La UE pacta con los Balcanes combatir desinformación y pide más apoyo en diplomacia

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ofrece una rueda de prensa en Bruselas (Bélgica) el 6 de mayo de 2020 al término de la cumbre telemática entre la UE y los Balcanes occidentales. EFE/EPA/Olivier Matthys/POOL

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) acordaron este miércoles en una cumbre con los de los Balcanes occidentales trabajar juntos contra la desinformación procedente de países como Rusia o China que perjudica la imagen de Europa, y les pidieron además más respaldo a sus posiciones en política exterior.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete y los de Albania, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro, Macedonia del Norte y Kosovo celebraron una cumbre por videoconferencia a causa del coronavirus, en la que volvieron a reafirmar su “apoyo inequívoco a la perspectiva europea” de la región, según la declaración aprobada por los paises de la UE en concordancia con sus socios.

“Hemos reconfirmado la perspectiva europea de los Balcanes occidentales al más alto nivel político. Significa que la continuación de las reformas sobre el Estado de Derecho, los valores democráticos, la lucha contra la corrupción, deben ser prioritarias”, recalcó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa tras la reunión.

 

Veinte años después de la primera cumbre entre las dos partes en Zagreb, la UE volvió a dejar claro que el futuro de estos países pasa por su integración en el club comunitario, aunque la reunión estuvo más centrada en asuntos urgentes como la pandemia de COVID-19 que en los procesos de adhesión.

Uno de los puntos claves que abordaron fue el de la desinformación que ha aumentado durante la crisis sanitaria contra la labor de la Unión Europea, y que Bruselas ha identificado que procede en gran medida de Rusia o China.

“Reforzaremos nuestra cooperación en la lucha contra la desinformación y otras actividades híbridas procedentes, en particular, de actores de terceros países que intentan socavar la perspectiva europea de la región”, señala la declaración de la cumbre.

Asimismo, recalcaron que es necesario colaborar de manera más estrecha para reforzar la ciberseguridad, para lo que “la comunicación estratégica es fundamental”.

Los países europeos instaron igualmente a los socios de los Balcanes a “avanzar hacia la plena adaptación a las posiciones de la UE en materia de Política Exterior, sobre todo en cuestiones en las que estén en juego intereses comunes importantes, y actuar en consecuencia”.

Por lo que respecta a la lucha contra la COVID-19 y la crisis socioeconómica que ha generado, los europeos mostraron su gratitud a los Balcanes por su cooperación médica y en la repatriación de ciudadanos, y recalcaron su solidaridad con la región al haber acordado un paquete de ayudas de 3.300 millones de euros.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, puso de relieve que, en la crisis del coronavirus, la UE ha abierto a estos países “iniciativas que normalmente son solo para la UE”, como la participación en licitaciones para adquirir material médico o los corredores para garantizar el acceso de mercancías.

“El hecho de que este apoyo y esta cooperación vayan mucho más allá de lo que cualquier otro socio ha aportado a la región merece ser de conocimiento público”, subraya la declaración.

Von der Leyen dijo que la recuperación de la UE se basará en la infraestructura necesaria para conectar las economías, la transición digital o el pacto por el clima, pero recordó también que “el mercado único es nuestra fuerza y queremos que los Balcanes se acerquen a él”.

En todo caso, para culminar ese acercamiento, la política alemana pidió a estos países avances “claros” en las reformas sobre Estado de derecho y la lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

 

Aunque no se trataron los progresos de los seis países en su camino hacia la integración en la UE, los europeos recordaron la “señal fuerte” que dieron en marzo pasado al aprobar la apertura de negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, animó por su parte a los Balcanes a reforzar su perspectiva europea independientemente de que España, al igual que otros cuatro países de la UE, no reconozca la independencia declarada por Kosovo de Serbia en 2008.

“Esta cumbre es testimonio de la importancia que la UE da a la región, una absoluta prioridad para la UE y para mi Comisión. Los Balcanes occidentales pertenecen a la UE y no hay duda de ello”, apostilló Von der Leyen.

Editado por Miriam Burgués