Los Estados de la UE, al rescate de sus aerolíneas

Las ayudas estatales a las aerolíneas están servidas: como con Air France. [EFE/EPA/IAN LANGSDON]

Madrid (EuroEFE).- Los países de la UE empiezan a salir al rescate de sus grandes empresas. Como se las denomina en Francia “empresas estratégicas”. Miles de millones de euros que, por el momento, van a orientados principalmente a un sector especialmente castigado por la pandemia de coronavirus: el de las líneas aéreas.

Los gobiernos francés y holandés ya han anunciado miles de millones para Air France y KLM. Aún está por discutir si se tratará de préstamos o garantías. También Lufthansa espera la reacción del gobierno alemán y de otros europeos. Norwegian ya ha consegudo ayudas del Gobierno noruego”. Pero también hay “críticos” de las ayudas: Ryannair, el campeón de los vuelos de bajo coste, no quiere que se concedan. Y los ecologistas piden que estén vinculadas a claros objetivos ambientales..

El planteamiento de la IATA

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha pedido el apoyo de los gobiernos a la industria de la aviación “para proteger los empleos y asegurar que se mantienen los servicios a´reos”.

“La situación a la que se enfrenta la industria de la aviación es dura. La demanda de pasajeros ha caído un 80 por ciento. Las aérolíneas hacen frente a una crisis de liquidez que amenazan la viabilidad de 25 millones de puestos de trabajo directos e indirectos, incluidos turismo y hostelería”, dice la IATA.

Según la IATA, las aerolíneas se están enfrentando al periodo más crítico de su historia: “algunos gobiernos han implementado ayudas, pero es necesario mucho más”. La IATA cree que las “ayudas financieras directas” son esenciales para el mantenimiento de los puestos de trabajo y que, cuando vuelva la normalidad, la economía global necesitará la aviación para “restaurar la conectividad, el turismo y las cadenas de suministro”.

Las aerolíneas europeas perderán ingresos por valor de 89.000 millones de dólares (82.000 millones de euros) debido al COVID-19, y Reino Unido, España y Alemania serán los países más afectados, según el último informe de la IATA., que subraya que 6,7 millones de empleos vinculados al transporte aéreo en Europa están en riesgo.

El coronavirus golpea al turismo español

Madrid (EuroEFE).- Las pernoctaciones en hoteles en España se desplomaron en marzo un 61,1 %, la peor cifra desde que se empezaron a registrar estos datos en 1999, y el número de empleados cayó un 31 %, consecuencia del parón total …

Las nuevas cifras, que tienen en cuenta un escenario de tres meses de restricciones al transporte aéreo seguidos de un levantamiento gradual de esas medidas, causarían un impacto negativo de 452.000 millones de dólares (419.000 millones de euros) en el producto interior bruto (PIB) europeo.

Reino Unido sería uno de los mercados más afectados, con 140 millones de pasajeros menos y pérdidas de ingresos de 26.100 millones de dólares (25.000 millones de euros), lo que pone en riesgo 661.200 empleos en ese país.

España perdería 114 millones de pasajeros e ingresos por 15.500 millones de dólares (14.300 millones de euros), pero sería el país del continente con más empleos relacionados con la aviación en peligro, 901.300.

Alemania, Italia y Francia serían otros países gravemente afectados, con pérdidas de ingresos que oscilarían entre los 11.500 y los 17.900 millones de dólares (10.600-16.500 millones de euros), que ponen en riesgo 310.000 puestos de trabajo en el mercado italiano, 392.000 en el francés y 483.000 en el alemán.

El concepto de "aerolínea de bandera" recupera su sentido con la crisis del coronavirus

Madrid (EuroEFE).- La crisis del coronavirus ha devuelto el sentido a la expresión compañías “de bandera” en el sector aéreo, donde los Estados se afanan en el intento de salvar a sus empresas, conscientes de que se llevarán una de …

Francia anuncia un “apoyo histórico” para Air France

El Estado francés aportará un “apoyo histórico” de 7.000 millones de euros a Air France. El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, indicó que de los 7.000 millones, unos 4.000  serán préstamos garantizados por el Estado pero aportados por un consorcio de bancos franceses e internacionales, y los otros 3.000 un préstamo estatal directo.

