Trump anuncia que reducirá a la mitad las tropas estadounidenses en Alemania

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. [EFE/EPA/Doug Mills / POOL]

Washington (EuroEFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes que retirará de Alemania a “la mitad” de las tropas de ese país y dejará allí solo a 25.000 soldados, en un intento por presionar a Berlín para que aumente sus contribuciones a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Hasta que paguen vamos a retirar a nuestros soldados, como la mitad, y se quedarán como unos 25.000 y veremos a dónde vamos desde ahí, pero Alemania se ha convertido en una morosa. ¿Por qué deberíamos seguir haciendo nosotros lo que hacemos si ellos no van a pagar?”, dijo el mandatario en declaraciones a la prensa.

Trump explicó que actualmente hay 52.000 efectivos en las bases alemanas, un número que incluye unos 34.500 soldados en activo, mientras que el resto son empleados civiles del Departamento de Defensa.

A principios de junio, medios estadounidenses adelantaron que la Casa Blanca estaba elaborando un plan para sacar a 9.500 de los 34.500 soldados en activo en Alemania y que, además, se estaba evaluando fijar en 25.000 el número máximo de tropas que pueden ser enviadas en cualquier momento a ese país europeo.

Soldados estadounidenses en Alemania. EPA/FELIPE TRUEBA

Entonces, el diario The Wall Street Journal afirmó que la retirada se esperaba para septiembre; pero este lunes Trump no adelantó ninguna fecha para el comienzo o final del repliegue y tampoco explicó si esos soldados volverán a EE.UU. o serán destinados a otros países europeos.

Efe pidió más detalles del plan a la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado, quienes rechazaron dar más información.

Hasta que Berlín aumente su contribución a la OTAN

Trump aseguró que las tropas se reducirán hasta que Berlín aumente hasta un 2% el gasto en defensa respecto a su producto interior bruto (PIB), una meta que se fijaron los países de la Alianza en una cumbre en 2014 y que Alemania se ha comprometió a cumplir para 2031.

Actualmente, el nivel de gasto de Berlín se sitúa en un 1,38% de su PIB, de acuerdo con un informe publicado por la OTAN en diciembre de 2019.

El Gobierno de Barack Obama (2009-2017) también insistió a sus socios para que cumplieran con esa meta; pero Trump se ha mostrado especialmente beligerante con Alemania y con su canciller, Angela Merkel, con la que no guarda buena relación.

“Son unos morosos –arremetió Trump-, deben miles de millones de dólares y esto ha sido por años, morosos, así que vamos a quitar a un número de soldados, vamos a dejarlo en 25.000. Y veremos”.

En su intervención, Trump sugirió que su decisión busca castigar a Alemania, al mismo tiempo que destacó la contribución de los soldados estadounidenses a la economía local.

“Esos soldados están bien pagados, viven en Alemania, gastan vastas cantidades de dinero en Alemania, los lugares alrededor de esas bases son prósperos para Alemania y Alemania se lo queda”, criticó.

Respuesta de la embajadora alemana en Washington

Poco después del anuncio, la embajadora de Alemania en Washington, Emily Haber, recordó a Trump que EE.UU. tiene tropas en su país para proteger sus propios intereses.

“Las tropas de EE.UU. no están ahí solo para defender a Alemania. Están ahí para defender la seguridad transatlántica (…) Están ahí para proyectar el poder estadounidense en África y en Asia”, sostuvo la diplomática durante un debate por internet del laboratorio de ideas Consejo de Relaciones Exteriores.

Tropas estadounidenses en Alemania. EFE/David Hecker

Ante los rumores sobre la posibilidad de que Trump redujera el contingente en Alemania, otros políticos europeos ya habían expresado preocupación al considerar que la retirada de Washington permitirá al Kremlin avanzar en Europa y, además, afectará las operaciones de EE.UU. en Oriente Medio y África.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo la semana pasada que había conversado con Trump por teléfono, aunque no llegó a desvelar el contenido de la llamada.

Desacuerdo dentro de EE.UU.

La decisión de Trump también cuenta con la oposición de 22 legisladores de su propio partido, el republicano, quienes la semana pasada le solicitaron que reconsiderara su decisión.

“Las amenazas que Rusia presenta no han disminuido y creemos que los signos de un compromiso débil de EE.UU. hacia la OTAN animará más agresiones y oportunismo por parte de Rusia”, escribieron en una misiva a Trump los congresistas, entre los que se encontraba Mac Thornberry, el republicano de mayor rango en el comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

Otra de las voces que han expresado descontento es el teniente general Frederick “Ben” Hodges, quien fuera entre 2014 y 2017 comandante de las tropas estadounidenses en Europa.

La semana pasada en Twitter, Hodges recordó que “las tropas estadounidenses no están en Europa para proteger a los estadounidenses, sino como parte de la OTAN para proteger a todos sus miembros” y resaltó: “Europa le permite a EE.UU. proyectar su poder en Oriente Medio y África”.

Alemania es el país de Europa con más tropas estadounidenses, seguido de Italia, Reino Unido y España.

La presencia de las tropas estadounidenses en Alemania data del fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y, en tiempos de la Guerra Fría, se consideraron como una fuerza de contención frente a la Unión Soviética.

Reacciones de la OTAN y desde Berlín

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este martes ante el anuncio de Trump que la presencia militar de Estados Unidos en Europa va en su beneficio y también en el de la Alianza.

“Es bueno para EEUU, porque tenemos que recordar que la paz y la estabilidad en Europa por supuesto es importante también para Norteamérica. Pero también el hecho de que la presencia de EEUU en Europa no solo se trata de proteger a Europa, sino también de proyectar el poder de EEUU más allá de Europa”, indicó Stoltenberg en una rueda de prensa.

El político noruego, que hizo estas declaraciones a los medios en la víspera de una reunión por videoconferencia de los ministros aliados de Defensa que se celebrará el miércoles y el jueves, consideró que la salida de las tropas estadounidenses “es un asunto bilateral entre EEUU y Alemania“, pero que “la presencia allí importa a toda la OTAN”.

Desde Berlín, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, afirmó este martes que su Gobierno carece de información “detallada” sobre la retirada de efectivos estadounidenses destacados en Alemania, señalando sin embargo que su presencia es “importante” también para la seguridad de EEUU.

“Hemos tomado nota. No tenemos informaciones más concretas o más detalladas: cuándo, cómo, qué será implementado por el Departamento de Estado o por el Pentágono. No hemos recibido información y estamos a la espera”, declaró Maas, durante una visita oficial a Polonia, según medios de ese país.

“Creemos que la presencia americana en Alemania es importante no solo para la seguridad de Alemania, sino también para la de EEUU pero en particular para la seguridad de Europa en su conjunto”, añadió el ministro, durante su primer viaje al extranjero desde el inicio de la pandemia.

Maas habló de “pasos que cambian la arquitectura de la seguridad de Europa” y de los que “es necesario hablar”, aunque reconoció que la retirada de soldados está sometida en última instancia a la “discreción” de EEUU.

El homólogo polaco de Maas, Jacek Czaputowicz, destacó por su parte que las conversaciones mantenidas por su gobierno con EEUU para un potencial fortalecimiento de la presencia estadounidense en Polonia no tienen nada que ver con la reducción del contingente en Alemania.

“Nos gustaría que esta presencia en Alemania se mantuviese, es nuestro vecino, cercano a las fronteras de Polonia”, indicó Czaputowicz, destacando que las tropas americanas y de la OTAN “ayudan a garantizar la seguridad y son un instrumento disuasorio adecuado contra las amenazas”.

Edición: Luis Alonso y Miriam Burgués