La CE insta a las regiones a involucrarse en la gestión de planes nacionales de energía

8a557_asolaritaz2050585.jpg

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) transmitió este martes a los Estados miembros y a las regiones de la Unión Europea que deben unirse para implementar los planes nacionales de energía y clima, que Bruselas ya ha evaluado y para los que los gobiernos deben tener en cuenta a sociedad civil y otras autoridades locales.

Así lo explicó hoy Leonardo Zannier, de la dirección general de Energía de la Comisión Europea, en una conferencia sobre estos planes nacionales en el Comité Europeo de las Regiones (CdR) en la que calificó a estos documentos de “una herramienta para la transición energética” que debe alinearse con los objetivos específicos para el año 2030.

Zannier afirmó que la evaluación de estos documentos por parte de Bruselas da paso a una discusión política con los Estados miembros para asegurar que la brecha pendiente, que en materia de renovables es de hasta 1,6 puntos porcentuales sobre el 32 % acordado para 2030, puede cerrarse.

“Es importante para las autoridades locales y regionales que se involucren con los Gobiernos nacionales en los próximos meses”, explicó Zannier, que destacó que este contacto será “vital” para asegurar que las políticas y medidas que se adopten sean las adecuadas.

“Tomen la iniciativa, no esperen a que los Estados miembros les digan cómo abordar este diálogo entre distintos niveles”, instó Zannier.

En el caso español, la comunicación entre comunidades autónomas y el Ejecutivo central queda obstaculizada por la ausencia de gobierno, lo cual “va en detrimento de las implementaciones de muchísimas políticas públicas”, dijo a Efe la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Xunta de Galicia, Mari Cruz Ferreira Costa.

Un papel más activo de los gobiernos

Ferreira, que participó en la conferencia para presentar los pilares que rigen las políticas climáticas en Galicia, lamentó que la comunicación con el Gobierno en cuanto a los planes nacionales de clima y energía no es “ni todo lo participativa ni todo lo democráticamente abierta y con diálogo plural que se pueda esperar”.

“Si el reto es global, aunque la batalla es local, entiendo que es necesario un diálogo más abierto, más participativo. La comunicación es clave y a veces no es todo lo abierta que nos gustaría”, señaló Ferreira.

En la conferencia, el vicepresidente del CdR, Markku Markkula, insistió en esta línea y advirtió de que la crisis climáticas es un asunto “demasiado técnico como para abordarlo solo a nivel global”, pero a la vez “demasiado práctico como para abordarlo solo a nivel nacional”.

“Ningún nivel de gobierno puede quedar exento de asumir un papel activo en abordar la neutralidad climática”, señaló el político finés, que valoró que el trabajo conjunto entre gobiernos es complejo pero genera “increíbles resultados”.

Para saber más:

Bruselas aprueba el plan climático de España pero pide detalles y aclaraciones