Nuevo golpe de Europol contra el tráfico de obras de arte en Europa

Vista exterior parcial de la nueva sede de la Europol, en La Haya. [EFE/Lex van Lieshout]

Bruselas (EuroEFE).- Nuevo golpe de Europol contra el tráfico de obras de arte en Europea. En esta ocasión, se ha desmantelado una organización que traficaba con piezas arqueológicas expoliadas en el sur de Italia. El saldo de la operación son 23 personas detenidas y más de diez mil obras recuperadas.

La organización traficaba con piezas arqueológicas de origen griego desde Calabria (Italia).  La investigación comenzó en 2017 para combatir el saqueo de sitios arqueológicos en esa zona del sur de Italia, donde el patrimonio cultural incluye importantes vestigios del período griego y romano.

Europol reconoce que la organización traficante era muy compleja y alcanzaba todo el proceso, desde la excavación hasta la distribución y venta: “una organización criminal muy bien estructurada”, según Europol.

Estaba liderada por dos calabreses que vivían en la provincia italiana de Crotone, pero en ella se integraban saqueadores, intermediarios y vendedores procedentes de toda Italia. Pero también había facilitadores que actuaban en Dijon (Francia), Munich, Londres y Vrsac (Serbia).

“El daño causado al patrimonio cultural italiano por este grupo criminal es muy significativo porque los delincuentes saquearon sitios arqueológicos durante muchos años”, dice el comunicado de Europol.

La operación estuvo dirigida por el departamento para la protección del patrimonio cultural de los carabineros italianos, con apoyo de la policía bávara, Europol y Eurojust, la Oficina francesa para combatir el tráfico de bienes culturales (OCBC), la dirección de Investigaciones Criminales de Serbia y el Servicio de Policía Metropolitana Británica.

La lucha contra el tráfico de bienes culturales

El pasado 29 de julio, una operación coordinada por la Guardia Civil en España y Europol, con el apoyo de las autoridades de 29 países, llevó a la detención de 59 personas y la incautación de 18.000 piezas de arte, incluidos artículos arqueológicos, muebles, monedas, pinturas, instrumentos musicales y esculturas. La operación recibió el nombre de Pandora III.

El 25 de junio, la Policía Nacional de Rumanía, la Policía Metropolitana Británica y los carabineros italianos, con el apoyo de Europol y Eurojust, interrumpieron una organización criminal involucrada en la organización de robos y tráfico de bienes culturales.

La investigación sobre el robo de 260 libros antiguos invaluables de un almacén en Feltham (Reino Unido). Propiedad de ciudadanos alemanes e italianos, el valor estimado de estas primeras ediciones raras que datan de los siglos XVI y XVII supera los 2 millones de euros.