El número de migrantes muertos en el Mediterráneo supera ya el millar en 2019

inmigración

Fotografía de archivo que muestra a cerca de 200 inmigrantes en una zodiac mientras son rescatados por el buque de la guardia italiana "Denario" en el mar Mediterráneo. [EFE-ANSA-EPA]

Ginebra (EuroEFE).- El número de migrantes y refugiados fallecidos mientras intentaban cruzar el Mediterráneo superó ya este año la barrera del millar, según las cifras que ofrece este lunes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que mantienen a esta ruta en la más peligrosa del mundo.

El Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM, que recoge estadísticas de fallecidos en distintas rutas migratorias del planeta desde 2014, estima ya en 1.041 a los fallecidos en el Mediterráneo en lo que va de año, y a más de 15.000 a los muertos en esa zona en los últimos seis años.

Las muertes en el Mediterráneo “se deben en cierta medida al endurecimiento de las actitudes y el aumento de la hostilidad hacia los migrantes que huyen de la violencia y la pobreza”, destacó recientemente el portavoz de la OIM, Leonard Doyle, quien aseguró: “Esta carnicería en el mar ha de dolernos y avergonzarnos a todos”.

 

 

 

 

El número de muertos en el Mediterráneo este año es más bajo que en años anteriores por estas fechas (superó las 5.000 víctimas mortales en 2016, el peor años de los seis estudiados), aunque según la OIM ello no se debe al aumento de la seguridad en las rutas sino a la reducción del flujo de migrantes.

La ruta central -hacia Italia y Malta- se mantiene como la más peligrosa, con 660 fallecimientos registrados en lo que va de año, aunque la OIM alertó de un crecimiento de los flujos en la zona oriental y problemas para acceder a información completa sobre los siniestros en esa parte del Mediterráneo.

En todo el mundo la OIM ha recogido por ahora información sobre 2.412 muertes de migrantes y refugiados en 2019, entre ellos 326 en la frontera entre México y Estados Unidos, 154 en el Caribe y 84 en América Central.

Denuncias de Open Arms 

Por otro lado, el presidente y fundador de la ONG Open Arms, Óscar Camps, ha denunciado la “inactividad” de la autoridades ante el naufragio en la madrugada de este lunes que ha causado al menos 9 muertos y una veintena de desaparecidos cerca de Lampedusa y ha dicho que su barco habría podido llegar a rescatarlos si les hubiesen avisado porque estaban cerca del lugar.

Los cuerpos sin vida de nueve migrantes han sido recuperados y 22 personas fueron salvadas, mientras que se busca a cerca de 20 desaparecidos tras el naufragio de un barcaza de madera a 6 millas de la costa de la isla italiana de Lampedusa, según ha informado la Guardia Costera italiana.

En la barcaza naufragada viajaban cerca de 50 migrantes, cuando ha volcado en las operaciones de acercamiento de la guardia costera debido a las malas condiciones del mar.

También esta madrugada, cerca del mismo lugar el buque insignia de la oenegé catalana Open Arms ha rescatado a 44 inmigrantes que viajaban a bordo de otra embarcación precaria.

Tras este rescate y el naufragio de Lampedusa, Òscar Camps ha convocado a los periodistas en el puerto de Badalona (Barcelona), base de la oenegé catalana, para denunciar que nadie les avisó del naufragio pese a que estaban cerca del lugar.

“Posiblemente hubiésemos llegado al lugar del incidente y nos hubiésemos hecho cargo porque nuestro barco estaba a sólo unas 20 millas”, ha dicho Camps.

“Es horrible que teniendo un barco como el Open Arms, que todos conocen su capacidad de actuación y rescate, no haya sido activado para ir a 20 millas y poder intervenir en el naufragio”, ha insistido.

Camps ha asegurado que tres aviaciones oficiales (Fuerza Aérea Italiana, Fuerza Área Maltesa y Frontex) detectaron la situación y “nadie intervino para ayudar”.

 

 

 

 

Para saber más: