Doce países de la UE piden que aerolíneas puedan reembolsar cancelaciones en cupones

Vista de parte de la flota de Brussels Airlines. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Doce países de la Unión Europea (UE) pidieron este miércoles a la Comisión Europea (CE) que permita a las aerolíneas devolver en cupones y no en efectivo el importe de los billetes de vuelos cancelados por la crisis del coronavirus, para aliviar los problemas de liquidez de las compañías.

“La obligación de reembolsar en metálico los billetes cancelados, si el pasajero lo decide, coloca a las aerolíneas en una situación difícil cuando están afrontando serios desafíos de tesorería”, según un comunicado difundido por la representación diplomática holandesa y que suscriben Bélgica, Bulgaria, Chequia, Chipre, Grecia, Francia, Irlanda, Latvia, Malta, Países Bajos, Portugal y Polonia.

La normativa europea sobre Derechos de los Pasajeros estipula que en caso de cancelación las aerolíneas tienen que ofrecer a los viajeros la elección entre un reembolso o un cambio de ruta con ciertas condiciones.

“Cuando se concibió la redacción de la regulación, no se podía prever la actual crisis global y su impacto en los viajes aéreos”, agrega el comunicado, que se alinea con una petición que han ido reiterando desde la propagación del Sars-CoV-2 en Europa las grandes compañías aéreas de la UE, reticentes a pagar en metálico por falta de tesorería y partidarias de ofrecer bonos o cupones de viaje.

No en vano, varios países como Italia, Francia o Alemania han anunciado en los últimos días que rescatarían financieramente a sus compañías aéreas de referencia, Alitalia, Air France y Lufthansa, respectivamente.

Los Estados de la UE, al rescate de sus aerolíneas

Madrid (EuroEFE).- Los países de la UE empiezan a salir al rescate de sus grandes empresas. Como se las denomina en Francia “empresas estratégicas”. Miles de millones de euros que, por el momento, van a orientados principalmente a un sector …

 

Los doce países en cuestión, entre los que no figura España, piden a Bruselas que introduzca una “enmienda temporal” en ese sentido en la regulación y que, previamente, facilite otras “iniciativas como una interpretación más amplia de las directrices que permita a las compañías elegir de qué forma reembolsan a los pasajeros”.

“Esto debe de hacerse de manera similar a través de la UE, con un criterio común” con una protección “adecuada” para los pasajeros, agrega el comunicado, cuyos firmantes consideran que sería una solución para los problemas de liquidez que además ayudaría a “preservar la competitividad de la aviación europea”.

Las capitales creen que un sistema temporal de “bonos de viaje” es “posible y aceptable para los consumidores si se toman en consideración ciertos principios clave como la información transparente al pasajero, la no discriminación, una duración común de la validez de los bonos, la máxima flexibilidad y el derecho a un reembolso inmediato al final de la validez de los bonos en caso de no utilizarlos”.

Subrayan también que habría que discutir cómo proteger a los eventuales tenedores de esos bonos “contra la quiebra de las aerolíneas que los hayan emitido”, si ese llegara a ser el caso.

“Estamos listos para explorar esto en un nivel europeo y llamamos a la Comisión a tener en cuenta este aspecto”, concluyen los firmantes.

Medidas de alivio para las empresas de transporte

Por su parte, la CE adoptó este miércoles un paquete de medidas para flexibilizar ciertas normas en los sectores del transporte rodado, aéreo, marítimo y ferroviario con la intención de aliviar a las empresas durante la crisis del coronavirus.

Las medidas introducidas para proteger la salud pública han dificultado que algunos operadores de transporte, particulares y administraciones nacionales completen ciertos trámites exigidos por la legislación de la UE, como la renovación de licencias.

Por ello, la Comisión, que ya había publicado algunas directrices para flexibilizar normativas de transporte y dice que seguirá modificando otras normas, propone ahora una serie de ajustes que cuenta con aprobar de forma acelerada y que contemplan que se extiendan las fechas de validez de ciertos certificados, contratos, licencias y otras autorizaciones, entre otros.

En el caso del transporte por carretera, Bruselas acepta la propuesta de 11 Estados miembros que pedían una “exención temporal” de los períodos máximos de conducción y las condiciones de reposo que están aplicando, para que los transportistas puedan operar con normalidad incluso si encuentran obstáculos como colas en las aduanas o acceso reducido a alojamiento en sus trayectos.

