Greta Thunberg: “Espero honestamente que esta COP deje algo concreto”

Llegada de Greta Thunberg a la cumbre del clima

La joven activista climática de 16 años Greta Thunberg a su llegada junto con otros jóvenes de Fridays for Future a la quinta jornada de 25 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP) bajo el lema "Tiempo de actuar" la Cumbre del Clima. EFE/Chema Moya

Madrid (EuroEFE).- La joven activista medioambiental Greta Thunberg dijo este viernes en Madrid que espera “honestamente” que la Cumbre del Clima “deje algo concreto” y que aumente la concienciación entre la población en general en la lucha contra la crisis climática.

“Hay una urgencia visible en torno al cambio climático pero ahora mismo no parece que la gente lo entienda de esa manera; haremos todo lo posible para que pase algo concreto y no sea ignorado más”, añadió la adolescente sueca.

Thunberg se manifestó de esta forma en una multitudinaria rueda de prensa que ofreció unas horas después de llegar a la capital española y visitar, por sorpresa, la sede de la Cumbre del Clima que arrancó el lunes pasado.

La mediática activista, de 16 años, convertida ya en icono de la lucha juvenil tras haber movilizado en los últimos meses a millones de jóvenes con su ejemplo en la lucha contra la crisis climática, insistió: “No podemos esperar ni un solo día más” para actuar.

“La COP25 es significativa, no podemos esperar a la COP26, no podemos permitirnos medio año, no podemos permitirnos más días para una acción real, la COP25 no es algo que deba ser ignorado y postpuesto”, enfatizó.

La repentina e imprevista llegada en la mañana del sábado de Greta Thunberg al recinto ferial donde se celebra la Cumbre Climática de Madrid ha desviado todos los focos hacia la activista sueca y ha convertido la cita, aunque sea este viernes, en la “cumbre de Greta”.

Rodeada por impresionantes medidas de seguridad, la joven sueca ha sido en todo momento seguida por decenas de cámaras de televisión, fotógrafos, periodistas y jóvenes activistas de muchos países.

La joven ha accedido al recinto ferial por la “zona verde”, el espacio abierto a la participación social, donde ha recorrido brevemente las instalaciones que tienen varias instituciones y organizaciones no gubernamentales, además de dejarse fotografiar con otros jóvenes activistas y voluntarios, en su mayoría españoles.

Greta Thunberg se ha trasladado minutos después hasta la “zona azul”, la más “oficial” de la cumbre y gestionada por Naciones Unidas, donde un centenar de jóvenes de la organización Fridays for Future tenía programada una sentada reivindicativa.

La activista se ha sumado a esa sentada, donde después han formado un círculo cogidos de las manos y han cantado letras reivindicativas y eslóganes a favor de una mayor ambición climática.

La presencia de Greta en las instalaciones del recinto ferial ha desviado la atención de todos los medios de comunicación que cubren la cita para captar las primeras imágenes de la activista en la reunión anual del clima.

Una nube de ‘flashes’, cámaras, teléfonos móviles y grabadoras sobrevolaban los alrededores de Thunberg, y se han sucedido también los empujones en los accesos más estrechos, porque no solo periodistas querían una instantánea de la joven sueca.

La activista ha llegado a primera hora de la mañana de este vienes  a Madrid en un tren procedente de Lisboa, ciudad a la que atracó tras cruzar el Atlántico en un catamarán junto a una familia australiana que le cedió un espacio en la nave.

Está previsto que dé una rueda de prensa en el centro de Madrid, antes de sumarse a la manifestación convocada por varias organizaciones juveniles para reivindicar a las delegaciones oficiales un mayor compromiso con el clima y que pasen de las palabras a los hechos.

Greta Thunberg, el rostro del miedo de la sociedad a la crisis climática

Madrid (EuroEFE).- Mensajes dotados de una abrumadora credibilidad y con una grandísima carga emocional, además de un lenguaje metafórico son algunos de los recursos con los que la joven activista medioambiental Greta Thunberg ha cristalizado el interés y, al mismo …