España y el Reino Unido ponen en marcha la adaptación del “brexit” en Gibraltar

El paso fronterizo de Gibraltar. [EFE/A.Carrasco Ragel.]

Madrid (EuroEFE).- España y Reino Unido han puesto en marcha el proceso de adaptación de las relaciones entre ambos una vez que, el próximo día 31 de enero, se consume el brexit y los británicos abandonen la Unión Europea. En la práctica, es el efecto que el “brexit” tiene sobre Gibraltar.

Se trata de la puesta en marcha de los comités bilaterales que deben llevar a la práctica los acuerdos alcanzados entre ambos países para proteger los derechos de los ciudadanos, y para reforzar la cooperación policial, aduanera y medioambiental en la zona de Gibraltar.

Estos cuatro memorandos firmados por España y el Reino Unido detallan cómo será el proceso de relación tras el “brexit” entre España y Gibraltar y cómo se velará por los derechos de los ciudadanos, en especial de los “entorno a 25.000 trabajadores transfronterizos”.

Para el desarrollo de cada uno de estos memorandos, españoles y británicos crearán sendos comités bilaterales que velarán por la correcta implementación de las medidas acordadas con el objetivo de facilitar la transición.

En la reunión han participado, por la parte española, una delegación del Ministerio de Asuntos Exteriores y representantes de los distintos ministerios implicados, así como de la Junta de Andalucía y de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar.

Por parte británica han asistido representantes de la embajada británica en Madrid, del Foreign and Commonwealth Office y de las autoridades gibraltareñas.

Según un comunicado de Exteriores, la reunión se ha desarrollado en “una atmósfera constructiva y de confianza en la que se ha puesto de manifiesto la voluntad de cooperación de todos los participantes”.

A lo largo de la reunión, se han analizado en detalle y se ha avanzado en numerosas cuestiones prácticas relativas a la implementación de los memorandos, ha asegurado Exteriores.

Además, se ha acordado que las primeras reuniones de los comités tendrán lugar en Algeciras en el próximo mes de febrero y se ha definido también una agenda para dichas reuniones.

En un comunicado, el gobierno de Gibraltar recordó que entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2020, la legislación comunitaria se aplicará en Gibraltar de la misma manera que hasta ahora, “incluido lo relativo a los regímenes de libertad de movimiento y fluidez fronteriza”.

El periodo de transición

Entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2020, Gibraltar, sus ciudadanos y sus empresas serán, a todos los efectos, tratados como lo han hecho hasta ahora según la legislación de la UE.

Consecuentemente, Gibraltar también deberá aplicar y observar la legislación de la UE de acuerdo con su estado en virtud de los Tratados de la UE.  Los únicos cambios durante el Período de Implementación afectarán la forma en que el Reino Unido está representado en la UE a nivel institucional.

Por lo tanto, dado que el Reino Unido ya no formará parte del proceso de toma de decisiones de la UE después del 31 de enero de 2020, el Reino Unido no estará representado en las instituciones, agencias y organismos de la UE después de esta fecha.

Esto significará que los eurodiputados del Reino Unido (incluidos los seis eurodiputados del suroeste de Inglaterra y Gibraltar) deberán retirarse a partir del 31 de enero de 2020.

Por lo tanto, durante este tiempo, el régimen actual que se aplica a la forma en que los residentes de Gibraltar cruzan la frontera terrestre con España será el mismo que los derechos de los ciudadanos británicos en la UE y la forma en que las empresas establecidas en Gibraltar hacen negocios con Reino Unido o la UE.

Esto se aplica en relación con todas las áreas donde se aplica la legislación de la UE y se aplica por igual a los ciudadanos de la UE que ejercen los derechos de la UE en Gibraltar.

Por ejemplo, las tarjetas de identidad, pasaportes, pasaportes de mascotas, tarjetas de salud de la UE y licencias de conducir emitidas por Gibraltar pueden seguir utilizándose de la misma manera que hasta ahora durante el Período de implementación.

Explicaciones del Gobierno de Gibraltar sobre el periodo de transición

Los cuatro memorandos

El 29 de noviembre de 2018, los gobiernos del Reino Unido y España concluyeron 4 memorandos de entendimiento sobre Gibraltar. Estos memorandos hablan sobre las implicaciones prácticas del “brexit” para Gibraltar.

Cubren temas que son importantes para la zona: derechos de los ciudadanos, cooperación en materia ambiental, en materia policial y aduanera tabaco y otros productos.

“Los memorandos reflejan nuestro deseo compartido de trabajar juntos con un espíritu de confianza y solidaridad, y apoyan la prosperidad y seguridad compartidas de Gibraltar y el área vecina”, según el gobierno británico.

La libre circulación

En Gibraltar existe una gran preocupación por cómo se va a gestionar la frontera cuando acabe el periodo transitorio y cómo se va a facilitar el paso a las 15.000 personas que entran diariamente para trabajar. El temor es que el control de pasaportes reste fluidez.

Un portavoz del Gobierno británico recordó hace algunos días que el Reino Unido negociará la futura relación con la UE teniendo en cuenta “el interés de toda la familia del Reino Unido” y el gobierno del país y Gibraltar “promoverán la fluidez y comparten la prosperidad en la región”.

No obstante, el “Reino Unido, incluido Gibraltar, no es parte de la zona Schengen”, advirtió dicho portavoz.

Las declaraciones del portavoz siguieron a unas declaraciones en la cadena “Euronews” del ministro principal gibraltareño, Fabian Picardo, en las que sugirió que el territorio de Gibraltar, de 6,2 km2, podría estar en el Área de Schengen (libre circulación) para que pudiera seguir siendo accesible a los ciudadanos comunitarios.

“Otros microestados en Europa se benefician de áreas comunes de viaje con Schengen incluso si no forman parte totalmente del sistema de información de Schengen. Pero eso les concede la posibilidad de que haya movimiento fluido entre los territorios de la UE y estos microestados”, dijo Picardo.

“Tiene sentido para la Unión Europea que 2,5 millas cuadradas en la parte más al sur de la Península Ibérica no sea accesible para los ciudadanos europeos?, dijo Picardo.