Francia refuerza su presencia militar en el Mediterráneo oriental por Turquía

El portahelicópteros Tonnerre, en una imagen de 2011 facilitada por el Ministerio francés de Defensa. EFE/Arnaud Roine - ECPAD

París (EuroEFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este miércoles que su país “en los próximos días” reforzará su presencia militar en el Mediterráneo oriental, en apoyo sobre todo de Grecia, ante las tensiones con Turquía por los derechos que se disputan para la exploración de hidrocarburos en el mar.

Macron, que mantuvo una conversación telefónica con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, justificó ese refuerzo militar temporal “en cooperación con los socios europeos, incluida Grecia”, para marcar “su voluntad de que se respete el derecho internacional” y “apreciar mejor la situación”.

El Gobierno francés anunció este jueves que el refuerzo de su presencia militar en el Mediterráneo oriental en apoyo sobre todo de Grecia se refleja en el envío de dos aviones Rafale y dos buques.

El comunicado del Ministerio francés de Defensa señaló que, de forma inmediata y a nivel aéreo, ese refuerzo temporal se apoya este jueves en una escala en Suda, en el noroeste de la isla de Creta, de dos Rafale que estuvieron en Chipre del 10 al 12 de agosto para una maniobra.

En material naval, al portahelicópteros Tonnerre, de camino para ayudar a los libaneses, se unió esta pasada noche la fragata Lafayette, que zarpó de Larnaca, en el sur de Chipre, y efectuó un ejercicio naval con la marina griega.

La nota destacó que esta presencia militar tiene como objetivo “afirmar el compromiso de Francia a la libre circulación, a la seguridad de la navegación marítima en el Mediterráneo y al respeto del derecho internacional”.

El presidente francés mostró su “preocupación por las tensiones provocadas por las decisiones unilaterales de Turquía” y dijo que “deben cesar para permitir un diálogo con calma entre países vecinos y aliados en la OTAN”.

La UE debate las crisis en Bielorrusia, Líbano y el Mediterráneo oriental

Bruselas (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, convocó este miércoles un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario para el viernes, en el que se debatirán las crisis más urgentes a nivel mundial …

Y en lo que constituye claramente un posicionamiento en favor de Grecia, recordó “la necesaria solidaridad de Francia y de la Unión Europea hacia cualquier Estado miembro cuya soberanía sea contestada”.

Francia responde así a la solicitud del Gobierno griego a sus socios de la UE, después de haber conseguido que este miércoles el alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, haya convocado un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario para el viernes para abordar ese asunto un día después de que Atenas lo hubiera pedido.

Macron insistió en que las diferencias entre Grecia y Turquía deben resolverse con diálogo y subrayó que tiene que haber una mayor concertación entre ambos países.

A ese respecto, se felicitó por la iniciativa de mediación que ha puesto en marcha Alemania.

Turquía pide que la UE recrimine a Grecia

El ministro turco de Interior, Süleyman Soylu, pidió este miércoles a la Unión Europa (UE) que reprenda a Atenas por el incidente en el que guardacostas griegos dispararon contra una barca con pasajeros turcos cerca de la isla de Rodas.

“Invito especialmente a Europa, a la que se le llena tanto la boca hablando de derechos humanos, que pronuncie una advertencia y una reprimenda contra Grecia por estos actos”, dijo Soylu en una comparecencia ante la prensa en Ankara, según la agencia turca Anadolu.

El buque Oruc Reis, que hace prospecciones en el Mediterráneo oriental. [EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU]

El titular de Interior confirmó que en la madrugada del martes guardacostas turcos se adentraron en aguas territoriales griegas frente a Rodas para socorrer a una barca que había sido blanco de disparos por parte de una patrulla griega, lo que causó heridas a dos de sus tres tripulantes.

Grecia admitió ayer el incidente, pero aseguró que disparó solo a modo de advertencia, después de que la embarcación no obedeciera las indicaciones de su patrulla.

Soylu indicó que la barca, que se hundió durante el rescate, llevaba bandera estadounidense, pero no aclaró el motivo por el cual se hallaba en aguas griegas.

