Grecia pide una reunión de la UE por la tensión con Turquía

El buque turco de exploración sísmica Oruc Reis. [EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU]

Atenas (EuroEFE).- Grecia ha solicitado este martes la convocatoria de una reunión extraordinaria del Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea tras la nueva tensión surgida con Ankara por la presencia de buques sísmicos y militares turcos en una zona del Mediterráneo que Atenas considera su jurisdicción.

La maquinaría diplomática griega continuó funcionando a toda máquina después de que el lunes el buque sísmico Oruc Reis partiera del puerto de Antalya y llegase a una zona del Mediterráneo oriental que ambos países consideran parte de su plataforma continental, donde piensa quedarse realizando exploraciones durante dos semanas.

El buque va acompañado de otros barcos militares y su presencia en estas aguas ha puesto a las Fuerzas Armadas griegas en alerta máxima.

Mitsotakis informó de la situación con el país vecino a los principales líderes de la oposición del país, así como a la presidenta de la República, Katerina Sakelaropulu.

El ex primer ministro y líder del partido izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, hizo hincapié tras su conversación con Mitsotakis en la necesidad de una “estrategia nacional” y dijo haber pedido al jefe del Ejecutivo que pida la convocatoria de una cumbre extraordinaria de la UE.

Tsipras fue rotundo en la necesidad de una respuesta mas contundente hacia Turquía y afirmó que el Gobierno no debe “filtrar argumentos inexistentes, como que las búsquedas del barco turco están obstruidas o incluso canceladas por el ruido de los barcos turcos adyacentes”, en alusión a informaciones aparecidas en la prensa que apuntan en ese sentido.

Tensión entre Grecia y Turquia en el Mediterráneo oriental

Atenas (EuroEFE).- Las Fuerzas Armadas Griegas están en alerta máxima tras el aviso a navegantes (Navtex) emitido por Turquía sobre maniobras con fuego real en una zona marítima entre las islas griegas de Kastelorizo y Rodas, y el comienzo de …

“Lo que nos preocupa no es la calidad de las investigaciones turcas, sino el hecho de que el Oruc Reis viola los derechos soberanos de nuestra tierra”, dijo Tsipras.

El ministro de Asuntos Exteriores, Nikos Dendias, se reunió esta mañana se reunió con el embajador de los Estados Unidos en Grecia, Geoffrey R. Pyatt, al que informó de las “actividades ilegales turcas”. Un portavoz del Departamento de Estado estadounidense ya solicitó ayer a Turquía que detenga las exploraciones, a las que calificó de “provocación”.

Por su parte, el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, aseguró en una rueda de prensa hoy que Turquía emitirá nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos cerca de la frontera occidental de su plataforma continental a finales de mes y que continuará con “todo tipo de operaciones sísmicas y de exploración” en la zona.

Atenas ya tuvo que solicitar una reunión extraordinaria de los ministros de Exteriores de la UE para tratar la crisis en la frontera greco-turca del pasado febrero, cuando miles de personas intentaron cruzar desde Turquía después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, asegurara que las puertas de Europa estaban abiertas para los migrantes.

Solidaridad de la CE con Grecia y Chipre

La Comisión Europea (CE) expresó este martes su solidaridad con Grecia y Chipre en la pugna con Turquía en torno a la soberanía de las aguas territoriales y por la exploración de gas en el Mediterráneo oriental, que en los últimos días ha vuelto a escalar posiciones.

“La posición de la UE acordada por todos los miembros es la solidaridad con Grecia y Chipre”, dijo en rueda de prensa el portavoz comunitario de Exteriores, Peter Stano.

El portavoz indicó que estas tensiones están siendo abordadas todos los días a través de contactos entre los países y que si fuera necesario podría organizarse una reunión extraordinaria a nivel de la UE para abordar el tema, como ha pedido Grecia.

También indicó que el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, ha lamentado la escalada de la disputa, que se ha recrudecido tras el comienzo este lunes de maniobras militares turcas en una zona que Atenas considera pertenece a su jurisdicción.

“Las últimas movilizaciones navales en el Mediterráneo Oriental son extremadamente preocupantes. No ayudarán a encontrar una solución. Por el contrario, llevarán a más antagonismo y desconfianza. Las fronteras marítimas deben ser definidas a través del diálogo y las negociaciones, no a través de acciones unilaterales y la movilización de las fuerzas navales”, dijo Borrell el domingo.

El jefe de la diplomacia europea indicó que las disputas deben ser resueltas “de acuerdo con el Derecho internacional” y que la UE está comprometida a ayudar a resolver el asunto.

“Destinaré todos los esfuerzos necesarios para restablecer ese diálogo y facilitar un nuevo compromiso”, dijo Borrell.

Añadió que “tenemos que trabajar juntos para la seguridad en el Mediterráneo”.