El 46,5 % de los españoles ve inalcanzable la meta de la UE de lograr la neutralidad climática para 2050

El parque eólico más elevado de Europa en Griessee, en los Alpes suizos. EFE/Archivo/Olivier Maire

Madrid (EuroEFE).- El 46,5 % de los españoles considera inalcanzable o demasiado ambicioso el reto de lograr para 2050 una economía climáticamente neutra en emisiones de CO2, como plantea la UE para mitigar el calentamiento global, según una encuesta publicada este martes por la Fundación Alternativas.

Los resultados son fruto de una encuesta con preguntas a un millar de españoles sobre el futuro de Europa y su transición hacia una economía sostenible, realizadas en los últimos días de agosto y principios de septiembre, por la empresa 40dB.

Según el sondeo dirigido por Belén Barreiro, patrona de la Fundación Alternativas y expresidenta del CIS, solo el 20,8 % de los entrevistados considera alcanzable, posible o realista lograr una economía climáticamente neutra en 2050, como se propone la UE.

Hay “escepticismo ciudadano”, los objetivos se ven “excesivamente ambiciosos” y, además, se percibe que los Estados miembros de la Unión “no están haciendo lo suficiente”, ha comentado Barreiro durante un foro virtual organizado por la fundación para analizar los resultados de la encuesta.

“Los ciudadanos creen que hay que correr más, que hay que hacer mayores esfuerzos”, ha añadido.

La ciudadanía tiende a ser crítica cuando se le pregunta por los esfuerzos que están realizando los Estados para cumplir los objetivos medioambientales, dado que el 47,9 % discrepa algo o mucho respecto a si son suficientes las acciones de los países, y solo el 26,7 % considera que se está haciendo lo que se necesita.

“Tenemos que ser mucho más ambiciosos, valientes y audaces porque el momento es crítico”, ha dicho, por su parte, la eurodiputada por Unidas Podemos Sira Rego.

Sobre el Pacto Verde europeo, Rego opina que el “despliegue de políticas públicas” para poder llevarlo a cabo “no está siendo demasiado ambicioso” y que seguir planteando “un modelo de crecimiento económico sin límites” en un mundo con recursos limitados “es un contrasentido”.

Mientras, Montserrat Mir, exdirectora de la Confederación Europea de Sindicatos, ha señalado que uno de los “grandes retos” del Pacto Verde es garantizar “el acceso a la energía” y que la “transición justa” hacia el nuevo modelo económico se haga con diálogo social, “sin excluir a nadie”.

 

El Pacto Verde es una “estrategia económica y social” buena para Europa y “especialmente positiva” para España, porque tenemos “excelentes recursos naturales” y “más y mejores renovables” que el resto de la UE, ha destacado el director de Política Energética de Iberdrola, Gonzalo Saenz de Miera.

A su juicio, es fundamental “orientar bien” el plan de recuperación pactado en la UE y los fondos que corresponden a España (140.000 millones de euros).

Es una “obligación moral aprovecharlo para cambiar la economía”, ha subrayado al respecto.

En relación con la gestión ambiental, prácticamente la mitad de los encuestados considera que la protección del medioambiente y la transición ecológica debería ser una competencia compartida entre la UE y cada Estado miembro.

Por el contrario, para el 27 % de los entrevistados la gestión de esas competencias debería ser asumida por la UE, y para el 19,2 % habría de ejercerla cada Estado, según el sondeo.

Sobre si están de acuerdo o no los ciudadanos respecto a que se invierta en políticas ambientales, aunque eso suponga que algunas empresas o sectores paguen más impuestos, el 63,8 % se manifiesta a favor y el 13,2 % discrepa, según la encuesta.

En cuanto a obligaciones, la mayoría de los entrevistados defiende que la UE exija a los Estados invertir en protección medioambiental y endurecer el uso de automóviles para reducir la contaminación atmosférica.

Editado por Miriam Burgués