“Apoyamos a Air France como apoyaremos a todas las empresas francesas, sean pequeñas o estratégicas”, indicó Le Maire, que destacó que la nacionalización de la aerolínea “no está a la orden del día” y que esos préstamos no constituyen “un cheque en blanco”.

El Estado, que posee el 14 % de su capital, ha fijado condiciones tanto de rentabilidad, “porque es el dinero de los franceses y es necesario que Air France haga un esfuerzo”, como ecológicas, con la intención de que esa empresa “se convierta en la más respetuosa del planeta con el medio ambiente”.

“Nos debe presentar un plan de reducción de emisiones de CO2 (dióxido de carbono) y de transformación de su flota para ser menos contaminante, hacer menos ruido y ser más respetuosa con el medio ambiente”, añadió.

Le Maire destacó que es la primera vez que el Estado aporta “un apoyo tan importante” pero recalcó que es tanto una cuestión de independencia como de preservación de puestos de trabajo, “porque detrás está toda la filial aeronáutica”.

Holanda respalda también a KLM

El Gobierno holandés apoyará a la aerolínea nacional KLM con un paquete de ayudas de entre 2.000 y 4.000 millones de euros, aunque con condiciones asociadas, como la no distribución de primas, un mayor esfuerzo hacia la sostenibilidad y una “moderación” del sueldo del personal.

El ministro de Finanzas holandés, Wopke Hoekstra, explicó que todavía no está claro cómo se dará esta ayuda financiera a la aerolínea, pero destacó que seguramente será en concepto de garantías y préstamos.

El ministro holandés de Finanzas, Wopke Hoekstra. EFE//EPA/BART MAAT

“Se trata del dinero de los impuestos (de los holandeses). Es lógico que los hombros más fuertes también lleven la carga más pesada”. Se refería a las condiciones afectarán especialmente a quienes tengan mayores salarios.

Este apoyo es para KLM, y no para la empresa matriz conjunta con la aerolínea Air France.. El ministro destacó que esta aerolínea es “de importancia nacional” para los Países Bajos, puesto que proporciona trabajo para 35.000 personas y de sus vuelos dependen “muchas compañías holandesas”, incluido el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam.

KLM es como una pieza de dominó en una cola larga. Si esa piedra cae, tiene consecuencias para las empresas de carga y descarga, distribución, turismo, empresas de todas las formas y tamaños. Más del 90% de la flota está en tierra, eso significa que los ingresos han casi desaparecido, mientras los costes siguen ahí”, justificó Hoekstra.

Lufthansa negocia ayudas con diversos gobiernos

La compañía aérea Lufthansa anunció hace unos días una pérdida operativa antes de extraordinarios de 1.200 millones de euros hasta marzo porque las restricciones a los viajes por la propagación del coronavirus han lastrado el resultado notablemente.

Lufthansa tiene 4.400 millones de euros de liquidez en estos momentos, pero negocia más ayudas estatales con los Gobiernos alemán, suizo, belga y austríaco, donde se encuentran todas sus aerolíneas, para asegurar su solvencia porque espera una reducción de la liquidez las próximas semanas. La dirección de Lufthansa espera que estas negociaciones vayan a concluir con éxito.

Por su parte, la aerolínea de bajo coste Norwegian pretende convertir hasta el 85 % de la deuda de sus acreedores en acciones y lanzar una nueva emisión de títulos para poder acceder a la ayuda estatal, según el plan presentado por la compañía.

Norwegian quiere acceder al segundo de los tres tramos de la ayuda al sector aéreo del Gobierno, un paquete con garantías de crédito por 6.000 millones de coronas (536 millones de euros), la mitad para la principal aerolínea noruega.

Ya cerró un acuerdo con dos bancos nórdicos que le permitirá ingresar 300 millones de coronas (27 millones de euros), pero necesita otro con los acreedores y aumentar el capital propio para acceder al resto de la ayuda.

