Karl-Heinz Lambertz: La UE debe contar con los líderes de sus regiones y ciudades para impulsar la participación en el proyecto europeo

981eb_1111regiones.jpg

Bruselas (EuroEFE).- El presidente del Comité Europeo de las Regiones (CdR), Karl-Heinz Lambertz, asegura que la Unión Europea (UE) debe contar con los líderes de sus regiones y ciudades y fomentar sus competencias para impulsar la participación y el sentimiento de pertenencia al proyecto europeo.

En una entrevista con Efe, Lambertz recordó a todas las personas que han sido elegidas para ser presidentes de regiones o alcaldes en toda la Unión Europea y consideró indispensable involucrarles en la construcción y la toma de decisiones europea.

“Si consiguiéramos movilizar a toda esa gente en una perspectiva europea de subsidiariedad bien entendida, de gobernanza multinivel y de amplificación de la participación ciudadana, esto sería potente”, recalcó el político belga.

Fomentar los diálogos ciudadanos para “dar forma a la UE del futuro”

El presidente del CdR, el organismo europeo que representa a todas las entidades locales y regionales de la UE, afirmó que su papel es ser el “catalizador” de este sentimiento, y afirmó que Europa “no es Bruselas, Estrasburgo o Luxemburgo”, en referencia a las ciudades que acogen a las principales instituciones comunitarias.

“(Esta movilización) es indispensable, estoy más convencido que nunca, ya que es en la tierra y en el corazón del ciudadano donde se decide si consideran a Europa como algo que aporta un valor añadido”, afirmó.

Lambertz valoró que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE hayan sellado una agenda estratégica para los próximos cinco años, ya que “es importante tener un posicionamiento sobre la dirección en la que va a ir Europa”, pero advirtió de que el fondo del documento que se ha conocido hasta ahora “es bastante general”.

Frente a este texto de los Estados miembros, el CdR ha planteado su propio documento de propuestas clave para renovar la UE en el próximo lustro, en el que inciden en su tesis de involucrar a las regiones europeas en el proceso de decisión europeo y de fomentar los diálogos ciudadanos para “dar forma a la UE del futuro”.

En él ha recalado con fuerza el debate sobre la crisis climática, protagonista también del documento de los líderes con el intento de comprometer a los Veintiocho por una Europa neutra en carbono para 2050 y que, según Lambertz, está fuertemente ligada a la actividad de las regiones.

La lucha contra la crisis climática desde el terreno

El presidente del CdR señaló que “hay que empezar a implementar” las acciones de respuesta sobre las que hay consenso científico y apuntó a que las políticas climáticas requieren movilización de inversiones en transporte, desempeño energético y combustibles renovables.

Lambertz se refirió al trabajo de programas como ELENA, del Banco Europeo de Inversiones, que en los diez años de vida que celebró este jueves ha movilizado 6.000 millones de euros a través de ayudas a entidades públicas y privadas para planificar e implementar proyectos de transporte y energía viables y sostenibles.

Además de todo el trabajo técnico, Lambertz insistió en el papel de las autoridades regionales para “cambiar los comportamientos cotidianos y las costumbres” como las botellas de plástico de un solo uso o la movilidad del día a día.

Respecto al debate sobre el futuro presupuesto plurianual, que debería empezar a entrar en los detalles y a hablar de cifras después del verano, Lambertz se mostró convencido de que la política de cohesión “se encuentra en una posición mejor hoy que hace dos años”, cuando el CdR comenzó una campaña para que esta partida del presupuesto no cuente con menos dinero a partir de 2020.

“El primer objetivo es que mantenga su volumen tanto absoluto como relativo, y que se mantenga accesible a todas las regiones”, explicó Lambertz sobre este capítulo del presupuesto que hasta ahora ha contado con casi un tercio del total de las cuentas comunitarias pero podría sufrir recortes.

El presidente del CdR evitó pronunciarse sobre su favorito para presidir la Comisión Europea, aunque sí reconoció que el sistema de candidatos principales, que se utilizó para elegir a Jean-Claude Juncker en 2014, debe ir acompañado de listas transnacionales, con diputados seleccionados en una circunscripción europea, para ser coherente.

En cualquier caso, confió en que la persona al frente del Ejecutivo comunitario, así como las que presidan el resto de instituciones en juego, sean “fuertes” y “capaces de dirigir el proyecto europeo”.

Por Laura Zornoza (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

►¿Qué hace el Comité Europeo de las Regiones (CdR)?