Enmarcó el incidente en la problemática de los refugiados y migrantes en el mar Egeo.

“No me sorprende lo que hace Grecia, me sorprende Europa, a la que se le llena la boca hablando de derechos humanos y especialmente de derechos de los migrantes. Para tapar y ocultar esto han creado un organismo chapucero, que se llama Frontex”, señaló Soylu en referencia a la Agencia Europea de Fronteras y Costas.

“Querían que colaboráramos con ese organismo. Es decir, querían que fuéramos socios de las medidas con las que se puede masacrar cruelmente a las personas, de los crímenes y delitos, y eso es algo inaceptable”, resaltó el ministro.

Las declaraciones de Soylu se producen en un momento de máxima tensión en el Mediterráneo oriental, por la presencia del buque explorador turco Oruç Reis en un área que tanto Atenas como Ankara reclaman como parte de su zona económica exclusiva (ZEE).

El ministro de Energía turco, Fatih Dönmez, informó en su cuenta de la red social Twitter de que el buque está lanzando un cable sísmico para una exploración bidimensional de un total de 1.750 kilómetros y seguirá con esta actividad hasta el 23 de agosto.

Los datos de posición del Oruç Reis, cuyo objetivo es identificar posibles yacimientos de hidrocarburos, indican que se halla a unos 150 kilómetros al sur de Turquía y a más de 300 al este de la isla griega de Creta.

Mitsotakis reafirma su disposición al diálogo

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, reafirmó este miércoles la disposición de su país al diálogo con Turquía, pero advirtió que no dudará en responder a cualquier desafío del país vecino.

En un mensaje televisado con motivo de la subida de tensión de los últimos días por la presencia de buques de prospección y militares turcos en una zona del Mediterráneo que Atenas considera su jurisdicción, Mitsotakis afirmó que Grecia no teme al diálogo, “por más difícil que sea”, pero recalcó que este es inútil en un ambiente de constante desafío y en un clima de tensión.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. EFE/EPA/Greek Prime Minister’s Office / Dimitris Papamitsos

En un momento en que buques de las Armadas de ambos países se encuentran tan cerca unos de otros “el riesgo de un accidente” es mayor y la responsabilidad siempre sería del causante, advirtió.

Con ello se refirió al hecho de que los movimientos del buque de exploración turco Oruc Reis están siendo acompañados por barcos de ambas Marinas.

Aunque desde anoche el buque explorador turco comenzó a desplazarse hacia el este, alejándose de la zona económica exclusiva (ZEE) griega, aún continúa en el área marcada por Turquía en el aviso a navegantes que envió el lunes, cuando el Oruc Reis salió de Antalya.

El mensaje televisado tiene lugar después de que Grecia haya logrado que la Unión Europea convoque para el viernes una reunión extraordinaria de ministros de Exteriores para abordar esta escalada de la tensión entre ambos países.

El líder conservador sostuvo que la rápida respuesta a la solicitud de una reunión de urgencia confirma que la cuestión “no concierne únicamente a las relaciones greco-turcas, sino también las relaciones de toda Europa con Turquía”.

En sus palabras Mitsotakis puso en duda la disposición de Turquía a dialogar al haber decidido movilizar al buque de investigación como respuesta al reciente acuerdo “totalmente legal” entre Grecia y Egipto para la demarcación de sus respectivas ZEE.

“¿Cómo es posible que un tercer estado utilice un acuerdo perfectamente legal de un estado con otro como pretexto para retirarse de los contactos exploratorios antes incluso de que se reinicien?”, preguntó el jefe del Gobierno heleno.

En ese contexto, volvió a insistir en la necesidad de que la UE establezca sanciones contra Turquía.

La escalada de tensión empezó el viernes pasado, cuando Grecia y Egipto firmaron un acuerdo para delimitar sus ZEE, en un gesto destinado a invalidar un tratado similar suscrito en noviembre entre Turquía y el Gobierno internacionalmente reconocido de Libia.

En respuesta, Ankara anunció la reanudación de las actividades de exploración que había suspendido en julio, a petición de Alemania, como gesto de buena voluntad para buscar un diálogo con Grecia.

Edición: Luis Alonso