El Reino Unido eliminará la cuarentena a viajeros europeos el próximo 6 de julio

Pasajeros llegan al aeropuerto de Heathrow. [EFE/EPA/WILL OLIVER]

Londres (EuroEFE).- El Gobierno británico planea eliminar la cuarentena obligatoria de catorce días al llegar al Reino Unido para los viajeros que procedan de países seguros, entre los que se espera que se incluya España, confirmó este sábado un portavoz del gabinete.

La cadena pública BBC especifica que las nuevas normas de viaje podrían entrar en vigor a partir del 6 de julio, y se prevé que el Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, detalle la próxima semana la lista de los territorios que contarán con un “corredor aéreo”.

Según la BBC, en este listado figurarán de entrada Grecia, Italia, España, Francia, Países Bajos, Finlandia, Bélgica, Turquía, Alemania y Noruega, pero no Portugal y Suecia, que han experimentado un repunte de contagios.

Pero un portavoz citado por esta cadena reconoció que nada puede impedir que un viajero llegue a un país seguro, como España, alquile un coche vaya a Portugal, vuelva otra vez a España por el mismo camino y de ahí coja de nuevo el avión al Reino Unido sin tener que ser sometido a cuarentena.

En lugar de la cuarentena impuesta el 8 de junio, que suscitó críticas de políticos y el sector turístico y motivó una demanda de las aerolíneas británicas, el Gobierno introducirá ahora un sistema de seguridad en el que adjudicará los colores rojo, ámbar o verde a los diferentes países según la prevalencia del coronavirus en sus territorios.

Pasajeros en el aeropuerto londinense de Heathrow. EFE/EPA/WILL OLIVER

Al mismo tiempo, el ministerio de Exteriores levantará las restricciones de viaje impuestas el 17 de marzo, en plena pandemia, para los países con calificación ámbar o verde, e irá revisando las de todos los destinos.

Las personas procedentes de Estados con el color rojo tendrán que cumplir una cuarentena, que implica estar encerrados en casa so pena de multa de más de mil euros.

Los viajeros que lleguen al Reino Unido deberán facilitar de todas maneras un domicilio y datos de contacto y llevar máscara o algún tipo de protección facial en todos los medios de transporte, incluidos aviones y transbordadores.

Un portavoz del Gobierno señaló que la intención es “abrir unas cuantas rutas seguras” para dar a la gente la oportunidad de “irse de vacaciones al extranjero e impulsar la economía británica a través del turismo y los negocios”.

La fuente advirtió de que el Ejecutivo “no dudará en poner el freno si resurge el riesgo” y precisó que el nuevo sistema tipo semáforo permitirá cambiar rápido las medidas para cada país.

Jonathan Smith, portavoz de la Asociación de agencias de viajes (Abta, en inglés), celebró el nuevo enfoque “basado en la evaluación del riesgo” y pidió al Gobierno que especifique “cuanto antes” los países considerados seguros.

El ministro de Turismo griego, Haris Theoharis, dijo en declaraciones a BBC que podrían pasar hasta tres semanas antes de que Grecia permita el acceso de viajeros del Reino Unido, dada la alta prevalencia del virus que aún existe en este país.

Tras varios meses absorbido en la gestión de la pandemia, Johnson, que ganó las elecciones del pasado 12 de diciembre con la promesa de materializar el Brexit -ejecutado formalmente el 31 de enero-, está ansioso ya por retomar la riendas de su proyecto político, publica hoy “The Daily Telegraph”.

Según el periódico, el próximo martes pronunciará un discurso en el norte de Inglaterra -tradicional bastión laborista que le apoyó en las urnas por su respaldo a la salida de la Unión Europea (UE)- en el que detallará grandes proyectos de infraestructuras.

El crédito político de Johnson depende de poder regenerar económicamente las zonas deprimidas del norte inglés, lo que ahora es más difícil por la recesión que se avecina debido al impacto del virus y las diferencias con la UE para lograr un acuerdo comercial bilateral al fin el periodo de transición, que acaba el 31 de diciembre