La UE acuerda sanciones contra Bielorrusia y Turquía

Foto de familia de los ministros de Exteriores de la UE tras su reunión en Berlín del 28 de agosto de 2020. EFE/EPA/Kay Nietfeld/POOL

Berlín (EuroEFE).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han acordado este viernes aumentar la lista de personas sancionadas por el fraude electoral y la violencia estatal en Bielorrusia, así como por las prospecciones ilegales de Turquía en el Mediterráneo oriental.

Estos son los principios de acuerdo fundamentales de la reunión informal que han celebrado este jueves y viernes en Berlín los ministros de Exteriores de los 27, en la que también se han abordado las relaciones con Rusia, ensombrecidas por el envenenamiento del líder opositor ruso Alexei Navalni.

Con respecto a Bielorrusia, donde el Gobierno del presidente Alexandr Lukashenko está reprimiendo a la oposición y a los manifestantes pacíficos que protestan desde los pasados comicios, los ministros -con un gran consenso en lo fundamental- han acordado aumentar la presión sobre el Ejecutivo con sanciones a los altos cargos responsables tanto del fraude electoral como de la violencia estatal.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, aseguró en una rueda de prensa que se han acordado “progresivas sanciones individuales” contra funcionarios de “alto nivel político”. La lista, agregó, estará preparada para ser adoptada “tan pronto como sea posible”.

“No puedo dar un numero concreto o los nombres precisos (de la lista), pero serán funcionarios de alto nivel. Dependerá de la evolución de la situación”, explicó al ser interrogado sobre si el propio Lukashenko será sancionado, como han exigido algunos Estados miembros.

 

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, anfitrión del encuentro porque su país ejerce la Presidencia rotatoria del Consejo europeo, recordó que la UE trata aquí de apoyar la democracia y la defensa de los derechos humanos y, en concreto, de que el Gobierno inicie un diálogo con la sociedad civil.

“Si Lukashenko aumenta la presión sobre la oposición y las manifestaciones pacíficas, nosotros como UE tenemos que aumentar la presión sobre Lukashenko”, añadió Maas.

Borrell indicó que la UE tratará de apoyar la iniciativa de mediación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Además, pidió a Rusia mantenerse al margen y no convertir Bielorrusia en “una segunda Ucrania”.

La OSCE ofrece mediación en Bielorrusia y exige respeto a los derechos humanos

Viena (EuroEFE).- La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) se ofreció este viernes como mediadora en el conflicto de Bielorrusia, destacando que no pretende imponer nada pero exigiendo un inmediato respeto a los derechos humanos.

“Espero sinceramente …

LAS TENSIONES CON TURQUÍA

Los ministros también han acordado ampliar la lista de individuos (privados, no funcionarios) sancionados por su implicación en las prospecciones ilegales turcas en el Mediterráneo oriental, una medida que se podría aprobar en septiembre.

No obstante, las diferencias entre los Estados miembros quedaron patentes en los pasos que hay que dar en el conflicto político entre Grecia y Turquía a causa de estas prospecciones, y que puede acabar degenerando por accidente en una confrontación militar entre los aliados de la OTAN.

Aquí algunos países apuestan por la negociación, como Alemania y España; mientras que otros, como Francia, Italia y Austria, abogan por mostrar una mayor contundencia con el Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan. Algunos piden acabar con su status de candidato a acceder a la UE.

El consenso alcanzado en este ámbito subraya la necesidad de “defender los intereses europeos” y mostrar “solidaridad” con Grecia y Chipre, los dos socios afectados directamente por las acciones de Turquía, explicó Borrell.

El alto representante de la UE también señaló que hay entre los estados miembros una “creciente frustración por el comportamiento de Turquía”.

Maas, que exigió a Ankara acabar con las “provocaciones”, pidió por su parte “diálogo”, una “solución política” al conflicto y dar una “oportunidad” a la diplomacia. El ministro, erigido en mediador, ha visitado en los últimos días Turquía y Grecia.

EL “NUBARRÓN” NAVALNI

El ministro alemán señaló además que el caso Navalni es un “nubarrón” en las relaciones del bloque con Rusia. En este asunto, sin embargo, los ministros no hablaron de sanciones, pero sí exigieron a Moscú una investigación transparente de lo sucedido y consecuencias legales para los implicados.

Maas, que pidió esperar a la investigación de la Justicia alemana -pues Navalni, en coma desde hace diez días, fue trasladado el pasado jueves a un hospital de Berlín-, avanzó que Alemania está dispuesta a dar más pasos en el ámbito diplomático si se prueba la implicación del Estado ruso en el envenenamiento.

Además, el ministro alemán abogó por reelaborar la política de la UE con Moscú. “El caso Navalni demuestra que necesitamos como UE una política con Rusia basada en principios, pero también más activa y más fuerte en intereses que lo que ha sido hasta ahora”, afirmó.

Editado por Miriam Burgués