España someterá a cuarentena a los viajeros internacionales

Un viajero procedente de Amsterdam llega a Barcelona. [EFE/ Alejandro García]

Madrid/Bruselas (EuroEFE).- Las personas procedentes de otros países deberán someterse a una cuarentena de 14 días a su llegada a España a partir del próximo viernes, 15 de mayo. Es una orden del Ministerio de Sanidad hecha pública este martes. Según la Comisión Europea, este tipo de decisiones debe basarse en criterios científicos y no en pactos bilaterales, como el de Francia y el Reino Unido.

La orden fija las condiciones de cuarentena a las que deberán someterse los viajeros internacionales, una medida que ya se ha aplicado a las autorizaciones excepcionales otorgadas para las repatriaciones de españoles y residentes en España procedentes de Italia.

La orden ministerial española se produce en pleno debate en Europa sobre cómo gestionar el desconfinamiento y qué normas deberán seguir las líneas aéreas europeas en sus primeros pasos de desescalada.

La Comisión Europea (CE) advirtió este martes de que los países que preparan planes para imponer cuarentena obligatoria a los viajeros deben seguir criterios científicos y no basarse únicamente en pactos bilaterales como el de Francia y el Reino Unido.

Durante la rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario, el portavoz de Transporte, Stefan De Keersmaecker, subrayó la importancia de que las medidas de cuarentena o exención de la misma “se tomen en pleno respeto de opiniones científicas y epidemiológicas”.

“Esperamos que el Reino Unido, por ejemplo, aplique las mismas excepciones a gente que llegue de otros Estados miembros que se encuentren en la misma situación epidemiológica”, explicó el portavoz.

El portavoz indicó que las situaciones epidemiológicas similares son el “punto de partida” para Bruselas de cara a evaluar estas iniciativas y, en cualquier caso, valoró positivamente que haya cooperación entre países para debatir estas excepciones, como Bruselas lleva pidiendo desde el inicio de la pandemia.

La Comisión Europea presentará mañana miércoles un paquete con iniciativas sobre turismo y transporte que prevé aportar claridad sobre la progresiva reapertura de fronteras y la movilidad mientras se gestiona la emergencia sanitaria.

El primer ministro británico, Boris Johnson, adelantó este lunes que se prepara para imponer “pronto” una cuarentena obligatoria de 14 días para las personas que lleguen por avión al Reino Unido, aunque no precisó más detalles.

Sin embargo, el Gobierno británico emitió un comunicado conjunto con el de la vecina Francia en el que se indica que los viajeros franceses no estarían sujetos a tal cuarentena y que cualquier medida fronteriza se negociaría bilateralmente.

La Comisión Europea ya adelantó el pasado viernes que los controles en las fronteras interiores de la UE “deberán comenzar a levantarse de forma gradual y coordinada antes de que las restricciones en las fronteras exteriores puedan relajarse en una segunda fase”. Bruselas tiene previsto presentar unas directrices sobre el levantamiento de esas restricciones este miércoles.

Pasajeros procedentes de un vuelo de Amsterdam pasan un control a su llegada al aeropuerto de Barcelona. EFE/ Alejandro García

El Ejecutivo comunitario propuso prolongar la restricción de los viajes no esenciales a la Unión Europea hasta el próximo 15 de junio. Bruselas considera que aunque algunos países están tomando medidas preliminares para relajar las medidas de lucha contra la propagación de la pandemia, “la situación sigue siendo frágil, tanto en Europa como en el resto del mundo”.

Por ello, cree necesario “el mantenimiento de las medidas adoptadas en las fronteras exteriores para reducir el riesgo de que los viajes propaguen la enfermedad”. Al mismo tiempo, los controles en las fronteras interiores “deberán comenzar a levantarse de forma gradual y coordinada antes de que las restricciones en las fronteras exteriores puedan relajarse en una segunda fase”.

El vicepresidente de Promoción de nuestro Modo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, dijo que pese a los progresos registrados en muchos países europeos, “la situación en todo el mundo es muy frágil” y consideró “imperativo” que “todas las medidas adoptadas sean graduales y que medidas diferentes se levanten en fases distintas”.

La comisaria de Interior, Ylva Johansson, señaló que habrá que levantar las restricciones a la libre circulación y los controles en “las fronteras interiores antes de que podamos eliminar las restricciones en las fronteras exteriores y garantizar el acceso a la UE a los residentes en terceros países para los viajes no esenciales”.

Cuarentena de viajeros de España

Como dice el Boletín Oficial del Estado (BOE), “gran parte de los países europeos de nuestro entorno han venido adoptando medidas por las que se establecen periodos de cuarentena de 14 días a los viajeros que entran es sus territorios”.

A su llegada a España, los viajeros estarán obligados a guardar cuarentena durante 14 días en su domicilio o alojamiento y deberán limitar sus desplazamientos a la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; y a los que obedezcan a causas de fuerza mayor.

Todos los desplazamientos se realizarán obligatoriamente con mascarilla y deberán observar todas las medidas de higiene y prevención de la transmisión de la enfermedad provocada por el coronarivus, en especial en lo que se refiere a contacto con quienes convivan.

Las autoridades sanitarias podrán contactar con las personas en cuarentena para realizar su seguimiento, pero si tienen síntomas como fiebre, tos, dificultad respiratoria, malestar general u otros síntomas sospechosos de COVID-19 deberán llamar a los servicios sanitarios e indicar que se encuentran en cuarentena por proceder del extranjero.

