Los países de Europa central abren sus fronteras entre ellos

Policías húngaros chequean coches en la frontera con Austria, en los primeros días de la pandemia de coronavirus. [EFE/EPA/Filep Istvan]

Budapest/Praga (EuroEFE).- Los ciudadanos comunitarios residentes en Austria, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, República Checa y, parcialmente, Alemania, pueden desde este viernes moverse libremente entre esos países sin necesidad de presentar un análisis que acredite que no están contagiados de coronavirus ni pasar cuarentena alguna.

La apertura de fronteras ha sido posible gracias a una serie de acuerdos regionales y bilaterales entre esos países, todos socios de la Unión Europea, y en los que la incidencia de la pandemia y el número de contagiados y muertos ha sido comparativamente limitado.

El ministro de Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, recordó en la red social Facebook que “en las últimas semanas y meses se ha podido controlar, con medidas severas, la epidemia y se ha mantenido en un nivel relativamente bajo el número de contagios”.

Szijjártó señaló que una de esas medidas fue el cierre de fronteras y que, gracias al éxito de la lucha contra la pandemia, se puede revertir ahora.

Colas en la frontera entre Austria y Hungría a mediados del mes de marzo. EFE/EPA/Filep Istvan

El ministro adelantó que se están preparando acuerdos similares con Alemania y Croacia.

Hungría ya levantó las restricciones de viaje hace días con Serbia y Eslovenia.

El Gobierno checo anunció  que levanta todos sus controles fronterizos con Austria, Alemania y Hungría, después de haber liberalizado completamente el tránsito con Eslovaquia este jueves.

Las restricciones continúan sólo con Alemania, cuyas autoridades siguen exigiendo la presentación de un test negativo para entrar al país desde República Checa, algo que no es necesario en el sentido inverso.

La decisión de Praga llega después de que Austria anunciara el miércoles el levantamiento de todas las restricciones de entrada con Alemania, Eslovaquia, Eslovenia, República Checa, Hungría, Liechtenstein y Suiza, todos sus países fronterizos, con excepción de Italia.

El Gobierno austríaco indicó hoy que espera poder abrir durante junio su frontera con ese país, al menos con regiones como el Alto Adige (Tirol del Sur) donde la situación epidemiológica es mejor que en otras zonas del norte de Italia.

Eslovenia, también fronteriza con Italia, sigue exigiendo a quienes llegan de ese país una cuarentena de 14 días, pero con una larga lista de excepciones por motivos turísticos, laborales, de estudio o familiares.