La UE se da tres meses para responder al “juego provocador” de Turquía

EFE/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE), que ha elevado el tono contra Turquía pero dejando la puerta abierta a la posibilidad de diálogo, se da “como tarde” hasta diciembre para responder al “juego provocador” de Ankara en el Mediterráneo Oriental, según un alto funcionario comunitario.

Ese fue uno de los logros alcanzados en la cumbre del 1 y 2 de octubre en Bruselas, donde los Veintisiete llegaron finalmente a un compromiso para sancionar al régimen de Minsk y endurecer su postura contra Ankara, como pedía Chipre.

De no haber logrado que Chipre levantase su veto contra las sanciones ya acordadas contra Bielorrusia si no se aplicaba el mismo rasero a Turquía, los líderes europeos abrían quedado como “ridículos” a los ojos del mundo, señaló el alto funcionario a un grupo de corresponsales en Bruselas, entre ellos Efe.

En esta última cumbre, según la fuente, los Estados miembros han tomado conciencia de que “Turquía no es el problema de Grecia y Chipre, sino el problema de la UE”, por sus acciones ilegales en el Mediterráneo Oriental y su presencia en los conflictos sirio y libio, y en Nagorno Karabaj, apoyando a Azerbaiyán frente a Armenia.

“Somos creíbles”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, al final de esta cumbre extraordinaria de los 27 Estados miembros, dedicada en especial a las relaciones exteriores de la UE.

Ahora “Turquía tiene que demostrar que quiere recorrer con nosotros el camino constructivo”, añadió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la misma rueda de prensa.

Pero si el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, abunda en “las provocaciones y las presiones” y elige la vía de las “decisiones unilaterales que violen la legalidad internacional”, la UE utilizará “todas sus herramientas”, advirtió Von der Leyen.

Esas “herramientas” se empezarán a aplicar a final de este año si Turquía, uno de los miembros más antiguos de la OTAN, persiste en esa vía en aguas del Mediterráneo Oriental, ya que sus operaciones en la zona afectan a la soberanía de países miembros de la UE, en este caso Grecia y Chipre.

El acuerdo final era “la única zona de aterrizaje posible” de la cumbre, por eso aunque estaba elaborado antes de que comenzase, no se puso sobre la mesa desde el principio para no arruinarlo y dar espacio al debate en el seno del Consejo, según la fuente.

La UE sanciona a Bielorrusia y eleva el tono contra Turquía

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) acordaron este jueves sancionar a Bielorrusia por reprimir a la oposición democrática y elevar el tono contra Turquía por las prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo Oriental, dos escenarios diplomáticos cruzados que …

 

¿CÓMO SE CONSIGUIÓ QUE CHIPRE LEVANTASE SU VETO?

Si se alcanzó la unanimidad sobre la cuestión bielorrusa fue porque los Veintisiete lograron convencer a Nicosia de que abandonara su veto. Pero no fue fácil, ya que Ankara continuaba con su perforación ilegal de aguas chipriotas, por lo que el presidente Nikos Anastasiades exigía un mensaje firme de la UE.

Los Veintisiete dedicaron “8 o 9 horas” de la cumbre a buscar la fórmula que les permitiera mostrar firmeza hacia Ankara sin arruinar los progresos realizados en Grecia en las últimas semanas, según el alto funcionario.

Fue precisamente el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, quien desempeñó un papel importante en el resultado, mostrando su apoyo al presidente chipriota y, de vez en cuando, pidiéndole que moderase sus exigencias, según la misma fuente.

Y aunque finalmente no se establecieron sanciones contra Ankara, sí se le dejó claro que le interesaría ser menos explosivo en un momento en el que el país está siendo devorado por la crisis económica, según el alto funcionario.

Así pues, los europeos se comprometen a “poner en marcha un programa político positivo de la UE y Turquía” si Ankara acepta “los esfuerzos para poner fin a las actividades ilegales con respecto a Grecia y Chipre”.

De lo contrario, están dispuestos a utilizar “todos los instrumentos y opciones de que disponen (…) para defender los intereses de la UE y sus Estados miembros” y a tomar “decisiones, si es necesario, a más tardar en su reunión de diciembre”.

Ese es el marco y el calendario, y a partir de ahora le toca el turno a la diplomacia: tanto Charles Michel como Kyriakos Mitsotakis se reunirán con Recep Tayyip Erdogan en los próximos días.

Editado por Miriam Burgués