Israel acusa a la Unión Europea de “diplomacia de megáfono”

Protestas de activistas israelíes contra la anexión de territorios ocupados en Cisjordania. [EFE/EPA/ABIR SULTAN]

Jerusalén (EuroEFE).- Israel acusó este martes a la UE de usar una “diplomacia de megáfono” en respuesta al posicionamiento del alto representante europeo para la Política Exterior, Josep Borrell, contra la posible anexión de territorios en Cisjordania ocupada propuesta por el nuevo Gobierno israelí.

“Esta ‘diplomacia de megáfono’ no es un sustituto del diálogo diplomático íntimo y no avanzará el papel que la UE busca cumplir”, remarcó en un comunicado del Ministerio de Exteriores.

Este llega un día después de que Borrell se expresara ayer felicitando al nuevo Ejecutivo israelí tras su formación al tiempo que reiteró su “grave preocupación” ante la posible anexión de partes de los territorios palestinos ocupados que contempla el acuerdo de gobierno.

“Es lamentable que, una vez más, la seguridad de Israel, un aliado clave de la UE, y las amenazas que Israel enfrenta, no hayan sido mencionadas en absoluto y no hayan recibido la centralidad que deberían en un mensaje como este”, señaló el Ministerio de Exteriores..

Destacó además las palabras ayer del nuevo titular de Exteriores del país, Gabi Ashkenazi, quien señaló que esperan un “diálogo significativo” con sus aliados europeos, en un discurso en el que también describió la iniciativa de paz de Estados Unidos para la región como una “oportunidad histórica”.

Justamente es la propuesta de la Casa Blanca la que prevé la polémica anexión de territorios cisjordanos que, según el acuerdo de coalición israelí, podría empezar a legislarse a partir de julio de este año y que ha sido cuestionada no solo por Unión Europea sino también por buena parte de la comunidad internacional, además de recibir el rechazo unilateral de los palestinos.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) abordaron en su último consejo de Exteriores su posición ante el nuevo Gobierno israelí, a la espera de conocer sus planes concretos de anexión de territorios en Cisjordania y con posturas diferentes en el seno del Consejo.  La UE sigue ateniéndose a la solución de dos Estados, israelí y palestino y cree que la política de anexiones haría más dificil la resolución del conflicto.