Bruselas crea un puente aéreo humanitario y pide restringir viajes no esenciales hasta el 15 de junio

Una pasajera aguarda en la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) anunció este viernes la creación de un “puente aéreo humanitario” para el transporte de trabajadores humanitarios y suministros de emergencia para atender a algunas de las zonas del mundo en situación más crítica en la lucha contra el coronavirus.

La medida, según indicó en un comunicado el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, “puede ser vital para algunas de las comunidades más vulnerables del mundo”.

Lenarcic, de hecho, viaja este mismo viernes a Bangui en el primero de estos vuelos humanitarios, donde prevé reunirse con el presidente de la República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra, y con organizaciones humanitarias.

Este primer vuelo, que se ha organizado en cooperación con Francia, parte de la ciudad francesa de Lyon con alrededor de sesenta trabajadores humanitarios de varias ONG y trece toneladas de material de ayuda.

En los próximos días le seguirán otros dos vuelos de carga más con otras 27 toneladas de suministros humanitarios.

A su regreso, los vuelos del puente aéreo también traerán a ciudadanos de la UE y a otros pasajeros desde la República Centroafricana en un esfuerzo de repatriación.

A continuación, se programarán nuevos vuelos humanitarios organizados por la Unión Europea (UE) en los próximos días, con “prioridad para los países africanos en los que la pandemia puede empeorar otras crisis humanitarias”, explicó la Comisión.

La operación se plantea como un esfuerzo conjunto de la Comisión y los Estados miembros, de manera que el Ejecutivo comunitario financia el transporte aéreo de los vuelos de los Estados miembros hacia y desde los destinos propuestos, “en la medida de lo posible combinados con los vuelos de repatriación en curso, sin olvidar a los trabajadores humanitarios en rotación”, señaló.

El personal humanitario de las administraciones nacionales, las ONG o las agencias de las Naciones Unidas pueden aprovechar el dispositivo, según la CE.

La Comisión financia el 100 % de los costes de transporte, mientras que los socios de la UE son los responsables de la obtención del material humanitario.

Prórroga a la restricción de viajes no esenciales

Por otro lado, la Comisión propuso este viernes prolongar la restricción de los viajes no esenciales a la UE hasta el próximo 15 de junio, una medida a la que tienen que dar luz verde los Estados miembros y los asociados del espacio Schengen.

Bruselas considera que aunque algunos de esos países están tomando medidas preliminares para relajar las medidas de lucha contra la propagación de la pandemia, “la situación sigue siendo frágil, tanto en Europa como en el resto del mundo”, indicó la CE en un comunicado.

Por ello, cree necesario “el mantenimiento de las medidas adoptadas en las fronteras exteriores para reducir el riesgo de que los viajes propaguen la enfermedad”.

Los controles en las fronteras interiores, dice por otra parte, “deberán comenzar a levantarse de forma gradual y coordinada antes de que las restricciones en las fronteras exteriores puedan relajarse en una segunda fase”.

Bruselas tiene previsto presentar unas directrices sobre el levantamiento de esas restricciones el próximo miércoles.

Ministros de Interior piden a Bruselas que coordine la reapertura de las fronteras

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) pidieron este martes a la Comisión Europea (CE) que coordine el futuro levantamiento de las restricciones y controles que se aplican en las fronteras entre Estados miembros desde que …

El vicepresidente de Promoción de nuestro Modo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, dijo que pese a los progresos registrados en muchos países europeos, “la situación en todo el mundo es muy frágil” y consideró “imperativo” que “todas las medidas adoptadas sean graduales y que medidas diferentes se levanten en fases distintas”.

Por su parte, la comisaria de Interior, Ylva Johansson, señaló que habrá que levantar las restricciones a la libre circulación y los controles en “las fronteras interiores antes de que podamos eliminar las restricciones en las fronteras exteriores y garantizar el acceso a la UE a los residentes en terceros países para los viajes no esenciales”.

La restricción de los viajes, así como la invitación a prorrogarla, abarca a todos los Estados miembros de Schengen (también Bulgaria, Chipre, Croacia y Rumanía) y los cuatro Estados asociados de Schengen (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza).

Toda prórroga adicional de la restricción de los viajes después del 15 de junio de 2020 deberá evaluarse de nuevo sobre la base de la evolución de la situación epidemiológica, advirtió la CE.

La primera propuesta de restricción de acceso a la UE la presentó Bruselas el pasado 16 de marzo.

El 8 de abril, la Comisión pidió una prórroga de la restricción de los viajes hasta el 15 de mayo.
La restricción de los viajes no se aplica a los ciudadanos de la UE, a los ciudadanos de terceros países pertenecientes al espacio Schengen ni a sus familiares, ni tampoco a los nacionales de terceros países que sean residentes de larga duración en la UE a efectos de su regreso a casa.

El personal esencial, como los médicos, las enfermeras, los profesionales sanitarios, los investigadores y los expertos que ayudan a hacer frente al coronavirus, así como las personas que transportan mercancías, los trabajadores fronterizos y los temporeros agrícolas, también deben seguir teniendo la posibilidad de entrar en la UE.

Editado por Miriam Burgués