Los agricultores dicen que cuentan con el apoyo del Gobierno en sus demandas

Agricultores arrojan y queman sus productos en la calzada mientras cortan una carretera de Almería, este martes, en la cuarta semana de manifestaciones en todo el país para reclamar soluciones para el campo y precios justos en origen. EFE/ Carlos Barba

Madrid/Mérida (EuroEFE).- El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha trasladado este martes a las organizaciones agrarias el apoyo del Ejecutivo a sus reivindicaciones, ha considerado que llevan “razón” y les ha lanzado un mensaje: “Seguid apretando”.

Así lo han asegurado los portavoces de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, tras reunirse con Iglesias y la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Yolanda Díaz, a quienes han transmitido la situación de crisis que atraviesa el campo, motivo por el que llevan cuatro semanas protagonizando protestas en distintos puntos del país.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Yolanda Díaz, y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su reunión con representantes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, este martes en Madrid. EFE/Kiko Huesca

En busca de una solución a la “grave” situación del campo

También han coincidido en apuntar, en declaraciones a los medios de comunicación, que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación debe liderar una futura mesa interministerial sobre los problemas del campo, en la que estarían representadas también las carteras de Seguridad Social, Trabajo, Hacienda, Consumo, Transición Ecológica y Asuntos Exteriores.

El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha destacado el tono “cordial” del encuentro, que se ha visto salpicado por la polémica después de que las organizaciones agrarias fueran desconvocadas la semana pasada a última hora para una reunión similar a la de hoy pero a la que sí fueron llamados finalmente los sindicatos.

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha explicado que “el propio vicepresidente se ha hecho eco de las reclamaciones de los agricultores, nos ha dicho que el Gobierno es sensible al problema grave que tenemos y comparte nuestra preocupación, por lo que van a facilitar la adopción de medidas”.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha resaltado que el Ejecutivo dice haber “entendido el mensaje” lanzado por el campo y confía en que se aprueben medidas concretas en “pocos días”.

Las organizaciones agrarias han tenido una intensa jornada ya que antes de esa reunión en el Ministerio de Trabajo acudieron al Congreso de los Diputados para mantener encuentros con PSOE, PP y Ciudadanos.

Sindicatos: “las grandes movilizaciones están empezando a dar sus frutos”

Han pedido a los grupos políticos que apoyen la tramitación urgente de los cambios legales que prepara el Gobierno, entre ellos, la modificación de la Ley de la cadena alimentaria.

También han demandado una rebaja de las cuotas de la Seguridad Social para compensar el aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) y han pedido que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación haga de interlocutor principal con las organizaciones agrarias.

Barato ha señalado que han obtenido el “respaldo” de los grupos para sacar adelante cuanto antes la reforma de la ley de la cadena alimentaria y solo quedaría que el Gobierno “concrete los puntos para negociar”.

Según Blanco, han reclamado saber “exactamente hasta dónde llega el compromiso en contratos, costes, precios y márgenes comerciales”.

Ramos ha considerado que “las grandes movilizaciones están empezando a dar sus frutos”, mientras espera que se planteen en los próximos días distintas propuestas de reales decretos.

El conflicto ha sido tratado en el Consejo de Ministros y la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha asegurado que el Gobierno “está escuchando” al sector primario y lo apoyará para superar esta crisis.

Mientras todo esto ocurría en Madrid, miles de agricultores extremeños, gaditanos y almerienses han protagonizado actos de protesta en diferentes carreteras.

Está previsto que esta dinámica de reuniones y movilizaciones continúe en los próximos días, completando así la cuarta semana de una de las mayores protestas del campo español que se recuerde.

Edición: Catalina Guerrero