Borrell condena el presunto atentado contra la vida de Navalni y pide una investigación a Rusia

Paramédicos alemanes atienden al activista ruso Alexéi Navalni a su llegada a la clínica Charité de Berlín (Alemania). EFE/CLEMENS BILAN/ARCHIVO

Bruselas/Berlín (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, condenó este lunes el presunto “atentado contra la vida” del opositor ruso Alexéi Navalni, que según médicos alemanes fue envenenado, y pidió a Rusia realizar una investigación “independiente” de lo sucedido.

“La UE condena lo que parece ser un atentado contra la vida de Navalni. Es imperativo que las autoridades rusas inicien una investigación independiente y transparente sobre el envenenamiento de Navalni sin demora”, indicó una portavoz de Borrell en un comunicado.

Los exámenes practicados al opositor en el hospital universitario de La Charité de Berlín, adonde fue trasladado desde la ciudad rusa de Omsk, refuerzan la idea de que hubo un envenenamiento, informó hoy el centro médico, que apuntó a una intoxicación con una sustancia inhibidora de colinesterasa.

Borrell subrayó que los resultados preliminares del hospital alemán indican que Navalni “fue envenenado durante su estancia en Siberia”.

Se mostró agradecido al personal del centro médico por el tratamiento al opositor, al que deseó una “pronta y total recuperación”.

“El pueblo ruso, así como la comunidad internacional, piden los hechos detrás del envenenamiento de Navalni. Los responsables deben rendir cuentas”, concluyó.

Navalni está siendo tratado actualmente con un antídoto y el desarrollo de la enfermedad, según la clínica, no es fácilmente previsible y no se pueden descartar secuelas en el sistema nervioso.

En Omsk, los médicos rusos habían asegurado que todo apuntaba a que el colapso de Navalni se debía a un desorden metabólico, pero los colaboradores de Navalni sostuvieron desde el comienzo la teoría del envenenamiento.

Merkel pide identificar a los responsables del posible envenenamiento

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, pidió este lunes identificar a los responsables del posible envenenamiento del opositor ruso.

“Según los médicos de La Charité los análisis clínicos apuntan a un envenenamiento”, dice un comunicado conjunto de Merkel y el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

“En vista del destacado papel que tiene el señor Navalni en la oposición rusa, las autoridades de este país están llamadas a esclarecer lo ocurrido, hasta el último detalle y con total transparencia”, agrega en el comunicado.

Merkel y Maas dicen también que los responsables tienen que ser “encontrados y llamados a rendir cuentas” y expresan su esperanza de que Navalni pueda recuperarse plenamente.

Editado por Miriam Burgués