Diez pistas para saber cuál es el futuro de Puigdemont y Comín en Eurocámara

Los ex miembros del gobierno catalán Toni Comin y Carles Puigdemont esperan su primera sesión plenaria como miembro del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, el 13 de enero de 2020. EFE / EPA / PATRICK SEEGER

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- El suplicatorio enviado por el Tribunal Supremo a la Eurocámara marcará la legislatura de los nuevos eurodiputados Carles Puigdemont y Toni Comín, que aprovecharán el proceso para intentar europeizar la causa independentista.

Estas son algunas pistas para saber qué pasará:

1 – ¿Qué es el suplicatorio?

Se trata de un procedimiento para que la justicia levante la inmunidad de la que gozan los eurodiputados para realizar su trabajo.

La normativa interna de la Eurocámara lo define como “una garantía de independencia” y “no un privilegio personal” de los diputados, diseñado para protegerles “frente a procedimientos judiciales relacionados con las actividades realizadas en el ejercicio de las funciones parlamentarias”.

2 – ¿Cómo se activa el proceso del suplicatorio?

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, comunicará al pleno la recepción del suplicatorio y lo trasladará a la Comisión de Asuntos Jurídicos. En ese momento se pondrá en marcha el expediente, para el se designará un ponente y se examinará la solicitud “sin demora, pero teniendo en cuenta su complejidad relativa”.

3 – ¿Podrán intervenir Puigdemont y Comín?

Se ofrecerá a los eurodiputados en cuestión la posibilidad de ser escuchados y de presentar “cuantos documentos o elementos de prueba escritos estimen oportunos”, acompañados por su abogado.

En caso de que el suplicatorio se formule por varios cargos, cada uno de estos podrá ser objeto de una decisión distinta.

4 – ¿Quién decidirá en la comisión parlamentaria y el pleno?

Habrá dos figuras clave, el ponente del texto y el presidente de la comisión parlamentaria.

Ninguno de los dos será español.

La presidencia de la Comisión de Asuntos Jurídicos la ocupa actualmente la británica Lucy Nethshinga, quien se marchará tras el “brexit” el próximo 31 de enero, aunque se mantendrá en el puesto un liberal de Renovar Europa, grupo de Ciudadanos y el PNV.

En cualquier caso, fuentes parlamentarias coinciden en que la persona que ocupa la presidencia tiene un poder limitado para influir el proceso.

El ponente, por su parte, se elige de forma rotatoria entre los grupos. La única restricción es que no puede compartir grupo político con los afectados, aunque por el momento Puigdemont y Comín no pertenecen a ninguno.

5 – ¿Hasta qué punto se involucra en el caso el PE?

La comisión parlamentaria, precisa el reglamento, nunca se pronunciará sobre la culpabilidad o inocencia del diputado “ni sobre la procedencia o improcedencia de perseguir penalmente las opiniones o actos que a aquel se atribuyan”.

“Esto no es un tribunal de justicia, nosotros no somos un jurado, somos una comisión delegada del Parlamento para apreciar este tipo de cuestiones”, señaló el eurodiputado Ibán García del Blanco, uno de los dos españoles en la comisión que abordará el caso.

La Presidencia de la UE, a Puigdemont: la crisis catalana debe solucionarse en España

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- El primer ministro croata, Andrej Plenkovic, cuyo país ostenta la presidencia semestral del Consejo de la UE, afirmó este martes que el conflicto catalán es un asunto que debe resolverse a nivel interno en España y confirmó …

6 – ¿Qué mayorías se precisan?

La decisión debe adoptarse por mayoría simple en una cámara donde gozan de una amplia mayoría los grupos popular, socialdemócrata y liberal, tradicionalmente alineados con la posición de España respecto a la crisis institucional en Cataluña.

Los tres grandes grupos han dado ya a entender que apoyarán la solicitud de la justicia española y es muy probable que también tengan apoyo de parte de otros grupos, como los Conservadores y Reformistas en los que se enmarca Vox.

7 – ¿Sabremos quién vota qué?

Todas las sesiones del suplicatorio en la Comisión de Asuntos Jurídicos serán a puerta cerrada, incluidas las posibles audiencias en las que Puigdemont y Comín defenderían su caso.

Sin embargo, el voto final en el pleno será nominal, esto es, será público el color de cada voto de los 705 eurodiputados, incluidos los españoles.

8 – ¿Por qué motivos podría denegarse la retirada de la inmunidad?

La inmunidad de los eurodiputados les protege de la persecución política en sus Estados miembros por opiniones vertidas en el Parlamento Europeo, por lo que el suplicatorio solo se denegaría en el caso de que quedase probado ese caso.

No obstante, el motivo por el que la justicia española reclama a Puigdemont y a Comín es su participación en el proceso independentista catalán, previo a su entrada en la Eurocámara.

9 – ¿Cuánto podría durar el suplicatorio según los precedentes?

En las últimas legislaturas han ido aumentando el número de suplicatorios recibidos, hasta los 60 durante el pasado mandato, de los que se aprobaron 55.

La mayoría de suplicatorios se han tramitado en periodos de menos de seis meses, aunque existen excepciones de expedientes que se han prorrogado por periodos de hasta tres años. La mayor parte de los suplicatorios que terminan siendo rechazados son también los que se extienden más en el tiempo.

10 – ¿Ha habido suplicatorios contra otros eurodiputados españoles?

El empresario José María Ruiz-Mateos enfrentó tres suplicatorios entre finales de los años 80 y principios de los 90 y finalmente fue juzgado en España por diferentes delitos alrededor de la gestión de Rumasa.

El hemiciclo también concedió el suplicatorio referido al exeurodiputado abertzale Koldo Gorostiaga (1999-2004) por no justificar debidamente el uso de sus dietas parlamentarias.

Edición: Catalina Guerrero