Horas bajas en el sector aéreo

Un avión Airbus A380 de Emirates aterriza en el aeropuerto de Frankfurt, Alemania, el 16 de marzo de 2020. EFE / EPA / THORSTEN WAGNER

París (EuroEFE).-El fabricante aeroespacial europeo Airbus anunció este martes que suspende “temporalmente” la producción y la actividad de ensamblaje en sus plantas de Francia y España para seguir las medidas puestas en marcha en esos países para hacer frente a la epidemia del coronavirus. Medidas que están causando enormes daños en el sector aéreo. Italia es el primer país que recurre a la renacionalización de su compañía, Alitalia.

El Gobierno italiano renacionalizará la aerolínea Alitalia, en concurso de acreedores desde mayo de 2017, tras la crisis del coronavirus que ha impactado notablemente en las cuentas de la compañía, con cancelaciones masivas, y ha alejado su potencial venta, informa EFE Dow Jones.

La citada fuente señala que el decreto prevé el establecimiento de “una nueva compañía controlada por completo por el Ministerio de Economía y Finanzas, o controlada por una compañía predominantemente pública y de participación pública indirecta”, que asumirá el control de Alitalia y de su filial Alitalia CityLiner SpA.

El aeropuerto romano de Fiumicino cierra desde este martes y de forma temporal su Terminal 1 por la disminución del tráfico aéreo tras las numerosas cancelaciones por la emergencia del coronavirus.

 

Airbus para la producción en España y Francia

En un comunicado, Airbus asegura que se trata de dar el tiempo suficiente a la puesta en marcha de dispositivos estrictos sanitarios y de seguridad en términos de higiene, limpieza y distanciamiento mientras mejora la eficiencia de las operaciones en las nuevas condiciones de trabajo.

Airbus tiene intención de continuar con el trabajo desde casa de sus empleados “allí donde sea posible”.

La empresa indicó que estas medidas se van a aplicar “en coordinación” con los representantes de sus empleados y que trabaja con sus clientes y proveedores para minimizar el impacto de esta decisión en sus operaciones.

También insistió en que su referencia son las consignas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de las autoridades sanitarias de los países.

Airbus, cuya sede está en la ciudad francesa de Toulouse, tiene sus principales centros de producción en Francia, Alemania, España y Reino Unido. Muchas empresas industriales han decidido cerrar sus factorías en los países europeos donde se están aplicando dispositivos de protección para limitar la propagación del coronavirus.

Aerolíneas reducen capacidad hasta el 90 % y empiezan a presentar ERTE

También las aerolíneas reducen capacidad, en algunos casos hasta el 90 %, y trabajan en la presentación de expedientes de regulación temporal de empleo por la brusca caída del negocio como consecuencia de la pandemia.

La situación es extrema: se trata, con mucho, de la mayor crisis en la historia de la aviación, según el consejero delegado de la aerolínea finlandesa Finnair, Topi Manner, que podría costar al sector más de 100.000 millones de euros según la Asociación Internacional del Tráfico Aéreo (IATA, en inglés).

Además, la crisis podría llevar a la mayoría de las compañías del sector a quebrar a finales de mayo, según el Centro para la Aviación (CAPA), una entidad privada de análisis del sector, con sede en Sidney (Australia).

Brussels Airlines suspende todas sus operaciones hasta el 20 de abril

La aerolínea Brussels Airlines, parte del grupo Lufthansa, anunció este martes que suspenderá todos sus vuelos desde el 21 de marzo hasta el 20 de abril para limitar el daño económico por el brote de coronavirus, que ha llevado a muchos países a limitar el tráfico aéreo en su territorio.

La empresa añadió que la expansión del COVID-19 y las restricciones impuestas han afectado a su situación financiera y que está en negociaciones con el Gobierno en relación con una posible ayuda pública.

Desde este martes la compañía reducirá gradualmente las operaciones para garantizar el retorno de pasajeros y tripulación hasta su suspensión total el 21 de marzo. Los vuelos se reanudarán el 20 de abril.

IAG reduce capacidad en un 75% 

El grupo aéreo IAG -integrado por British Airways (BA), Iberia, Vueling y Aer Lingus y que prevé comprar Air Europa- ha comunicado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que reducirá su capacidad en un 75 % en abril y mayo y trabaja para presentar una propuesta de ERTE a los sindicatos en los próximos días, según fuentes sindicales.

En su comunicación al supervisor de los mercados señala que en términos de empleo, IAG aplicará opciones de vacaciones voluntarias no pagadas, suspenderá temporalmente contratos de trabajo y reducirá las horas de trabajo.

