Eres europeo…te preocupa el cambio climático y quieres que tu gobierno actúe

05366_11084139.jpg

 Bruselas (EuroEFE).- Si eres europeo, una de las dos cosas que más te preocupa es el cambio climático. Sólo después de la “pobreza, el hambre y la falta de agua potable”. Pero te preocupa más que el terrorismo global. Eso es lo que dice el Eurobarómetro publicado este miércoles. Pero dice más: la mayoría de los europeos, incluidos los españoles, cree que son los gobiernos nacionales los que deben adoptar medidas paliarlo.

El cambio climático se ha convertido en el segundo problema más importante al que se enfrenta el mundo desde el punto de vista de los europeos, de forma que la crisis climática supera ya al terrorismo internacional como preocupación global en la Unión Europea. Pero el objetivo de la neutralidad climática, propuesto por la CE el pasado noviembre, no ha conseguido aún la unanimidad del Consejo.

El 60 por ciento de los encuestados piensa que el cambio climático es uno de los problemas más importantes a los que se enfrenta el mundo. Eso supone un incremento de 17 puntos desde 2017. Ha superado al terrorismo  internacional (54 por ciento) como segundo problema más importante. En cabeza está la “pobreza, el hambre y la falta de agua potable” (71 por ciento). Pero el 93 por ciento de los europeos cree que el cambio climático es un “problema serio” y para el 23 por ciento es el problema “más importante”.

Además, un 60 por ciento de los europeos ha adoptado alguna iniciativa para luchar por el cambio climático en los últimos seis meses, 11 puntos más que en 2017. Y es una tendencia al alza en todos los países de la UE: en cada uno de los países el aumento ha sido de al menos cuatro puntos porcentuales. Cuando se les pregunta a los europeos qué acción específica han adoptado para luchar contra el cambio climático, la mayoría ha dicho que reducir los residuos y reciclar (75 por ciento), mientras que un 62 por ciento ha optado por consumir de una manera más responsable.

Los gobiernos nacionales deben actuar

El 55 por ciento de los europeos cree que los gobiernos deben adoptar  medidas para luchar contra el cambio climático. Y entre las herramientas a utilizar está, sobre todo (un 84 por ciento, cinco puntos más que en 2017), financiar la transición hacia energías más limpias,  aunque eso suponga reducir los subsidios al gasoil. 

 Un 92 por ciento de los europeos cree que es importante que su gobierno nacional establezca objetivos para incrementar el uso de energías renovables (3 puntos porcentuales más) y apoyar  la eficiencia energética. 

Por lo demás, un 51 por ciento de los europeos piensa que la lucha contra el cambio climático es responsabilidad de las industrias y el 49 por ciento piensa que es la Unión Europea la que debe actuar.

Solo un 14 por ciento cree que la lucha contra el cambio climático es responsabilidad de cada uno.

Un 72 por ciento de los europeos está de acuerdo en reducir las importaciones de combustibles fósiles de fuera de la UE puede beneficiar económicamente a la seguridad energética y a las empresas de los Estados miembros. Un 92 por ciento está de acuerdo que que las emisiones de efecto invernadero deben reducirse al mínimo, mientra se compensan las actuales, para hacer a la UE una economía climáticamente neutral en 2050.

La Comisión Europea acepta el desafío de la neutralidad climática

 La Comisión Europea (CE) confirmó este miércoles su voluntad de acelerar la lucha contra la crisis climática y pronosticó que la Unión Europea (UE) asumirá este mismo año el objetivo de alcanzar la neutralidad climática en 2050, iniciativa que bloquean cuatro países.

El Ejecutivo comunitario adoptó hoy una “comunicación” que funcionará como carta de presentación de cara a la cumbre de Naciones Unidas sobre el Clima del próximo 23 de septiembre y que el comisario de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, describió como “un legado” antes de abandonar el cargo en siete semanas.

“Somos un líder climático global y nuestra acción climática es un ejemplo espectacular de entrega” de resultados, declaró Arias Cañete en una conferencia de prensa junto al vicepresidente de la CE para la Unión de la Energía, Maros Sefcovic.

El Ejecutivo comunitario subrayó que el mensaje que Bruselas trasladará en la ONU es que en los cinco años de mandato de Jean-Claude Juncker como presidente de la CE se ha hecho un “progreso sólido” hacia la neutralidad climática, se ha aprobado un sistema de planes nacionales de clima en los Estados miembros y se ha generado un “debate abierto y democrático en el seno de la UE sobre futuras acciones”.

La CE presentó el pasado noviembre una hoja de ruta para que la UE no genere en su territorio más gases de efecto invernadero de los que pueda absorber, lo que se conoce como “neutralidad climática”.

Sin embargo, el Consejo Europeo del pasado junio  no logró aprobar el documento, que requería unanimidad.

“Ya ha sido respaldado por un gran número de países y esperamos que el resto lo haga en los próximos tres meses”, dijo al respecto Arias Cañete.

Reconoció que le hubiera gustado que su última contribución al medio ambiente europeo como comisario hubiera sido que los Veintiocho aprobaran el objetivo de neutralidad climática en la UE para 2050, bloqueado por República Checa, Estonia, Hungría y Polonia, pero consideró que se hará antes de final de año.

En el próximo Consejo Europeo puede cerrarse la “neutralidad climática”

“Tengo bastante confianza en que el próximo Consejo Europeo (de los próximos 17 y 18 de octubre) se tomarán decisiones, no sólo para ir hacia la neutralidad climática, sino también para apoyar el Fondo de Transición Justa, que es fundamental para garantizar una transición socialmente justa”, declaró el comisario español.

Arias Cañete dijo además estar “extremandamente contento de que la acción climática, que al principio del mandato se consideraba como no importante, se haya convertido en la política más importante”.

Y puso como ejemplo que las que han sido sus dos carteras, Energía y Acción Climática, pasarán a ser gestionadas en la nueva Comisión Europea por un vicepresidente de la CE y por un “comisario importante” y que el presupuesto a largo plazo de la UE, aún por cerrar, establecerá que Bruselas dedique al menos el 25 % de sus fondos a actividades relacionadas con el clima.

En España, la preocupación por el cambio climático también ha aumentado desde 2017. Casi nueve de cada diez encuestados en España consideran el cambio climático un problema “muy serio” (89%, un incremento de tres puntos porcentuales desde 2017). Un 18 por ciento cree que es el problema “más importante” a nivel global, un incremento de más de 5 puntos en relación a 2017.

Pero según el Eurobarómetro lo que más ha aumentado es la concienciación de la población.Un 79 por ciento de los ciudadanos españoles airma habear adoptado medidas para luchar contra el cambio climático (17 puntos porcentuales más que en 2017) y un 31 por ciento (12 puntos más) afirma haber adoptado formas alternativas y más ecológicas que su coche particular para los traslados.

Los españoles también reclaman iniciativas “limpias” a sus gobiernos

Los españoles también creen que sus gobiernos deben adoptar medidas para potenciar las energías alternativas y fomentar la lucha contra el cambio climático.

– Un 90 por ciento de los españoles (más 5 puntos porcentuales) creen que se debe dar más apoyo económico público a la transición hacia las energías limpias.

– Un 95 por ciento  considera importante que su gobierno establezca objetivos para incrementar la cantidad de energía renovable utilizada para 2030.

–  E 95% de los encuestados (por encima del 92% de media de la UE) apoya el objetivo de lograr que la UE no tenga ningún impacto climático para 2050.

Con aportaciones de la delegación de Bruselas (Edición: Luis Alonso)

Para saber más:

Eurobarómetro climático 2019