Enfrentamiento diplomático entre Alemania y Rusia por el asesinato de un ciudadano georgiano-chechén

Choque diplomático entre Rusia y Alemania por el asesinato de un ciudadano georgiano-chechén. [EFE/Sergei Chirikov]

Berlín/Moscú (EuroEFE).- Alemania declaró este miércoles persona non grata a dos diplomáticos rusos tras el asesinato en agosto de un ciudadano georgiano-chechén en Berlín, muerte que está siendo investigada por la Fiscalía al sospechar que fue ordenado directamente por Moscú o la república norcaucásica rusa de Chechenia. Rusia ha dicho que contestará a la expulsión “inamistosa” e “infundada”.

En virtud del artículo 9 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, “el Ministerio de Asuntos Exteriores declaró con carácter inmediato persona non grata a dos empleados de la embajada rusa en Berlín”, informó la diplomacia alemana en un comunicado.

Con este paso, “el Gobierno reacciona al hecho de que las autoridades rusas, a pesar de repetidas solicitudes expresas y a alto nivel, no han contribuido de manera suficiente al esclarecimiento del asesinato el pasado 23 de agosto en el parque Tiergarten de Berlín, agrega.

El presidente ruso, Vladimir Putin (iz) y la canciller alemana, Angela Merkel, en una imagen tomada en la cumbre del G20 en Osaka, en junio de 2019. EFE/EPA/ALEXANDER ZEMLIANICHENKO/SPUTNIK/KREMLIN / POOL

Rusia dijo que responderá a la expulsión “inamistosa” e “infundada” por parte de Alemania de dos diplomáticos rusos tras el asesinato en agosto de un ciudadano georgiano de origen chechén en Berlín y que la Fiscalía sospecha fue ordenado directamente por Moscú o por la república rusa de Chechenia.

“Consideramos que las declaraciones de Alemania sobre la expulsión de dos empleados de la embajada de Rusia en Berlín son infundadas e inamistosas”, señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores a las agencias rusas.

En opinión de Moscú, Berlín aplica un “enfoque politizado” a la investigación sobre el asesinato en agosto pasado de Zelimjan Jangoshvili, de 40 años, y advirtió que tendrá que “emprender un conjunto de medidas en respuesta”, sin especificar si también expulsará a diplomáticos alemanes.

El comunicado señala que esta exigencia fue expresada de nuevo por el secretario de Estado alemán, Andreas Michaelis, al embajador ruso, Serguéi Necháyev, el pasado 20 de noviembre en una conversación que tuvo lugar en el Ministerio.

“Aún así, la parte rusa ha gestionado al igual que en los meses precedentes de manera dilatoria la solicitud del Gobierno de colaborar en el esclarecimiento”, indicó.

En opinión del Gobierno alemán, “la colaboración seria y sin demora de las autoridades rusas sigue siendo imprescindible y aún más urgente en vista de que el fiscal federal asumió hoy la investigación con el argumento de que hay indicios reales suficientes” de que el asesinato fue encargado por las autoridades rusas o de la república autónoma de Chechenia como parte de la Federación Rusa.

El Ministerio agrega que el Gobierno alemán se reserva la posibilidad de tomar medidas adicionales en este asunto a la luz de las investigaciones.

La justicia alemana considera que existen “sospechas firmes” de que la víctima, Zelimjan Jangoshvili, de 40 años, conocido también con el nombre de Tornike K., fue asesinado por un ciudadano ruso que identifica como Vadim K., alias Vadim S.

El sospechoso fue detenido el 23 de agosto pasado poco después de la muerte de Jangoshvili de un tiro en la cabeza, disparado desde una bicicleta en pleno Tiergarten, el parque central de la capital alemana.