Puigdemont se estrena en el PE y los socialistas dicen que dejarán trabajar a la justicia

El eurodiputado y expresidente catalán, Carles Puigdemont, en su escaño en el Parlamento Europeo [EFE/EPA/PATRICK SEEGER]

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- El eurodiputado y expresidente catalán Carles Puigdemont ha intervenido este martes en el pleno del Parlamento Europeo por primera vez con una defensa del derecho a la autodeterminación. Mientras, la presidenta del grupo socialista, la española Iratxe García, avanzó que su grupo, cuando llegue el suplicatorio, abogará por dejar trabajar a la justicia.

En una breve intervención, en el marco de un debate sobre las prioridades de la presidencia croata de turno de la Unión Europea (en este primer semestre de 2020), Puigdemont ha reivindicado que el derecho de autodeterminación es “la mejor solución para resolver conflictos territoriales”.

“Los políticos europeos tienen que dar un paso al frente y desarrollar un mecanismo europeo que desarrolle el derecho de la autodeterminación, porque la represión no puede ser la solución”, ha señalado el líder independentista, quien ha pronunciado su breve discurso en inglés.

Tras su intervención, la presidencia de la cámara le ha preguntado si aceptaba dos tarjetas azules solicitadas, esto es, dos demandas de otros eurodiputados para replicar su intervención, pero las ha rechazado.

Una de ellas procedía de la líder del PP en la Eurocámara, Dolors Montserrat, y la otra correspondía a Luis Garicano de Ciudadanos, explicaron a Efe fuentes parlamentarias.

 

Los socialistas abogan por dejar trabajar a la Justicia

La presidenta del grupo socialdemócrata en la Eurocámara, Iratxe García, abogó este martes por que el diálogo en Cataluña se pueda conjugar con “dejar que la justicia trabaje”, algo que, dijo, será la base de la postura del grupo hacia el suplicatorio de Carles Puigdemont y Toni Comín.

En una rueda de prensa en Estrasburgo (Francia), la presidenta de los socialdemócratas europeos subrayó que “una cosa es trabajar desde el diálogo y otra cosa permitir que la justicia trabaje”, y afirmó que no son escenarios incompatibles.

“La solución al conflicto en Cataluña debe llegar con trabajo de diálogo político, pero eso no es incompatible con respetar a la justicia y permitir que trabaje. Evidentemente la justicia tiene abiertos procedimientos y hay que respetar este trabajo”, explicó Iratxe García preguntada por la postura de su grupo ante la petición de la retirada de inmunidad de Puigdemont y Comín.

La socialista española advirtió de que “no se puede ser selectivos en la defensa del Estado de derecho” pero a la vez abogó por “no resignarse a no intentar trabajar por esa solución política” en Cataluña.

El grupo socialdemócrata en su conjunto “estudiará” el suplicatorio de Puigdemont y Comín enviado por el Tribunal Supremo a la Eurocámara “en el momento en el que entre a debate” y tomará una decisión sobre el sentido de su voto entonces, aunque García afirmó que se guiarán por “una base muy clara, que es permitir que la justicia trabaje, de no entorpecer a la justicia”.

Recordó además que la gran mayoría de los suplicatorios – trámite por el que se solicita la retirada de la inmunidad parlamentaria- son aceptados con normalidad “porque es un instrumento que existe para permitir que la justicia trabaje y para que los eurodiputados nos podamos defender ante la justicia”.

García señaló que aún no han tenido ningún contacto con los dos nuevos eurodiputados, aunque se mostró abierta a trabajar con ambos.

“Si se viene a este Parlamento a trabajar por Europa se podrán encontrar lugares de debate comunes. Si se viene a otra cosa, en ese juego no vamos a participar”, avisó, al tiempo que pidió “no convertir al Parlamento en un espectáculo”.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont confió ayer lunes en que los eurodiputados socialistas voten en contra de una potencial recomendación para retirarles la inmunidad parlamentaria tanto a él como al exconseller Toni Comín.

“Estoy convencido de que van a hacer caso a su jefe de filas, que de forma solemne en la investidura, y así obtuvo la mayoría, se comprometió a desjudicializar la política. El suplicatorio es una consecuencia directa de la judicialización de la política”, explicó Puigdemont tras entrar por primera vez a la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia).

Los Verdes, críticos con la petición de Puigdemont de adherirse a su grupo

El copresidente de los Verdes en el Parlamento Europeo Philippe Lamberts se mostró este martes muy crítico con la petición de Carles Puigdemont y Toní Comín de adherirse a su grupo en el Parlamento Europeo, por los apoyos que han recibido del partido nacionalista flamenco N-VA en Bélgica.

“Son dos miembros que de forma constante se han alineado con un partido en su país de acogida que está en otro grupo distinto al nuestro”, advirtió Lamberts, que consideró una “falta de coherencia” que los dos dirigentes independentistas catalanes hayan pedido la entrada en los Verdes.

Los eurodiputados Toni Comín (izq) y Carles Puigdemont en sus escaños en el Parlamento Europeo. EFE/EPA/PATRICK SEEGER

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el exconsejero Toni Comín han solicitado adherirse a los eurodiputados de la Alianza Libre Europea, que en el Parlamento Europeo forma grupo político con los Verdes para constituir el grupo Verdes/ALE.

Sin embargo, los eurodiputados de la N-VA pertenecen en el Parlamento Europeo al grupo de los Conservadores y Reformistas, en el que también está Vox.

“Somos un grupo conjunto y para nosotros su adhesión sí plantea un problema. Es una falta de coherencia que estos eurodiputados pidan participar en un grupo cuyos valores son opuestos a los de sus mejores amigos belgas”, afirmó Lamberts.

El grupo Verdes/ALE tiene previsto debatir a nivel interno durante los próximos días la entrada o no en su grupo de Puigdemont y Comín, que ayer lunes estrenaron su escaño en el Parlamento de Estrasburgo.

El grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, que fue establecido en 1999, está formado por eurodiputados de partidos verdes, piratas y regionales, así como eurodiputados independientes.

En la actualidad tiene 74 escaños, lo que lo convierte en el cuarto grupo político más grande del Parlamento Europeo.

El pasado 7 de enero los miembros de la Alianza Libre Europea eligieron como presidente de este grupo a Oriol Junqueras, que cumple una condena de 13 años de cárcel en España por su participación en el proceso independentista de Cataluña

Edición: Luis Alonso