El brexit y la cultura: desde la “consternación” a la reflexión sobre el “poder universal” del inglés

El "brexit" , la cultura y la lengua inglesa debatida en el Instituto Cervantes. [EFE/EPA/ANDY RAIN]

Londres (EuroEFE).- Figuras de la cultura hispano-británica participaron este jueves en una mesa redonda sobre el futuro de la relación bilateral tras el Brexit, en la que coincidieron en la necesidad de unir esfuerzos para hacer frente a los retos y aprovechar las oportunidades que se presentan.

El evento, celebrado en el Cervantes Theater de la capital británica, fue introducido por el director del Insituto Cervantes, Luis García Montero, quien aprovechó la ocasión para elogiar la labor de hispanistas como John Ellit, Hugh Thomas o Paul Preston.

La primera en intervenir fue la directora del Ballet Nacional Británico, Tamara Rojo, quien aseguró sentir “consternación” por la salida de la Unión Europea y subrayó la dependencia del mundo de las artes escénicas de la libre movilidad de personas.

Rojo, que consideró que “aún quedan muchas preguntas por responder”, quiso destacar la “democracia institucional” que existe en el Reino Unido, donde un extranjero puede llegar a dirigir instituciones emblemáticas, como es su caso.

En ese mismo sentido, la presidenta de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (CERU), Rocio Gaudioso, subrayó la dependencia en materia de movilidad de la comunidad investigadora y mostró esperanzas de que la relación con el Reino Unido en esta manera siga siendo lo más estrecha posible.

La discusión continuó con la intervención del embajador de Ecuador en el Reino Unido y novelista, Jaime Marchán, quien consideró que el Brexit, como todo cambio, podrá ser visto también como “una oportunidad” y, consideró, esta fase invitará a reflexionar en el “poder universal” de la lengua inglesa más allá de toda frontera.

Marchán también defendió “la lengua como derecho humano” y confió en que el Reino Unido se convierta en un país con un importante “papel global” en todos los ámbitos, también el cultura.

La directora del Institute for Modern Languages Research (IMLR), Catherine Davies, detalló que el estatus e impacto del español en el sector de la educación superior ha crecido, mientras que las matriculaciones en otras lenguas modernas como el francés o el alemán han disminuido.

No obstante, Davies mostró su preocupación por las dificultades que puedan surgir para reclutar profesores de España, aunque puntualizó que el interés de los británicos por el país es incluso anterior a la entrada del Reino Unido en la UE.

El investigador del Real Instituto Elcano Ignacio Molina enfatizó en la percepción tan distinta que han tenido los británicos sobre lo que es el proceso de integración respecto a otros ciudadanos de la UE, quienes, en su opinión, no han visto a Europa como “un proyecto político” propio.

Por su parte, el exembajador del Reino Unido en España, Simon Manley, resaltó los vínculos que unen a ambos países y concluyó con un canto al optimismo ante el “esfuerzo” de españoles y latinoamericanos por “construir puentes”.