente contraria a una decisión del Tribunal de Justicia Europeo, que había sentenciado que el programa de compra de bonos estaba claramente dentro del mandato del BCE.

La CE recuerda al TC de Alemania que las sentencias europeas son vinculantes

La Comisión Europea recordó que las decisiones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) son vinculantes para todas las cortes nacionales, después de que el Tribunal Constitucional alemán haya emitido una sentencia sobre el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo contraria al criterio del TJUE.

“Reafirmamos la primacía del Derecho de la UE y el hecho de que las resoluciones del Tribunal de Justicia de la UE son vinculantes para todos los tribunales nacionales”, dijo el portavoz jefe de la Comisión, Eric Mamer, en la rueda de prensa diaria de la institución.

Añadió, no obstante, que la Comisión aún tiene que analizar en detalle la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) alemán, que este martes declaró parcialmente contrario a la Constitución del país el programa del compra de bonos de deuda del Banco Central Europeo (BCE) puesto en marcha en 2015.

Este fallo, admitió la propia corte alemana, va en contra de la sentencia del TJUE de diciembre de 2018 que sentenció que el programa de compra de bonos soberanos en los mercados secundarios del Banco Central Europeo no vulnera el Derecho comunitario.

El Ejecutivo comunitario analizará ahora “sin pérdida de tiempo” los argumentos de la resolución alemana antes de decidir si toma alguna medida legal, indicó Mamer.

“La Comisión siempre ha respetado la independencia del BCE en su implementación de la política monetaria”, insistió.

Desde el Parlamento Europeo, el portavoz del grupo socialdemócrata en la Comisión de Economía, Jonás Fernández, advirtió de que la sentencia “abre un océano de inseguridad jurídica” y criticó el tono empleado en la sentencia contra el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el BCE.

También su homólogo portavoz del grupo liberal, Luis Garicano, subrayó en un comunicado que “la UE no puede funcionar si el Tribunal Constitucional de un Estado Miembro decide cuándo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tiene primacía y cuándo no”, lo cual, alertó, sienta un mal precedente ante las disputas de Bruselas con Hungría o Polonia.

El diputado de los Verdes/ALE Ernest Urtasun, por su parte, coincidió con Fernández en la “inseguridad jurídica” que genera la sentencia y advirtió de que puede “hacer dudar a los mercados de la capacidad legal del Banco de comprar todo lo necesario”.

Sube el interés exigido a la deuda periférica

Las dudas del Tribunal Constitucional alemán sobre las compras de deuda pública por parte del Banco Central Europeo (BCE) se aprecian en el interés exigido en el mercado secundario a los bonos de los países europeos periféricos, sobre todo de Italia, aunque no tanto en las primas de riesgo, puesto que también se ha elevado la rentabilidad del bono alemán.

El interés exigido al bono español a diez años, el de referencia, sube hasta el 0,851 %, aunque la prima de riesgo (diferencia de rentabilidad con el alemán) se relaja hasta 137,7 puntos básicos.

En cuanto al resto de los países periféricos, la rentabilidad de la deuda italiana sube hasta el 1,857 % y la de Portugal, hasta el 0,893 %. Por el contrario, el interés exigido al bono portugués baja hasta el 2,152 %.

En cuanto a las primas de riesgo, sube sobre todo la de Italia, hasta 238,3 puntos básicos, y en menor medida la de Portugal, hasta 142,1 puntos básicos. La prima de riesgo de Grecia cae hasta 269,6 puntos básicos.