Los verdes alemanes pisan los talones a los conservadores

La líder del grupo parlamentario de los Verdes alemanes, Katrin Goering-Eckardt, en una rueda de prensa en 2018 en Berlín. [EPA/CHRISTINA RIZK]

Berlín (EuroEFE).- Los Verdes alemanes han igualado por primera vez en intención de voto al bloque conservador de la canciller Angela Merkel, que lidera los sondeos desde hace quince años, en la edición del “Politbarometer” de la cadena pública ZDF publicada este viernes.

Según esta encuesta, el bloque de la Unión Cristianodemócrata y la Unión Socialcristiana (CDU/CSU) lograrían un 27 % de los votos de celebrarse este domingo elecciones en Alemania, la misma proporción de sufragios que sumarían Los Verdes.

El empate se produce por la caída de un punto porcentual de los conservadores (con respecto a la muestra de la semana pasada) y el avance de tres puntos de los ecologistas.

En tercera posición aparecen los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD), que suman un punto (14 %); seguidos por el Partido Socialdemócrata (SPD), que pierde dos, hasta el 13 %, La Izquierda, que aguanta en el 7 % y el Partido Liberal, que se mantiene en el 6 %.

La solidez de Merkel

Berlín (EuroEFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, hizo alarde este viernes de solidez, física y política, por encima de las especulaciones sobre su estado de salud y tras una semana intensa en que Alemania recuperó, tras 50 años, la presidencia de la Comisión Europea (CE). 

Merkel aparece como la segunda líder política mejor valorada del país, con un +1,4 en una escala entre el +5 y el -5, por detrás tan sólo del jefe del Ejecutivo de Baden-Württemberg, el ecologista Winfried Kretschmann (+1,8), y delante del líder nacional de Los Verdes, Robert Habeck (+1,0). A continuación aparecen los ministros de Finanzas, Olaf Scholz, y Exteriores, Heij Maas, ambos socialdemócratas y con una puntuación de +0,7.

El estudio viene a confirmar la tendencia ascendente que han tenido Los Verdes desde el inicio de la actual legislatura en 2017, coincidiendo con el descrédito del SPD por su participación en una nueva gran coalición, la propia moderación del partido ecologista y el repunte de la importancia de la lucha contra el cambio climático en la opinión pública.