Italia pide a Erdogan que evite una intervención militar en Libia

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte. en la rueda de prensa de final de año. [EFE/EPA/GIUSEPPE LAMI]

Roma (EuroEFE).- Italia ha pedido al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que evite cualquier intervención militar en Libia porque ello provocaría una escalada militar, dijo este sábado el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.  Otros miembros de la comunidad internacional han pedido a Turquía cautela.

“He pedido al presidente turco Erdogan considerar cuidadosamente una intervención militar en el terreno” en Libia, señaló Conte, en su tradicional conferencia de prensa de fin de año, donde también dijo que Italia lleva a cabo una intensa actividad diplomática en torno al conflicto en el país norteafricano.

“Una intervención turca -dijo Conte- resultaría en una increíble escalada militar, que tendría muchas víctimas civiles y sin una victoria para nadie”.

Varios militares se preparan para ir a la línea de combate en Trípoli (Libia). EFE/ Stringer

Añadió que ha hablado sobre este asunto tanto con Erdogan como con el presidente ruso, Vladímir Putin, a quienes reiteró que no se puede aceptar una escalada militar.

Conte respondía así a una pregunta acerca del anuncio de Erdogan de que Turquía responderá favorablemente a una petición del Gobierno libio de asistencia militar.

Turquía es, junto con Catar, uno de los pocos países que respaldan activamente el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) de Trípoli, dirigido por Fayez Sarraj, reconocido por Naciones Unidas y enfrentado al general rebelde Jalifa Haftar, que controla grandes partes de Libia.

Haftar recibe apoyo de Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Rusia, y Naciones Unidas considera que tanto el general como el Gobierno de Trípoli reciben envíos de armas que vulneran el embargo en vigor.

Conte se mostró favorable a una zona de exclusión aérea en Libia como “una herramienta para lograr un objetivo: el cese inmediato de las hostilidades”.

El Gobierno italiano trabaja para lograr la estabilización de Libia, un país donde Roma tiene enormes intereses políticos, económicos y estratégicos.

Este viernes, fuentes del Ministerio de Exteriores italiano dijeron que la propuesta de Italia de organizar una misión diplomática de la Unión Europea para conseguir un alto el fuego en Libia ha recibido un primer visto bueno por los ministros de Exteriores comunitarios.

La propuesta de “promover una misión europea en Libia “para un alto el fuego o al menos una tregua” entre las partes en conflicto había sido avanzada hace algunas semanas por el ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, quien agregó que esperaba que fuese dirigida por el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, el español Josep Borrell.

Turquía dice que van adonde les invitan

El pasado 26, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció que responderá favorablemente a una petición del Gobierno libio de asistencia militar y que en enero someterá al Parlamento una moción para enviar tropas al país africano.

“Preguntan: ¿Vais a enviar tropas? Nosotros vamos adonde nos invitan, no iremos adonde no nos inviten. Pero ahora, al haber una invitación, la aceptaremos”, dijo Erdogan durante una reunión con su partido, el islamista Justicia y Desarrollo (AKP), transmitida en directo por la cadena turca NTV.

“En cuanto se abra el Parlamento, lo primero que haremos es presentar una moción para el envío de militares”, agregó el mandatario, en alusión a la reanudación de las sesiones de la Asamblea Nacional el próximo 7 de enero tras el receso de invierno iniciado el pasado sábado.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan izq) a su llegada a Túnez. EFE/EPA/PRESIDENCY OF TUNISIA

Haftar recibe apoyo de Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Rusia, y Naciones Unidas considera que tanto el general como el Gobierno de Trípoli reciben envíos de armas que vulneran el embargo en vigor.

El AKP y su aliado, el ultranacionalista MHP, disponen de mayoría en el Parlamento, por lo que la aprobación de un envío militar sería una formalidad, pese a que la oposición ha criticado la política exterior del presidente.

Rusia rechaza cualquier injerencia exterior en Libia

El Kremlin rechazó este jueves cualquier injerencia exterior en Libia después de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunciara que responderá favorablemente a una petición del Gobierno libio de asistencia militar.

“Consideramos que cualquier injerencia de terceros países en la situación (en Libia) difícilmente contribuirá al arreglo”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a la prensa local.

Al mismo tiempo, Peskov agregó que Moscú saludará cualquier intento exterior de ayudar a las partes en conflicto a encontrar una salida a la crisis.

“Los esfuerzos internacionales de arreglo son bienvenidos por la Federación Rusa”, subrayó.

Al respecto, el jefe del comité de Asuntos Exteriores del Senado ruso, Konstantín Kosachov, admitió que Ankara tiene una gran influencia en el país norteafricano y recordó el memorándum firmado entre Turquía y el Acuerdo Nacional Libio en noviembre, pero criticó la opción de la intervención militar.

“La intervención militar puede ser precisamente la peor de las opciones”, advirtió.

Otros miembros de la comunidad internacional ya se manifestaron en contra de la iniciativa turca. El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, ha pedido que todos los países respeten el embargo de armas impuesto por la ONU.

“Todos los miembros de la comunidad internacional deberían observar y respetar el embargo de armas de la ONU”, indicó un portavoz de Borrell en un comunicado.

Estados Unidos ya expresó su preocupación ante el riesgo de una escalada de la violencia tras la solicitud de apoyo militar de Trípoli y advirtió de que “la intervención militar externa amenaza las perspectivas de resolver el conflicto”.