EEUU dice en la OTAN que sigue comprometido con la seguridad de Europa

El secretario norteamericano de Defensa, Mark Esper. [EFE/EPA/VIRGINIA MAYO / POOL]

Bruselas (EuroEFE).- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, aseguró este viernes en la sede de la OTAN que su país permanece comprometido con la seguridad de Europa pese al plan de retirar a aproximadamente la mitad de las tropas que mantiene desplegadas en Alemania.

“EE. UU. sigue comprometido con la OTAN y los aliados”, enfatizó Esper en una breve declaración junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, previa a una reunión.

“Confío en que tengamos una buena discusión hoy, para hacer todo lo que podamos a fin de seguir reforzando a la Alianza y a nuestros socios”, agregó el estadounidense.

Este fue el mensaje que Esper también transmitió a los aliados la semana pasada en una reunión por videoconferencia de los ministros de Defensa de la OTAN, en la que trataron los planes estadounidenses de reducir sus efectivos en Alemania aduciendo que ese país debe incrementar sus contribuciones a la Alianza.

Stoltenberg agradeció por su parte la “vital contribución de EE. UU. a nuestra seguridad compartida”.

“Celebro que EE. UU. esté consultando con los aliados a la vez que deja claro que su compromiso con la seguridad europea sigue siendo fuerte”, destacó.

El político noruego recordó que, en los últimos años, EE. UU. “ha venido incrementando su presencia militar en Europa”, liderando el batallón de la OTAN en Polonia, estando presente en Rumanía y Noruega y con destructores con capacidades de misiles balísticos en España.

“La presencia estadounidense en Europa es importante para Europa y también es importante para Norteamérica. Porque solo trabajando juntos podemos hacer frente a los grandes retos a los que nos enfrentamos”, enfatizó.

Insiste en el 2 % del PIB

En toco caso, Esper volvió a urgir a “que todos los aliados cumplan sus objetivos” de invertir el 2 % de su producto interior bruto (PIB) en materia de defensa para 2024.

“Hemos avanzado una buena distancia en esto en los últimos años, pero aún necesitamos hacer mucho, mucho más para garantizar nuestra defensa colectiva”, advirtió.

Stoltenberg señaló que repasarán los asuntos que protagonizaron la última ministerial telemática, como las preparaciones para afrontar una posible segunda oleada de coronavirus, que según dijo “van por buen camino”.

Se trata de un plan operacional, una reserva de material médico y más financiación.

También indicó que los aliados trabajan juntos en una “respuesta equilibrada” a los nuevos misiles que Rusia ha emplazado en suelo europeo, que “son peligrosos y desestabilizadores”, avisó.

En ese contexto, el secretario general aliado celebró las conversaciones entre EE. UU. y Rusia sobre control de armas y añadió que “estamos de acuerdo en que, como poder emergente global, ha llegado el momento de que China participe en el control global de armas”.

Por último, señaló que hablaría con Esper sobre Afganistán, donde la OTAN “seguirá ajustando su presencia en apoyo del proceso de paz” y “en estrecha coordinación con los aliados y socios”.

Qué pasará con las tropas en Alemania

Las declaraciones del secretario norteamericano de Estado se producen en un momento en que EE.UU quiere sacar a parte de su contingente estacionado en Alemania. El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo este miércoles que “probablemente” moverá a Polonia y “a otros puntos de Europa” parte de las tropas que retire de Alemania, después de que el presidente polaco, Andrzej Duda, le pidiera que no saque a los soldados estadounidenses del Viejo Continente.

Trump moverá a otros puntos de Europa parte de las tropas que retire de Alemania

Washington (EuroEFE).- El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo este miércoles que “probablemente” moverá a Polonia y “a otros puntos de Europa” parte de las tropas que retire de Alemania, después de que el presidente polaco, Andrzej Duda, le pidiera …

“Polonia es uno de los pocos países que están cumpliendo sus obligaciones (de gasto de defensa en el marco de la OTAN). Nos han pedido que mandemos tropas allí, y probablemente las moveremos de Alemania a Polonia”, señaló Trump durante una rueda de prensa junto a Duda en la Casa Blanca.

Trump precisó que, de los aproximadamente 27.000 efectivos que planea retirar de Alemania, “algunos volverán a casa, y algunos irán a Polonia y otros lugares en Europa”, sin dar más detalles.

Estados Unidos tiene desplegados actualmente a unos 52.000 efectivos en las bases alemanas, de los cuales unos 34.500 son soldados en activo y el resto son empleados civiles del Departamento de Defensa.

La semana pasada, Trump anunció que retiraría a la mitad de esas tropas y dejaría allí solo a 25.000 soldados, sin precisar una fecha en concreto, en un intento de presionar a Berlín para que aumente sus contribuciones a la OTAN.

El presidente polaco confirmó que, durante la reunión de este miércoles en el Despacho Oval, pidió a Trump “que no retire a sus fuerzas de Europa”, porque eso iría “en detrimento de la seguridad europea”.

Críticas a Alemania por su falta de gasto

Alemania es el país de Europa con más tropas estadounidenses, seguido de Italia, el Reino Unido y España. Esos militares llevan en territorio alemán desde el fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y, en tiempos de la Guerra Fría, se consideraron como una fuerza de contención frente a la Unión Soviética.

Trump no ha dado plazos para esa reducción de tropas en Alemania y solo ha aclarado que se mantendrá hasta que Berlín aumente hasta un 2 % el gasto en defensa respecto a su producto interior bruto (PIB), una meta que se fijaron los países de la OTAN en 2014 y que el Gobierno alemán se comprometió a cumplir para 2031.

Actualmente, el nivel de gasto de Berlín se sitúa en un 1,38% de su PIB, mientras que Polonia es “uno de los ocho países” de la Alianza que han alcanzado ya el objetivo del 2 %, recordó Trump.

En la rueda de prensa con Duda, Trump arremetió de nuevo contra los países que no llegan a esa meta, al calificarlos de “morosos” a pesar de que el gasto en defensa de cada aliado no es una contribución a un fondo común que pueda acumular deudas.