De estas medidas quedan exceptuados los trabajadores transfronterizos, transportistas y las tripulaciones, así como los profesionales sanitarios que se dirijan a ejercer su actividad laboral, siempre que no hayan estado en contacto con personas diagnosticadas de coronavirus.

Las agencias de viaje, los tour operadores y compañías de transporte deberán informar a los viajeros de estas medidas al inicio del proceso de venta de los billetes con destino en el territorio español.

En el caso de aeronaves las compañías deberán facilitar un formulario de salud pública para localizar a los pasajeros (Passanger Location card), que deberá ser entregado por el viajero a la llegada a España.

Un pasajero del Eurostar, el tren que une Francia y el Reino Unido. EFE/EPA/WILL OLIVER

Los franceses no pasarán cuarentena en el Reino Unido

No se aplicarán medidas de cuarentena a los franceses que lleguen a Inglaterra, una cuestión que trataron este domingo el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro inglés, Boris Johnson.

“Ninguna medida de cuarentena se aplicará a los viajeros que lleguen de Francia (al Reino Unido) en este momento; cualquier medida de un lado u otro se tomará de manera concertada y recíproca”, explicó el Elíseo en un comunicado para la prensa.

Macron y Johnson acordaron el establecimiento de un grupo de trabajo para “garantizar la cooperación durante las próximas semanas”, una colaboración que se aplica también a la gestión de la frontera entre ambos países, especialmente vinculados por el tren Eurostar, que atraviesa el canal de la Mancha.

Durante la discusión, los dirigentes insistieron también en la necesidad de una “cooperación bilateral, europea e internacional estrecha” en la lucha contra la COVID-19, especialmente ante el riesgo de nuevas transmisiones procedentes del extranjero y cuando los contagios a nivel nacional están bajando.

En el anuncio de las nuevas medidas de confinamiento en Inglaterra, Johnson explicó que se prepara para imponer “pronto” una cuarentena obligatoria de 14 días para las personas que lleguen por avión al Reino Unido desde otros países, aunque no precisó más detalles.

Por su parte, el ministro del Interior francés, Christophe Castaner, adelantó esta semana que Francia mantendrá las restricciones en la frontera con los países europeos hasta al menos el 15 de junio, mientras que las fronteras del espacio Schengen seguirán cerradas “hasta nuevo aviso”.

El ministro insistió en que se seguirán permitiendo los desplazamientos de trabajadores transfronterizos con los países vecinos, como hasta ahora.

Aunque una nueva legislación permite imponer una cuarentena a los viajeros que lleguen del extranjero para protegerse de la propagación del coronavirus, Castaner precisó que eso no se aplicará de momento a quienes entren desde otro país de la zona Schengen ni desde el Reino Unido.

Las líneas aéreas europeas dicen que el distanciamiento no es practicable

La “A4E”, asociación de líneas aéreas europeas que agrupa los intereses de las 16 aerolíneas más grandes de Europa, en las que vuelan 720 millones de pasaeros al año, ha reiterado la seguridad de volar durante la crisis de salud pública “con un riesgo muy bajo de transmisión de virus a bordo” y que los pasajeros deben utilizar sus propias mascarillas.

“La mayoría de las aeronaves comerciales están equipadas con filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA), que también se utilizaron durante la epidemia de SARS. Estos filtros avanzados limpian continuamente el aire a bordo, que luego se reemplaza en promedio cada tres minutos. Como resultado, el aire en la cabina es comparable con el ambiente estéril de un quirófano de un hospital”, dice la asociación.

Según esta asociación, la investigación realizada por los principales institutos de investigación nacionales y europeos, así como la IATA, confirma que hay poca evidencia que respalde la transmisión de pasajero a pasajero del virus COVID-19 a bordo de un avión, incluso sin medidas de protección adicionales.

Según las líneas aéreas europeas, las autoridades nacionales deben adoptar y apoyar medidas de protección adicionales.

“Cualquier forma de distanciamiento físico es innecesario, ineficaz y simplemente impracticable dado que se puede lograr el mismo resultado deseado usando máscaras faciales en un ambiente de cabina ya estéril ”, dice la asociación.

La separación física a bordo, que incluye dejar los asientos intermedios libres, tampoco es viable, según las líneas aéreas europeas, “ya que reduciría el número de pasajeros a bordo entre el 50 y el 66 por ciento de la capacidad de la aeronave. Debido a los altos costos operativos y otros costos fijos, las aerolíneas requieren que los aviones estén llenos al menos en un 77 por ciento para alcanzar el punto de equilibrio”.

España insta a las aerolíneas a la distancia de seguridad

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha instado este martes a las compañías aéreas a que, siempre que sea posible, mantengan un asiento entre pasajeros para garantizar la distancia de seguridad y prevenir así un posible contagio de coronavirus.

Fernando Simón ha hecho estas consideraciones al referirse a la polémica de las últimas horas, después de la Guardia Civil haya denunciado a Iberia y Air Europa por incumplir las medidas sanitarias incluidas en el real decreto para procurar la máxima separación posible entre pasajeros en tres vuelos: dos procedentes de Madrid a Las Palmas de Gran Canaria y Palma de Mallorca y otro que conectaba Palma e Ibiza.

Simón ha recomendado usar mascarillas en los viajes de avión, aunque ha insistido en que “lo ideal es mantener las distancias de seguridad”.

De no producirse, ha dicho, lo aconsejable para reducir los riesgos de contagio es, además de llevar mascarilla, no tener contacto físico, de manos, con el pasajero de al lado, ni compartir objetos.

Edición: Luis Alonso