La UE tiene esperanza en resolver el conflicto de Ucrania, del que sigue culpando a Rusia

Participantes posan para una foto de familia durante la cumbre de la OSCE en Bratislava (Eslovaquia) el 5 de diciembre de 2019. (Eslovaquia). EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

Bratislava (EuroEFE).- La Unión Europa (UE) aseguró este jueves que hay “esperanza” de que se abran nuevas vías para la resolución pacífica del conflicto armado en Ucrania, del que culpó a las “violaciones del derecho” internacional cometidas por Rusia.

“Creo que tenemos que dar la bienvenida a los recientes desarrollos positivos en Ucrania”, aseguró el nuevo alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, durante la apertura de la cumbre que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) celebra en Bratislava.

Borrell se refirió a la “esperanza” que trae la reunión que el próximo 9 celebrarán en París los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, la primera de este nivel desde 2016 y de la que se espera un nuevo impulso a una solución dialogada al conflicto que estalló en 2014.

Esa reunión llega tras varios pasos positivos, como intercambios de prisioneros y retiradas de fuerzas de ciertos frentes.

Ese formato de encuentro, conocido como el Cuarteto de Normandía, pretende desbloquear la situación y aplicar una solución que pase por la convocatoria de elecciones en la región ucraniana de Donbás, donde se enfrentan separatistas prorrusos con las tropas de Kiev.

Una vez verificadas por la OSCE la limpieza y validez de esos comicios, el Parlamento ucraniano daría el visto bueno a un estatuto de autogobierno a las dos autoproclamadas repúblicas prorrusas, Donetsk y Lugansk.

Con todo, Borrell aseguró que en el “núcleo del conflicto” sigue siendo lo que calificó como “violaciones de Rusia de la legislación internacional” a través de la anexión ilegal de la península ucraniana de Crimea y la “agresión en el este de Ucrania”.

 

Progresos en el diálogo

También Miroslav Lajcák, ministro de Exteriores de Eslovaquia, país que ocupa hasta final de año la presidencia rotatoria de la OSCE, se refirió al progreso logrado en el diálogo sobre el conflicto desde enero, cuando, dijo, “las cosas parecían desoladoras” y se había producido un aumento de la tensión.

“Pero lo que hicimos, como presidencia, fue poner todo el peso político y operacional de la OSCE” en una serie de pasos y medidas tangibles, explicó el anfitrión de la conferencia, que termina este viernes.

De hecho, el ministro afirmó que “nadie podía predecir” en enero que el Cuarteto de Normandía iba a reunirse este año.

“Este es un extremadamente importante impulso para mantener vivos los Acuerdos de Minsk”, subrayó Lajcák sobre ese pacto de alto el fuego, cuyo cumplimiento ha sido intermitente desde entonces.

Con todo, el ministro eslovaco recordó que “la gente sigue sufriendo y muriendo” en el este de Ucrania y que la OSCE “no puede olvidar Crimea”, ocupada y anexionada ilegalmente por Rusia.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Vadym Prystaiko, se mostró también optimista sobre los últimos avances, pero insistió en reclamar la retirada de “todas las tropas ilegales” de Ucrania y que el país recupere el control de sus fronteras.

Rusia quiere superar el estancamiento con la UE

Por otro lado, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró que superar el “dilatado estancamiento” de las relaciones con la Unión Europea, debido especialmente al conflicto armado en Ucrania, sería beneficioso para las dos partes.

Lavrov y Borrell mantuvieron una reunión durante la que el ministro ruso planteó que restablecer “una interacción mutuamente beneficiosa, equitativa y respetuosa entre Rusia y la UE” sería positivo para toda Europa.

 

Según informó el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado, Lavrov destacó “la importancia y la utilidad recíproca que ofrecería un diálogo sustancioso entre la UEEA (Unión Económica Euroasiática) y la UE”.

Por su parte, la oficina de Borrell señaló que durante el encuentro se discutió la situación en el este de Ucrania y que el alto representante destacó que es “crucial” la plena aplicación de los Acuerdos de Minsk sobre el alto el fuego en la zona del conflicto armado entre las tropas ucranianas y los separatistas prorrusos.

Editado por Miriam Burgués