La UE impone sanciones por el ataque a Skripal y Rusia anuncia represalias

La UE impone sanciones por el ataque a Skripal y Rusia anuncia represalias

Bruselas/Moscú (EuroEFE).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han impuesto medidas restrictivas a nueve personas y una entidad por primera vez en el marco de su nuevo reglamento por el cual puede sancionar a responsables del uso y proliferación de armas químicas, como el ataque al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija, decisión que Rusia ha respondido anunciando posibles represalias.

Entre los afectados se encuentran dos funcionarios del servicio de inteligencia militar ruso, GRU, Anatoli Chepiga y Alexander Mishkin, quienes se cree que poseyeron, transportaron y utilizaron el agente nervioso tóxico Novichok contra Skripal, que fue envenenado junto a su hija Yulia en la localidad inglesa de Salisbury en marzo de 2018.

También están en la lista los directores de las Fuerzas Armadas Rusas Vladímir Stepanovich Alexseyev y Igor Olegovich Kostyukov.

Por otra parte, dentro de este marco legal, los ministros también impusieron sanciones a la entidad siria responsable del desarrollo y la producción de armas químicas, el Centro de Estudios Científicos e Investigación (SSRC, en sus siglas en inglés), así como a cinco funcionarios sirios implicados en sus actividades.

Estas personas y la entidad son los primeros incluidos en el nuevo régimen de sancionados en relación con armas químicas, aunque el SSRC ya figuraba en una lista previa de castigados por el conflicto sirio.

Las medidas consisten en una prohibición de viajar a territorio comunitario y la congelación de los activos que puedan tener en la UE.

“La decisión contribuye a los esfuerzos de la UE contra la proliferación y el uso de armas químicas, los cuales suponen una grave amenaza para la seguridad internacional”, indicaron los ministros.

Rusia anuncia represalias

Rusia advirtió este lunes a la Unión Europea sobre posibles represalias a raíz de las sanciones impuestas contra responsables y agentes de la inteligencia militar rusa por el envenenamiento el año pasado del exespía ruso Skripal y su hija Yulia.

“Nos reservamos el derecho de tomar represalias contra esta acción inamistosa”, señaló el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores en un comunicado, en el que considera que la UE probó con Rusia el “mecanismo de sanciones recientemente inventado” para castigar a responsables del uso y proliferación de armas químicas.

“Las acusaciones contra Rusia y nuestros ciudadanos en el llamado caso Skripal no resisten el escrutinio. La campaña de información desatada por las autoridades británicas en este caso persigue, en primer lugar, objetivos políticos internos”, sostiene Moscú.

El ministerio que dirige Serguéi Lavrov insinúa que Londres quiere tapar la “nueva ola de crisis en las negociaciones del ‘brexit'” con la UE con el aumento de la presión sobre Rusia, y califica de “ilegales” las sanciones “unilaterales”, al eludir, en su opinión, el Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, considera que Bruselas, con su nuevo reglamento mediante el cual puede castigar a responsables del uso y proliferación de armas químicas, “falta al respeto” a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró horas antes del anuncio de Bruselas que la actitud de Moscú hacia la posible imposición de las citadas sanciones comunitarias era “muy negativa”, pues Londres hasta la fecha no ha presentado a Rusia ninguna prueba de la implicación de agentes rusos en el envenenamiento de los Skripal.

Por Rosa Jiménez y Céline Aemisseger (edición: Desirée García)

Para saber más:

Un exespía ruso, en estado crítico por intoxicación en Inglaterra