La solicitud ha sido cursada por Austria, Bélgica, Bulgaria, Eslovaquia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Rumanía y Suecia, mientras que otros nueve países de la UE se han sumado a la petición y “recibirán una decisión positiva en las próximas semanas”, agregó Bruselas sin más precisiones.

En el caso del sector de la aviación, se permitirá prolongar la extensión de los contratos de las compañías de servicios de asistencia en tierra sin necesidad de nuevas licitaciones y permitirá “concesiones” a los aeropuertos en caso de quiebra de esas empresas, entre otros puntos.

En lo relativo al transporte marítimo, la CE otorgará a los Estados y a sus autoridades portuarias “la flexibilidad de diferir, reducir o elevar las tarifas de infraestructura portuaria para los usuarios del puerto, si así lo desean”, con el objetivo de proporcionar “la liquidez que tanto necesitan” a las navieras, incluidas las que operan ferris.

Para el transporte ferroviario, la Comisión propone prolongar tres meses la fecha límite que tenían los Estados miembros para transponer a sus legislaciones nacionales la normativa europea sobre seguridad e interoperabilidad para que el sector pueda “centrar sus recursos en la recuperación del coronavirus”.

No discriminar por nacionalidad cuando se reabran fronteras

Por otro lado, la Comisión pidió no discriminar por nacionalidad a los viajeros que puedan entrar en un país de la UE cuando se levanten las restricciones de desplazamiento aplicadas por la pandemia del coronavirus.

“Para permitir a la industria turística recuperarse, el colegio (de comisarios europeos) considera que las restricciones de viaje se deben levantar tan pronto como sea posible, evitando cualquier discriminación sobre bases de nacionalidad y teniendo en cuenta la evolución epidemiológica”, declaró la vicepresidenta de la CE para Valores y Transparencia, Vera Jourová.

La política checa se expresó en ese sentido durante una rueda de prensa celebrada tras la reunión semanal de los comisarios europeos, en la que abordaron la situación del turismo ante la COVID-19.

Jourová insistió en que se necesita “el mismo enfoque” para levantar las restricciones de viajes dentro de la UE, entre las fronteras de los diferentes Estados miembros. Países como España mantienen cerradas sus fronteras para combatir la actual crisis sanitaria.

En cuanto a las fronteras exteriores del club comunitario, clausuradas al menos hasta el 15 de mayo, consideró que la apertura se deberá realizar en una segunda fase y teniendo en cuenta el estado de la pandemia en países terceros.

La vicepresidenta de la Comisión adelantó que el Ejecutivo comunitario trabaja en unas directrices sobre esas cuestiones que se publicarán a mediados de mayo.

Jourová agregó que el levantamiento de las restricciones también deberá tener en cuenta las recomendaciones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, orientaciones de salud y seguridad, así como medidas para garantizar la seguridad de turistas y trabajadores del sector.

“Está bastante claro que no queremos tener discriminación alguna. No debería haber selección de quién puede entrar al país y quién no sobre la base de la ciudadanía o nacionalidad. Ese es el principio que queremos mantener”, resaltó.

Los ministros de Interior de la Unión Europea ya pidieron este martes a la Comisión Europea que coordine el futuro levantamiento de las restricciones y controles que se aplican en las fronteras entre Estados miembros desde que comenzó la epidemia de coronavirus.

Ministros de Interior piden a Bruselas que coordine la reapertura de las fronteras

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) pidieron este martes a la Comisión Europea (CE) que coordine el futuro levantamiento de las restricciones y controles que se aplican en las fronteras entre Estados miembros desde que …

“A ambos lados de las fronteras se deberán tomar las mismas medidas y al mismo tiempo. Creo que para muchos países de la UE (la cuestión) no es levantarlas o no, sino cómo hacerlo”, dijo en una rueda de prensa telemática la comisaria europea de Interior e Inmigración, Ylva Johansson.

La reapertura de las fronteras tendrá lugar de manera “gradual”, empezando por las áreas que hayan registrado una disminución de los casos de COVID-19, según un comunicado difundido por la presidencia semestral del Consejo de la UE, que desempeña Croacia.

Editado por Miriam Burgués