Incendio en el Parque del Gerês-Xuré, en la frontera entre Viana do Castelo y Orense

Un helicóptero combate el fuego en el parque del Gerês-Xurés, en Portugal, fronterizo con España . [EFE/EPA/ARMENIO BELO]

Lisboa (EuroEFE).- Portugal continúa combatiendo el incendio forestal que afecta desde el sábado al transfronterizo Parque del Gerês-Xurés, donde el terreno escarpado dificulta el trabajo de los bomberos y en el que un piloto murió al estrellarse su hidroavión.

La extinción de las llamas, que afectan a territorio portugués y español, se está haciendo con equipos a pie, informaron a EFE desde Protección Civil de Portugal, que señalaron que durante la mañana no fue posible utilizar medios aéreos debido a la neblina que cubría la zona.

Con la mejora de las condiciones meteorológicas, en torno al mediodía se unió una aeronave para combatir las llamas y otra está en camino, que se suman a otro avión que realiza labores de reconocimiento y monitorización.

Sobre el terreno trabajan también más de 150 bomberos y 46 vehículos de extinción terrestre.

Un tripulante murió al caer una aeronave portuguesa el sábado mientras trataba de extinguir el incendio del Parque del Gerês-Xurés. EFE/Brais Lorenzo

Las autoridades lusas todavía no tienen datos de las hectáreas que ya ha arrasado el fuego, aunque señalaron que ya se trata de un “área considerable”. En la parte española ya ha quemado 400 hectáreas, según los datos facilitados por la Consellería de Medio Rural.

El incendio afecta en la parte portuguesa al Parque Nacional Peneda-Gerês y de momento ha arrasado una zona principalmente integrada por arbustos, pero está próximo a una masa forestal, por lo que las labores de los bomberos se centran en evitar que se extienda hasta ese área.

Las labores están siendo dificultadas por el terreno escarpado, con muchas rocas que impiden el acceso de los efectivos, que trabajan en una zona que está a entre 800 y 1.000 metros de altitud.

“No hay previsión” de cuándo podrá ser controlado el fuego, precisó Protección Civil.

El incendio se inició en la madrugada del sábado y afecta a las localidades de Lindoso, en Portugal, y de Lobios, en España.

Durante la mañana del sábado, un hidroavión que participaba en las tareas de extinción sufrió un accidente después de realizar una maniobra de reabastecimiento de agua en la presa del Alto do Lindoso y cayó ya en territorio español, a unos dos kilómetros de la frontera.

Uno de los pilotos, un portugués de 65 años, murió cuando era asistido en el lugar del accidente por los equipos médicos, mientras que el otro, un español de 39 años, fue trasladado al hospital luso de Viana do Castelo en estado grave.

El Parque transfronterizo del Gerês-Xurés, con un área aproximada de 100.000 hectáreas, está localizado en la región Norte de Portugal y en la comunidad española de Galicia, y está declarado reserva de la biosfera.

Portugal está hasta esta madrugada en situación de alerta por riesgo de incendio, declarada por el Gobierno luso debido a las previsiones meteorológicas para este fin de semana.