Comisario de Ambiente: los océanos son parte de la solución ante cambio climático

El comisario de Ambiente, Virginijus Sinkeviciu, (segundo por la derecha) en el acto celebrado este sábadoi en la COP 25., [EFE/Miriam Burgués]

Madrid (EuroEFE).- El comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, subrayó este sábado que los océanos son “parte de la solución” contra el calentamiento global y pidió a los jóvenes que sigan presionando para obligar a la UE a actuar “más rápido” frente a la crisis climática.

Los océanos están “en el corazón de la emergencia climática” y son “las primeras víctimas”, dijo Sinkevicius durante un panel celebrado en el marco de la Cumbre del Clima (COP25) de Madrid.

El panel coincidió, dentro del día de los oceanos, con la presentación un informe la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en ingles) ‘La desoxigenación de los océanos: un problema de todos’.

El comisario, que dirige la cartera de Medio Ambiente y Océanos desde el pasado 1 de diciembre dentro de la nueva Comisión Europea (CE), afirmó que “lo que nos hace tener esperanza es que los océanos también son parte, una gran parte, de la solución”.

Además, recordó que el próximo miércoles la CE dará a conocer el llamado “Pacto Verde europeo”, que se espera ponga sobre la mesa cifras sobre los niveles de inversiones y dotación financiera que el Ejecutivo comunitario quiere destinar a la emergencia climática.

El primer objetivo será que todos los Estados miembros se comprometan a convertir a la UE en la primera región climáticamente neutra para 2050.

Sin embargo, todavía se oponen a ello países como Polonia, Hungría y la República Checa, que dependen en gran medida de los combustibles fósiles.

Sinkevicius admitió que la UE no tiene todavía “todas las respuestas y herramientas” para luchar contra el cambio climático, pero a continuación enfatizó: “la ciencia puso al hombre en la Luna, y la ciencia nos ayudará a mantener al hombre en una Tierra sana”.

A sus 29 años, Sinkevicius es el comisario más joven de la historia del Ejecutivo comunitario y animó a su generación, que se está manifestando en las calles ante la crisis climática, a “no renunciar nunca”.

“Dadnos un mandato adicional para actuar más rápido”, urgió a esos jóvenes y recordó que el miedo al futuro del planeta que mueve a muchos de ellos es un “impulso muy poderoso”.

La desoxigenación de los oceanos: un  problema de todos

Este sábado se ha presentado en la COP25 el informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en ingles) ‘La desoxigenación de los océanos: un problema de todos’.

Según ese informe, el inventario mundial de oxígeno del océano ha disminuido un 2 por ciento entre 1960 y 2010 y se prevé que para el año 2100 esa cantidad se reduzca entre un 3 y un 4 por ciento adicional a causa del calentamiento global, con efectos dramáticos sobre los hábitats y las economías costeras que dependen de ello.efe

Los oceanos tienen que ser parte de la solución frente al cambio climático.. **** [EFE ****SOLO USO EDITORIAL]

Según el estudio, la pérdida de oxígeno oceánico está estrechamente relacionada con el calentamiento y la acidificación de los océanos causados por el aumento de dióxido de carbono (CO2), a su vez consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y de la llamada fertilización de los océanos.

La mayor parte del exceso de calor retenido por la Tierra es absorbida por los océanos, lo que inhibe la difusión del oxígeno de la superficie a las profundidades, y el aumento de nutrientes que llegan a través de los ríos promueve la proliferación de algas y el consiguiente aumento de la demanda de oxígeno, ha explicado Dan Laffoley, del programa de Ciencia y Conservación marina de la IUCN.

Según el informe, el promedio mundial de desoxigenación esconde unos cambios locales que podrían ser más severos en latitudes medias o altas y así, algunas simulaciones de modelos océanicos proyectan para el año 2100 una disminución del stock de oxígeno de los océanos de hasta un 7 por ciento en un escenario sin cambios.

Mas de 900 zonas costeras y mares semicerrados tienen ya problemas

El estudio ha identificado más de 900 zonas costeras y mares semicerrados en todo el mundo objeto de los efectos de la eutrofización (enriquecimiento excesivo de las aguas con nutrientes o materia orgánica).

Por eso, los científicos urgen a acometer un “esfuerzo drástico” de reducción de las emisiones de GEI para atenuar el índice de disminución del oxígeno de los océanos del mundo o desoxigenación, un nuevo problema de importancia mundial aún desconocido, ha subrayado la profesora Lisa Levin, del Scripps Institution of Oceanography.

El informe apunta al océano como una de las fuentes de oxígeno para la atmósfera, aún cuando éste representa sólo un 0,6 por ciento del de la atmósfera, y destaca al Mar Báltico y al Mar Negro como los mayores ecosistemas marinos semicerrados cuyo contenido de oxígeno es bajo.

La falta de oxígeno se extiende también a áreas abiertas, como el Atlántico y a mares conectados, como el Mediterráneo

Pero las repercusiones de la desoxigenación no se limitan sólo a los mares cerrados o semicerrados, sino que aquellas zonas cuyo contenido de oxígeno es limitado se han expandido drásticamente en la mayor parte del Atlántico en los últimos 50 a 100 años, incluso en mares conectados, como el Mediterráneo.

Y, además de encontrarse en muchas aguas costeras, la falta de oxígeno también se aprecia a profundidades medias, generalmente entre 300 y 1.000 metros -las más ricas en biodiversidad-, como en la cuenca Atlántica, con una importante reducción en los últimos 60 años.

Para Lisa Levin, “sí existen soluciones”, pero éstas pasan necesariamente por una “mayor ambición” en la reducción de las emisiones de GEI, un objetivo que está en manos de los gobiernos “a través de múltiples vías”.

También ha apuntado a la necesidad de reducir los vertidos procedentes de la agricultura, la industria o las aguas residuales y evitar “otras fuentes de estrés para los océanos”, como la contaminación y la sobrepesca, y ha abogado por potenciar la creación de áreas marinas protegidas e “incluir a los océanos en las negociaciones que se llevan a cabo en esta COP Azul”.