La UE pide el fin de la violencia en Siria y que se proteja a los civiles

Un sirio corta madera para utilizarla en la calefacción y paliar el frío. [EFE/EPA/YOUSSEF BADAWI]

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) pidió este domingo a todas las partes implicadas en la guerra de Siria, y en particular al régimen de Damasco y sus aliados, que cesen la escalada de violencia y protejan a la población civil en el norte del país.

“La escalada de violencia en el noroeste de Siria por parte del régimen sirio y sus aliados debe cesar. La última ofensiva incluye ataques aéreos indiscriminados en un bombardeo a civiles y rutas de escape”, señaló en un comunicado el Servicio de Acción Exterior (SEAE) de la Unión Europea.

La diplomacia comunitaria recordó que “todas las partes tienen la obligación de proteger a los civiles”.

“El régimen y sus aliados deben acabar con los ataques militares indiscriminados y respetar la ley internacional humanitaria”, agregó el SEAE.

Bruselas indicó que los nuevos ataques han costado “incontables vidas civiles, heridos y el desplazamiento de 80.000 personas”, lo que eleva a 800.000 personas el número de desplazados en ese país desde febrero de este año.

El Servicio de Acción Exterior de la UE pidió que se garantice rápidamente un “acceso humanitario seguro y sin obstáculos, que incluya pasos transfronterizos” y llamó a proteger a los tres millones de civiles que viven en la provincia norteña de Idlib.

Más de 235.000 personas se han desplazado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, en las últimas dos semanas como consecuencia de la intensificación de los bombardeos rusos y del Ejército sirio en el último bastión opositor del país, según un informe de Naciones Unidas.

Bruselas subrayó que la presencia de grupos terroristas en Idlib es “un problema que nos concierne a todos” y agregó que luchar contra esas bandas no permite “socavar la ley internacional humanitaria o apuntar a civiles”.

La UE señaló que su “prioridad” será trabajar para conseguir un acuerdo entre el régimen y la oposición y añadió que las “continuas hostilidades en Idlib amenazan con destruir la fe en esa solución negociada”.