Las aerolíneas piden fondos para no quedarse definitivamente en tierra.

El caso especial de la nacionalizada Alitalia

Alitalia es un caso especial, porque está en concurso de acreedores desde mayo de 2017 y  será nacionalizada por Italia en las próximas semanas, será enteramente pública, estará operativa a partir de junio y sufrirá despidos en su plantilla, que cuenta con 11.000 empleados.

El ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, apuntó que la nueva sociedad nacionalizada podrá estar operativa “en las primeras semanas de junio” y contará inicialmente con más de 90 aviones, respecto a la flota de 113 actual, si bien la caída de la demanda como consecuencia de la pandemia del coronavirus impedirá usarlos todos desde el principio.

El ministro indicó que Alitalia será totalmente pública al principio, aunque dejó abierta la puerta a que inversores privados puedan participar en el capital si están interesados. Han sido tres años sin que la administración concursal consiguiera venderla a ninguna compañía privada. Así las cosas, el impacto negativo del coronavirus en el transporte aéreo habría supuesto el fin de Alitalia, ya con escasa liquidez en sus cuentas.

El pasado marzo el Ejecutivo italiano aprobó un decreto con ayudas a empresas y familias afectadas por el coronavirus e introdujo un plan para nacionalizar Alitalia de 500 millones de euros.

Italia ya ha concedido dos préstamos a la aerolínea de 900 millones y de 400 millones para garantizar su operatividad desde mayo de 2017.

Un avión de Ryanair despega del aaeropuerto de Girona. EFE/David Borrat

Ryanair pide a la CE que bloquee ls ayudas gubernamentales

Ryanair, el campeón del bajo coste, ha pedido a la Comisión Europea (CE) que se mantenga “vigilante” y “bloqueé” cualquier intento por parte de los Gobiernos para ayudar a las aerolíneas “nacionales”. Ha recordado que, “de acuerdo con la legislación de la Unión Europea”, cualquier concesión de “ayuda estatal” debe “respetar el principio de igual tratamiento”.

Ryanair abordó esta cuestión después de que algunos medios hayan indicado que su consejero delegado, Michael O’Leary, envió el pasado 9 de abril una carta a la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, para advertir de que llevará ante los tribunales a los países que decidan rescatar a las antiguas aerolíneas de bandera nacional.

En una entrevista concedida al medio alemán Handelsblatt, O’Leary subrayó que Ryanair no tiene acceso a ese tipo de ayudas estatales, lo que le sitúa en una situación de desventaja ante sus rivales.

Ryanair considera que esta situación es discriminatoria y carece de sentido empresarial, pues la aerolínea irlandesa, líder en Europa del sector de bajo costeo, opera, por ejemplo, más rutas desde Francia hacia destinos en África y Europa que Air France-KLM.

Los ecologistas advierten contra las ayudas sin objetivos ambientales

Las organizaciones ecologistas Greenpeace, Transport & Environment y Carbon Market Watch quieren que los rescates acordados con varias aerolíneas europeas afectadas por la crisis del coronavirus incluyan objetivos ambientales vinculantes para las compañías.

Las tres organizaciones ecologistas dieron a conocer un nuevo “Rastreador de rescates de aerolíneas” en el que recopilan los datos públicos sobre el auxilio financiero público que ya se ha concedido a las compañías aéreas y el que está en discusión y que, denuncian, “no conlleva de momento metas ambientales”.

Según sus cálculos, con aerolíneas europeas como easyJet o Scandinavian Airlines, entre otras, ya se ha cerrado apoyo financiero por un valor total de 3.360 millones de euros, mientras que al menos 9.470 millones estarían “bajo discusión” para otras compañías.

“Las cantidades que están siendo negociadas para los rescates y la recapitalización pueden crecer más ya que se están contemplando para algunas de las aerolíneas europeas más grandes, como Air France, KLM, Lufthansa, British Airways y Alitalia”, advierten.

Edición: Luis Alonso