La PESCO, un avance hacia la defensa común europea

La PESCO, un avance hacia la defensa común europea

Los ministros de Defensa de la Unión Europea (UE) abordarán este martes los progresos de los proyectos enmarcados en la llamada cooperación estructurada permanente (PESCO), con la que países como España quieren acelerar su colaboración en capacidades militares y trabajar hacia una futura defensa común. De momento hay 17 proyectos en marcha, entre ellos un programa para el desarrollo de un sistema de mando y control europeo liderado por España. La PESCO fue adoptada a finales de 2017 por 25 de los 28 Estados miembros de la UE (todos a excepción del Reino Unido, Dinamarca y Malta).

También este martes habrá en Bruselas reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE y en Londres la primera ministra británica, Theresa May, celebra el encuentro semanal con sus ministros, donde prevé concretar la fecha de su dimisión tras su gestión del “brexit”. Mientras, en Ginebra la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitirá por primera vez recomendaciones para la reducción del riesgo de declive cognitivo y demencia.

Tras su paso por Bruselas, donde la UE le pidió “máxima contención” ante la escalada de tensiones con Irán, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, visita este martes Rusia para tratar, entre otros temas, el agravamiento de la crisis nuclear iraní y el conflicto en Venezuela. Pompeo espera reunirse en el balneario de Sochi con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, para intentar conocer hasta dónde estaría dispuesta a llegar Rusia para defender al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y sus propios intereses económicos en el país latinoamericano. La semana próxima el grupo internacional de contacto impulsado por la UE para propiciar una salida política a la crisis venezolana enviará una misión a Caracas, según ha confirmado el ministro español de Exteriores y Cooperación en funciones, Josep Borrell.

Un estudio financiado por la Comisión Europea (CE), finalizado a mediados de 2018 y filtrado este lunes por la ONG ambientalista Transport & Environment (T&E), señala que gravar el queroseno a los vuelos en la UE reduciría en un 11 % las emisiones de CO2 de la aviación. Sería el equivalente a retirar ocho millones de vehículos de las carreteras, de acuerdo con la ONG, que recuerda que desde 2003 los Estados miembros del club comunitario tienen la potestad de aplicar impuestos al queroseno, como ya lo hacen países como Estados Unidos, Japón, Australia o Canadá. Sin salirnos del sector, una reciente encuesta de AirHelp, grupo líder en defensa de los derechos de los pasajeros, revela que ocho de los diez peores aeropuertos del mundo en cuanto a puntualidad y servicios están en países de la UE como Francia, Malta, Holanda, Portugal, Rumanía y Reino Unido.

En Tel Aviv ya se respira desde hace unos días el ambiente eurovisivo. Este martes, en la primera semifinal, 17 países se juegan diez plazas para la final del sábado. España forma parte de los “Big Five”, que también integran Francia, Italia, Alemania, el Reino Unido y este año Israel por ser el país anfitrión, con lo que está exenta de participar en las semifinales y lo hará directamente en la gran final. El representante español, Miki Núñez, ha destacado que quiere “transmitir felicidad” y hacer “que la gente baile” con su canción, “La venda”.

Por Miriam Burgués