22.800 personas murieron en accidentes de tráfico en la UE en 2019

Un bombero contempla uno de los vehículos siniestrados en el lugar de un accidente [EFE/MORELL]

Madrid (EuroEFE).- Alrededor de 22.800 personas murieron en accidentes de tráfico en la UE en 2019, un 2 por ciento menos en comparación con las cifras de 2018. Con una media de 51 fallecidos en accidentes de tráfico por millón de habitantes, Europa sigue siendo la región más segura del mundo en lo que se refiere a la seguridad vial.

Son cifras preliminares presentadas por la Comisión Europea en las estadísticas sobre seguridad víal en 2019. Son 7.000 muertes menos que en 2010, una reducción del 23 por ciento. Aunque son buenos números, la Comisión reconoce que en la mayoría de los países los avances se han ralentizado desde 2013, por lo que no se alcanzará en 2020 el objetivo de reducir a la mita el número de fallecidos en accidentes de tráfico (con respecto a 2010).

Además, según dice la Comisión, las cifras de 2020 pueden resultar atípicas, a la vista de las medidas adoptadas para luchar contra el coronavirus. El confinamiento ha reducido la movilidad víal y aunque se prevé una caída significativa del número de víctimas mortales, no será suficiente para alcanzar los objetivos.

Los accidentes de tráfico son importantes en las vías rurales.EFE/ Sxenick

La media de la Unión de 51 fallecidos en accidentes de tráfico por millón de habitantes oculta diferencias significativas entre los Estados miembros. Según las cifras provisionales de 2019, los países con mejores resultados fueron Suecia (22 fallecidos por millón) e Irlanda (29 fallecidos por millón). Las tasas más elevadas fueron las de Rumanía (96 fallecidos por millón), Bulgaria (89) y Polonia (77).

Únicamente dos países registraron una tasa de mortalidad superior a 80 fallecidos por millón de habitantes, frente a 7 en 2010

En 2019, un total de 8 Estados miembros registraron sus tasas más bajas de mortalidad en accidentes de tráfico hasta la fecha: Alemania, Grecia, Francia, Croacia, Letonia, Luxemburgo, Finlandia y Suecia.

Radiografía de una década de seguridad víal en la UE

El número de víctimas mortales en las carreteras europeas ha descendido una media de un 23 por ciento en la década 2010-2019. Lejos del objetivo de reducción previsto para 2020 de un 50 por ciento con respecto a las cifras de 2010

Un tercio de los Estados miembros ha reducido el número de fallecidos en accidentes de tráfico un 30 % o más desde 2010; de ellos, Grecia ha registrado la mayor caída (– 45 %), seguido de Irlanda, España y Portugal (todos ellos países que han sido o siguen siendo beneficiarios del Fondo de Cohesión) y los tres países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania).

En España, en 2010 hubo 53 muertos por millón de habitantes, 39 en 2018 y 36 en 2019, lo que supone una variación entre 2018 y 2019 del 6 por ciento y un 31 por ciento desde 2010.

La Guardia Civil contempla los restos de un camión accidentado. EFE / Eliseo Trigo.

Como la Comisión Europea solo tiene los datos globales hasta 2019, el estudio más detallado de cómo, dónde y quienes son las víctimas de los accidentes de tráfico alcanza hasta 2018. Estas son algunas de las particularidades:

  • la media de edad de las víctimas de accidentes de tráfico en la Unión está aumentando: en 2018, el 28 % del total de fallecidos eran personas de 65 años o más, frente al 22 % en 2010 . Durante el período 2010-2018, el número de víctimas de accidentes de tráfico de 65 años o más aumentó un 2 %.
  • como peatones, este grupo de edad es particularmente vulnerable y constituye el 58 % del total de fallecimientos de peatones en vías urbanas.
  • por el contrario, el número de víctimas mortales pertenecientes al grupo de edad de 18 a 24 años cayó un 43 %. Pero solo el 8 por ciento de la población pertenece a este grupo de edad, por lo que al final el 12 por ciento de los fallecidos están en esa franja de edad. La mayoría de los jóvenes fallecidos en accidentes de tráfico (64 %) eran conductores o pasajeros de automóviles, mientras que únicamente el 8 % eran peatones.
  • el 53 % de las muertes en accidentes de tráfico en 2018 tuvieron lugar en caminos rurales, frente a un 38 % en zonas urbanas y un 9 % en autopistas.
  • los ocupantes de automóviles (conductores y pasajeros) representan el 45 % de todos los fallecidos en accidentes de tráfico, mientras que los usuarios de vehículos de dos ruedas constituyen el 26 % y los peatones, el 21 % del total de víctimas mortales.
  • en las zonas urbanas, los peatones (y no los ocupantes de automóviles) representan el mayor porcentaje de víctimas: dentro de las zonas urbanas, prácticamente el 40 % de los fallecidos son peatones, el 12 %, ciclistas y el 18 %, usuarios de vehículos de motor de 2 ruedas. Esto significa que el 70 % del total de víctimas mortales en zonas urbanas son usuarios vulnerables de la vía pública. Fuera de las zonas urbanas, este porcentaje es del 32 %.
  • 3 de cada 4 fallecidos en accidentes de tráfico (76 %) son hombres.
  • En el periodo 2010-2018 el número de ciclistas fallecidos disminuyó un 5 por ciento. En cambio, el número de ciclistas fallecidos en las zonas urbanas aumentó un 1 por ciento.
  • por cada persona fallecida en un accidente de tráfico, alrededor de otras 5 sufren heridas de gravedad con consecuencias que les trastocan la vida. La mayoría de los heridos son usuarios vulnerables de la vía pública, es decir, peatones, ciclistas y conductores de vehículos de motor de 2 ruedas.