La Eurocámara aprueba una reforma de las condiciones de los trabajadores del transporte por carretera

Vista del Corredor del Txoriherri a la altura de Sondika (Bizkaia). EFE/Miguel Toña/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- El Parlamento Europeo (PE) dio este jueves luz verde a una reforma de la normativa que regula las condiciones de los trabajadores del sector del transporte por carretera, con vistas a evitar fraudes y a garantizar una serie de derechos a los transportistas, como el necesario descanso.

Los eurodiputados adoptaron sin enmiendas la nueva normativa tal y como la habían acordado los negociadores del Parlamento y del Consejo en diciembre de 2019, una reforma que, según explicó la Eurocámara en un comunicado, “ayudará a mejorar las condiciones de descanso de los conductores”.

La normativa obligará a las empresas a organizar los horarios de sus empleados para que puedan regresar a su domicilio cada tres o cuatro semanas, y prohibirá que el descanso semanal obligatorio pueda hacerse en la cabina del camión.

En su lugar, la empresa tendrá que hacerse cargo del alojamiento si el transportista se halla fuera de casa.

Por otro lado, la reforma varía la aplicación de las normas de cabotaje, como se denomina al transporte de mercancías dentro de un país concreto por una empresa extranjera de manera temporal, una práctica que puede dar lugar a “dumping” social y distorsiones en la competencia en este sector.

“Para evitar el cabotaje sistemático, se establecerá un periodo de cuatro días de interrupción entre dos operaciones de cabotaje en un mismo país con un mismo vehículo”, explicó el Parlamento, que también detalló que los tacógrafos registrarán el cruce de un país a otro para detectar los fraudes en este campo.

Además, los vehículos comerciales ligeros de más de 2,5 toneladas entran en esta legislación, por lo que las furgonetas también estarán obligadas a llevar tacógrafo.

Por otro lado, las empresas de este sector deben documentar que desarrollan su actividad principalmente en el Estado miembro en el que están registradas y los camiones deberán volver al centro operativo de la compañía cada ocho semanas.

Tras la aprobación parlamentaria, la reforma entrará en vigor cuando se publique en el Diario Oficial de la UE, en las próximas semanas, y deberá aplicarse dieciocho meses después, salvo en el caso de las referidas a los tiempos de descanso y el regreso de los camioneros a su domicilio, que se aplicarán veinte días después de su publicación en el diario.

Editado por Miriam Burgués