Las regiones europeas reclaman grandes cambios en la toma de decisiones en la UE

c8aae_achupopteroxeminum10492945.jpg

Bruselas (EuroEFE).- Las regiones de la Unión Europea (UE) dieron este miércoles luz verde a sus principios para reformar el proyecto comunitario y hacerlo más cercano a la ciudadanía, en un documento en el que subrayan que la toma de decisiones a nivel europeo debe tener en cuenta a las autoridades locales en todas las fases del proceso.

Los representantes de las regiones y ciudades europeas aprobaron en su sesión plenaria unas guías a través de las que piden a los Estados miembros cambiar la forma en la que funciona la UE ante el aumento del euroescepticismo y el populismo.

En este documento, reclaman una “nueva forma de trabajar” que involucre a los entes locales en todo el ciclo legislativo europeo, en el que, por el momento, el Comité Europeo de las Regiones únicamente tiene un papel consultivo sobre las propuestas de la Comisión Europea.

Las regiones reclaman una “actuación coordinada de la gobernanza multinivel” en el contexto europeo, esto es, la asociación de las autoridades europeas, nacionales, regionales y locales en el proceso legislativo.

Además, insisten en que los diálogos ciudadanos tienen que ser permanentes e ir “más allá de los periodos previos a las elecciones al Parlamento Europeo” para complementar la estructura de la toma de decisiones y permitir a los ciudadanos tener influencia en esta agenda.

El CdR insiste en enraizar las políticas europeas en lo local, donde se ponen en marcha una importante proporción de las directivas europeas, lo cual consideran clave para “reforzar la democracia y recuperar la confianza de los ciudadanos” en el proyecto comunitario.

“Una política de cohesión sólida”

En el documento, las regiones insisten en su tradicional reclamo de un presupuesto a siete años (2021-2017) que equivalga al 1,3 % de la renta nacional bruta de los países, frente al 1,11 % que propone Bruselas, y que se adopte lo antes posible para permitir una planificación temprana.

La negociación de este futuro presupuesto plurianual, que debería empezar a entrar en los detalles y a hablar de cifras después del verano, será clave también para el futuro de la política de cohesión, una de las partidas presupuestarias cuya defensa ha abanderado el CdR.

Su dotación actual, que supone un tercio del presupuesto europeo en la actualidad, podría sufrir recortes durante la negociación a causa de la salida del Reino Unido de la UE y de la llegada de nuevas prioridades de financiación.

El texto llama a “dotarse de una política de cohesión sólida de la UE después de 2020, con una financiación adecuada, una dimensión social reforzada de la UE, mejores vínculos urbanos y rurales para abordar la brecha territorial y medidas pertinentes para afrontar los cambios demográficos”.

En otras áreas, las regiones instan igualmente a los Estados miembros a acordar una hoja de ruta “ambiciosa” para que la UE elimine sus emisiones contaminantes para el año 2050, a impulsar la investigación y la innovación y a apoyar iniciativas que promuevan la acogida e integración de los inmigrantes, que en gran medida recae en los gobiernos locales.

Para saber más:

Comité Europeo de las Regiones (CoR)