No obstante, afirma que tiene una posición sólida de liquidez, superior a 7.350 millones de euros a 12 de marzo pasado, a lo que se suman los 1.900 millones de líneas de crédito generales y comprometidas garantizadas por aeronaves.

Air France-KLM, hasta el 90 %

Por su lado, el grupo Air France-KLM disminuirá su actividad entre un 70 % y un 90 % en los próximos dos meses. La francesa dejará en tierra toda su flota de aviones Airbus A380, de gran capacidad, y KLM hará lo mismo con todos sus Boeing 747, por lo que analizará con los sindicatos la implantación de la “actividad parcial”.

El director general de KLM, Pieter Elbers, ya anunció el fin de semana que planea recortar entre 1.500 y 2.000 empleos, sobre un total de 34.000, y reducir la jornada laboral de pilotos y miembros de tripulación hasta en un 40 %.

Ryanair no descarta parar toda la flota 

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair prevé dejar en tierra la mayoría de su flota de aviones durante los próximos días y reducirá en un 80 % su capacidad durante abril y mayo, aunque no descarta parar toda la flota.

Al tiempo, está tomando “medidas inmediatas” para limitar los gastos operativos y mejorar la liquidez y para ello suspenderá nuevas contrataciones, hará despidos temporales y reducirá horas de trabajo y salarios.

La compañía de bajo coste noruega Norwegian, la tercera de bajo coste de Europa, cancelará el 85 % de sus vuelos y suspenderá temporalmente de empleo a 7.300 trabajadores, más de tres cuartas partes de la plantilla.

American Airlines reduce su largo recorrido un 75%

También la estadounidense American Airlines, la primera del país por número de pasajeros, reduce su capacidad internacional de largo recorrido en un 75 % hasta el 6 de mayo por la baja demanda y las restricciones de vuelo ordenadas por la Administración Trump.

Y Delta Air Lines anunció el viernes el recorte de capacidad más drástico de su historia, un 40 % en los próximos meses.

SAS despedirá a 10.000 empleados

Scandinavian Airlines Systems (SAS), cuyos principales accionistas son los estados sueco y danés, anunció la cancelación temporal de la mayoría de sus vuelos, por lo que suspenderá de empleo a un máximo de 10.000 empleados, el 90 % de su plantilla.

También Finnair -cuyo principal accionista es el Estado finlandés- reducirá un 90 % su capacidad a partir del próximo 1 de abril, de modo que de los 12.000 vuelos mensuales que realiza habitualmente pasará a 1.600. Prevé despedir temporalmente y por turnos a la totalidad de su plantilla en Finlandia, más de 6.000 trabajadores.

Suspensión de slots y rebaja de tarifas de aeropuertos 

Las tres alianzas mundiales de aerolíneas -Oneworld, SkyTeam y Star Alliance, que representan casi 60 empresas de todo el mundo y más de la mitad de la capacidad aérea mundial- han pedido este lunes la suspensión de los derechos de vuelo (slots) para toda la temporada de verano e instan a los operadores aeroportuarios a que rebajen sus tarifas de aterrizaje.

Por su parte, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que engloba a cerca de 80 aerolíneas que operan en España, ha pedido al Gobierno que adopte un conjunto de medidas de apoyo frente al coronavirus, entre las que se destacan un aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social y del IVA o una mayor flexibilidad en el pago atrasado sin penalización de las tasas aeroportuarias y de navegación aérea.

Aeropuertos europeos alertan de pérdidas multimillonarias y piden salvaguarda

-El Consejo Internacional de Aeropuertos en Europa (ACI Europe) advirtió este martes de que la pandemia de coronavirus les está afectando “de manera dramática” y, ante una previsión de pérdidas de ingresos de 2.000 millones de euros solo en el primer trimestre, pidió que se salvaguarde su actividad.

En un comunicado, ACI Europe actualizó sus previsiones económicas para el primer trimestre del año y situó sus pérdidas en torno a los 2.000 millones de euros cuando la semana pasada las cifraba en 1.320 millones.

También calcula que los aeropuertos europeos perderán más de cien millones de pasajeros en el primer trimestre del año, tras estimar que serían 67 millones menos el pasado martes.

En su carta, piden también al Parlamento y al Consejo que adopten urgentemente la propuesta de eliminación el sistema de permisos para aterrizar y despegar en una franja horaria concreta (slots) hasta el 30 de junio de 2020.

Edición: Catalina Guerrero