La UE espera que Kazajistán aborde las irregularidades electorales

La UE espera que Kazajistán aborde las irregularidades electaorales

Bruselas/Nur-Sultán (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) confió este lunes en que Kazajistán aborde las irregulares detectadas por observadores internacionales en las elecciones que dieron la victoria a Kasim-Yomart Tokáyev este domingo con el 70,76 % de los votos, y esperó seguir profundizando las relaciones entre las partes.

“A la luz de las deficiencias informadas por la misión de la ODIHR/OSCE, esperamos que Kazajistán aborde estas violaciones, así como el marco legal y político electoral controlado, en contra de los compromisos de la OSCE y las obligaciones internacionales del país”, indicó en un comunicado una portavoz de la alta representante de UE para la Política Exterior, Federica Mogherini.

Según los resultados preliminares de la misión de observación electoral de la de la Oficina para Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR) de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), “los comicios ofrecieron un momento importante para posibles reformas políticas”, destacó la UE.

“Pero se vieron empañados por claras violaciones de las libertades fundamentales y por la presión sobre las voces críticas”, añadió, y afirmó que “hubo detenciones generalizadas de manifestantes pacíficos el día de las elecciones”.

En general, la misión electoral “reconoció que estas elecciones se administraron con eficiencia por la Comisión Electoral Central”, aunque “se observaron significativas irregularidades por todo el país”, dijo, incluidos casos de relleno de urnas, votaciones en grupo y series de firmas idénticas en listas de votantes.

El recuento también fue evaluado negativamente en más de la mitad de las observaciones, agregó la portavoz.

En el contexto del acuerdo de asociación y cooperación reforzada que la UE mantiene con el país centroasiático, la Unión dijo estar dispuesta a “seguir apoyando las reformas para reforzar la protección de las libertades fundamentales y los derechos humanos, el respeto de los principios democráticos, el Estado de derecho y la buena gobernanza”.

En ese sentido, la UE esperó trabajar con el nuevo presidente del país, así como “avanzar más ampliamente en las relaciones entre la UE y Kazajistán”.

Tokáyev, en el poder en Kazajistán desde la renuncia en marzo del padre de la nación, Nursultán Nazarbáyev, recibió el apoyo de 6,5 millones de votantes, más de la mitad del electorado.

Inicio del proceso de transición

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, inició este lunes el proceso de transición en la mayor república centroasiática ante la atenta mirada de un pueblo que exige urgentes reformas, las grandes potencias y los inversores extranjeros.

En su primera rueda de prensa tras su victoria electoral de la víspera, Tokáyev, que asumió las riendas del país en marzo después de que el padre de la nación, Nursultán Nazerbáyev, abandonara el cargo tras treinta años en el poder, dijo que rechaza el término transición y que se considera “un jefe de Estado de pleno derecho” y “no un compañero de viaje”.

“Las elecciones se llevaron a cabo, el presidente fue electo”, recalcó tras ganar los comicios anticipados del domingo con el 70,96 % de los votos, según los resultados definitivos de la Comisión Electoral Central, muy por delante de los otros seis candidatos.

Con todo, Tokáyev, de 66 años, se quedó lejos del 98 % logrado en 2015 por Nazarbáyev.

El presidente kazajo tiene ante sí la difícil tarea de garantizar la estabilidad política y la seguridad de las inversiones, al tiempo que atiende las crecientes demandas de cambio del pueblo.

China y Rusia, los principales socios comerciales de Kazajistán, y los inversores occidentales apostaban por una victoria de Tokáyev, aunque consideran que el país debe introducir reformas económicas para reducir su dependencia de las exportaciones de hidrocarburos.

Por algo recalcó en la rueda de prensa que dará “prioridad al desarrollo de las relaciones y la cooperación con nuestros países vecinos, tales como Rusia, China y los países de Asia Central”.

Tokáyev, que ya ha dicho que no va a cambiar la política exterior de Kazajistán, tiene no obstante retos internos, pues parte del pueblo, especialmente los jóvenes, cree que con la renuncia de Nazarbáyev el país debe aprovechar la oportunidad para abrir un proceso de democratización hacia una sociedad más justa.

Para saber más:

Las relaciones entre la UE y Kazajistán

► Europa y Kazajistán relanzan su cooperación