Vuelta al cole en Europa: ¿qué países pagan más a sus profesores? España, en cuarto lugar

Alumnos realizando su examen de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) o Evaluación de Acceso a la Universidad (EVAU) en

París (EA.fr)/Madrid (EuroEFE).- En los países francófonos lo llaman, de modo menos áspero, como para suavizar el final de las vacaciones estivales, “rentrée”, y en el resto de Europa es -simplemente- sinónimo de vuelta al “cole”, a las aulas o el trabajo, generalmente en septiemebre, pero ¿están bien remunerados los maestros y profesores europeos?. Una información del portal francés EURACTIV.fr (EA.fr), socio de EFE.

 

 

 

Según un estudio realizado para el periódico galo Ouest-France, recogido por EA.fr, Luxemburgo es quien mejor paga a sus profesores (en salario bruto), con 70.399 euros anuales. España se coloca en cuarto lugar, con 38.553 euros brutos anuales.

Recientemente, el ministro galo de Educación anunció que las remuneraciones anuales de los profesores aumentarían en 2020. Y es que la cuestión salarial es, en Francia y en otros tantos socios de la UE, una de las reivindicaciones recurrentes de los profesionales de la educación, quienes, por lo general, se consideran mal pagados en comparación con sus colegas de otros socios de la Unión Europea (UE), en especial del norte del continente.

“Una sociedad que valora a sus profesores es una sociedad que funciona bien”, ha asegurado recientemente el ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer, según recoge “Ouest France”.

En Francia, uno de los motivos de mayor descontento entre los profesores es el asunto pecuniario. A menudo, este colectivo se siente discriminado en relación con su nivel de estudios, la responsabilidad que deben asumir y la carga de trabajo que tienen que gestionar.

Por ello, Blanquer anunció esta semana que cada profesor recibirá en Francia un aumento de unos 30 euros, en promedio, en 2020. No suficiente, estima este colectivo, pero al menos un paso positivo.

A la hora de comparar entre socios de la UE, el análisis no es fácil, pues son varios los factores a tener en cuenta, entre ellos nivel de ingresos, impuestos aplicables y cotizaciones sociales, entre otros.

Los sueldos también son diferentes según el nivel : enseñanza básica, primaria, secundaria o universidad. También hay que cuantificar otras variables como horas extra, dedicación especial, u otras como la edad y experiencia de cada profesional de la educación.

Una costosa vuelta al cole en España 

Mientras los profesores reclaman más atención, los padres en Europa comienzan a preparar las mochilas de sus hijos para el retorno a la rutina de las clases. Y este año en España tendrán que rascarse el bolsillo: la vuelta al cole costará a las familias españolas 879 euros de media, aunque el impacto sobre el gasto total del hogar será distinto por comunidades autónomas, siendo la valenciana y Extremadura donde será mayor mientras que en menor medida en La Rioja y Navarra.

Los gastos de la vuelta a las aulas abarcan desde libros hasta ropa, pasando por material de papelería o de deportes.

A nivel nacional, el gasto medio vinculado a la vuelta a las aulas se ha mantiene este curso “prácticamente estable” con respecto al curso anterior: ha aumentado un 1,2 %, al pasar de 869 a 879 euros, según el análisis de la web de ahorro Kelisto.com.

Estas cifras contrastan con la de la evolución de los gastos por hogar, que han caído como consecuencia, entre otros factores, de la crisis económica; así, el presupuesto familiar ha bajado, de media, un 1,8 %, al pasar de 30.411 euros en 2009 a 29.871 euros en 2019.

En cuanto al gasto medio por alumno, las familias de Madrid (1.094 euros) y Cataluña (1.080 euros) son las que deberán pagar una cifra mayor, mientras que las que menos La Rioja (634 euros) y Canarias (733 euros).

Para ahorrar con la vuelta al cole, Kelisto recomienda que se revise el material que ya se tiene antes de comprar, vender lo que no se necesite, recurrir a la segunda mano con los libros de texto o comparar precios, reutilizar el material de familiares y amigos o sacar partido a los últimos días de rebajas.

Por Erwan Alix (Ouest-France)/EA.fr / F.Heller (EuroEFE.EA.es)