García Montero, director del Instituto Cervantes: la lengua española ganará espacio con el “brexit”

Lengua española

Hasta la fecha de su fallecimiento, hace 400 años, Miguel de Cervantes llevó consigo la prueba física de haber participado como soldado en una de las batallas clave de su tiempo, la de Lepanto, que él mismo evocaría como un acontecimiento capital en su vida. Cervantes, no obstante, nunca llegó a poner pie en la propia ciudad de Lepanto, aunque una estatua de bronce de Jaime Mir le inmortalice señalando al cielo en el puerto de Naupacto. EFE/Yannis Chryssoverghis

Madrid (EuroEFE).- El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, ha asegurado que la lengua española va a aprovechar el “brexit” para ganar mucho espacio dentro del papel diplomático que ejerce Europa aunque ha considerado que no es deseable que el inglés deje de ser idioma oficial de la Unión Europea.

Así lo ha indicado este miércoles García Montero en una rueda de prensa antes de la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes -el máximo órgano rector de la institución- que presiden los Reyes en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid).

No es deseable que el inglés deje de ser idioma oficial de la Unión Europea

El director del Cervantes ha explicado que el anuario que se presenta en esta reunión estudia las consecuencias del “brexit” para el idioma español y trabaja con dos escenarios posibles: que el inglés deje de ser idioma oficial de la UE o que se mantenga como tal.

El primer escenario, ha comentado García Montero, es difícil y no es deseable, mientras que el segundo es el más probable y por el que apuesta el Cervantes, en el convencimiento de que la lengua española aprovechará la situación generada por el “brexit”.

Además, ha indicado que junto a la dinámica “supremacista” ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se ha generado en ese país una reacción de apertura y se ha acentuado el interés por el español en medio de la crisis.

Estados Unidos es otro escenario en el que el Instituto Cervantes apuesta por incrementar su presencia, de tal forma que el Anuario del español, el informe en el que se da cuenta de los datos globales del idioma, se presentará primero en Nueva York.

El director del Cervantes ha destacado su preocupación por el hecho de que la Casa Blanca haya retirado su página web de español y que se reactive desde instancias políticas el “only english”, que haya insultos racistas para los hispanohablantes y que se llegue a situaciones trágicas como la del pasado mes de agosto en El Paso.

Por eso, tras la próxima inauguración de un centro del Cervantes en Dakar, “en cuanto los presupuestos lo permitan”, el Instituto contará con un centro en Los Ángeles, ha dicho García Montero.

García Montero se ha mostrado satisfecho con los resultados de la institución que dirige durante el curso 2018/2019, a pesar de continuar con sus presupuestos prorrogados, y ha destacado la salud del instituto y el creciente interés por el español en el mundo.

Así, ha explicado, durante el pasado curso se formalizaron 148.670 matrículas, un 6 por ciento más que en el ejercicio anterior, un incremento que se ha registrado sobre todo en Asia y en el norte de África.

El español, una lengua democrática en favor de “identidades abiertas”

El director ha resaltado la apuesta por hacer del español una lengua democrática en favor de “identidades abiertas”, ha defendido el diálogo “transversal” de las lenguas cooficiales del Estado y la apuesta por la cultura panhispánica.

La prórroga de los presupuestos ha significado que el incremento previsto de la “humilde” partida destinada al Cervantes, tras “años de rebajas”, no ha podido aplicarse, ha dicho García Montero, que ha señalado que si tras las próximas elecciones continúa el Gobierno socialista, estará encantado de continuar en su puesto porque le hace “mucha ilusión”.

“Si hay un cambio político veré razonable que haya un director nuevo”, ha señalado García Montero, que ha apostado porque se mantenga al resto del personal de esta institución del Estado.

García Montero presentará en Aranjuez la memoria de la institución, que pone de manifiesto que durante el pasado curso hubo 118.000 candidatos para la obtención del diploma de acreditación de español (DELE), de los que el más solicitado (con 30.591 candidatos) fue el que se requiere para obtener la nacionalidad española.

Respecto a la actividad cultural del Instituto Cervantes, la memoria destaca que durante el pasado curso se celebraron más de 5.000 actos en el conjunto de la red de centros por todo el mundo.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (presidente ejecutivo del Patronato del Cervantes) y los ministros de Educación y de Cultura en funciones, Isabel Celaá y José Guirao, respectivamente, participan también en la reunión anual del patronato.

Editado por Catalina Guerrero