Cataluña inicia debate entre regiones para vincular más a la UE y sus ciudadanos

CdR

El presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La secretaria de Acción Exterior y de la Unión Europea de la Generalitat de Cataluña, Mireia Borrell, inició este lunes el debate en el Comité Europeo de las Regiones (CdR) sobre cómo mejorar la relación entre la Unión Europea y sus ciudadanos, en la que por el momento no perciben “una escucha activa” por parte de la UE.

Cataluña encabeza en el Comité Europeo de las Regiones la elaboración de un dictamen sobre un diálogo estructurado y un sistema que fomente la participación de los ciudadanos en el proceso legislativo europeo, que previsiblemente se presentará en el pleno del CdR a finales de mayo de 2020.

En una reunión de la comisión de Ciudadanía, Gobernanza, Asuntos Exteriores e Institucionales, Borrell presentó el documento de trabajo con el que la región ha comenzado a profundizar en este asunto, en el que ya detectan un error, aseguran, en la afirmación extendida de que la UE “necesita comunicar mejor”.

“Pensamos que eso solo es parte del problema. No creemos que el problema sea solo de comunicación, sino de escucha activa de la voz de los ciudadanos. No de que la UE tenga que explicar mejor lo que hace, sino que escuche los problemas y comentarios de los ciudadanos”, recalcó Borrell.

El Comité de las Regiones pide destinar 4.800 millones a la transición del carbón

Bucarest (EuroEFE).- El Comité Europeo de las Regiones (CdR) ha pedido a las instituciones europeas y a los Estados miembros que el nuevo presupuesto comunitario para 2021-2027 destine 4.800 millones de euros para facilitar la transición hacia un modelo energético verde en las regiones dependientes del carbón. Entre las regiones europeas que podrían beneficiarse de una iniciativa de ete tipo están Aragón, Asturias, Castilla y León, Castilla La Mancha y el País Vasco.

La representante catalana en el Comité señaló que se debe hablar “de un dialogo en dos sentidos, no solo de la UE sino de la UE ante los ciudadanos”, y sugirió que no se necesita comunicar mejor sino “de forma diferente”.

Borrell insistió también en que la solicitud de opinión a los ciudadanos debe dejar de ser aislada para suceder de forma continuada y en espacios informales.

Para lograr esa “escucha activa”, Borrell apuntó a que el mensajero de la UE debe ser quien “cuente con la confianza de los ciudadanos y sea capaz de traducir las cuestiones europeas a la lengua cotidiana, y viceversa, para que haya verdadero diálogo”.

“Tenemos al mensajero adecuado, que son las autoridades locales y regionales, y por ende el Comité. No solo es que tengan que desarrollar un papel, sino que tienen que ser líderes”, pidió.

La representante de la Generalitat subrayó que el diálogo debe ser “permanente y llegar a todos”, ya que, en su opinión, “la UE lo hace muy bien a la hora de reunir a expertos (…) pero le cuesta más contactar con los euroescépticos o el ciudadano de a pie”.

“Necesitamos estrategias como asambleas, recurrir a la tecnología, los datos abiertos, las plataformas en línea para complementar la participación física”, propuso.

La Generalitat seguirá trabajando en este documento y llevará un primer dictamen a la reunión de esta comisión del próximo mes de febrero, donde buscará su aprobación antes de llevarla al escrutinio del pleno.